Discos Críticas

Crítica y reseña de ‘West coast highway cosmic’, álbum de Datura4.

…inagotables y prolíficos como pocos, en cinco años han grabado un póquer de álbumes con una calidad portentosa, donde converge el hard-rock, el blues, la psicodelia y el powerpop en perfecta armonía…

Exactamente un año y doce días después de «Blessed is the boogie» ha visto la luz el cuarto disco de los australianos Datura4, la banda que lidera el egregio Dom Mariani (Stoneage Hearts, The Stems, Someloves, Majestic Kelp, DM3,…) como compositor, voz principal y guitarra, escoltado por Stu Loasby al bajo, Warren Hall a la batería y Bob Patient al teclado.  

Inagotables y prolíficos como pocos, en cinco años han grabado un póquer de álbumes con una calidad portentosa, donde converge el hard-rock, el blues, la psicodelia y el powerpop en perfecta armonía, dando pasos de gigante en cada publicación y manteniendo ese estilo tan particular que comenzó a gestarse en el 2015 con «Demon blues».

Datura4 - West coast highway cosmic
Datura4

Conduciendo por la interestatal se presenta a modo de introducción «West coast highway cosmic«, un soberbio temazo de rock psicodélico que da título al álbum y que nos transporta por el espacio sideral. Cual si hubiesen hallado la estela de un cometa ambientado por música de los primeros ZZ Top, con hombres lobos y con perros aullando durante la noche, sigue la travesía con «Wolfman woogie« hasta toparse con el monstruo de los ojos verdes en «Mother Medusa«. Cuidado con su energía rocanrolera setentera que sirvió de tercer y más reciente anticipo del álbum que nos ocupa y con «A darker shade of brown«, cuyas demoníacas guitarras atraparán hasta la más sucia de las almas.

En «You’re the only one«, un blues más reposado y pantanoso que sirvió de carta de presentación, se produce el primer giro y comienza a fluir el amor y aliviarse el espíritu. Entre blues-rock y rock sureño se desborda la apasionada «Rule my world«. Y de ahí al desamor con «Give«, a ese ‘cuanto más doy más quieres’ en, seguramente, mi favorita del disco.

Mentiras, un corazón roto y un pacto con el diablo en el enorme blues eléctrico de «You be the fool» para continuar con el boogie-rock acelerado sobre celos y engaños  de «Get out« y con una especie de himno de rock psicodélico como «Evil people pt.1« sobre un mundo con algunas personas buenas y muchas malvadas, encargado de cerrar este intenso viaje por la autopista más cósmica.

 


2 comentarios

  1. Lo tengo en el disparadero, los precedentes no decepcionaron, en especial los dos primeros y parece que la racha sigue, buenas noticias.
    Abrazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

The Wave Pictures – Great big Flaming burning moon (2015)

...y por supuesto también perduran los estribillos pegadizos, la urgencia, la imperfección, la inmediatez, la latente sensación de que improvisan... Incontinentes, desenfrenados, incluso visiblemente viciosillos a ..

Paul Weller – «Hit Parade – Box Set» (2007)

La ciudad industrial de Woking perteneciente al condado inglés de Surrey y situada a sólo unos 40 kilómetros de la "City" era famosa por ser ..

Jim White Vs The Packway Handle Band – Take it like a man (2015)

Sin ninguna referencia previa de The Packway Handle Band su disco "Take it like a man" llegó a mi vida para hacerla algo mejor. Este ..

Lucinda Williams – Essence (2001)

Tengo día Essence, Essence es un estado de ánimo, ni siquiera se le puede catalogar de disco al uso, ni tampoco de colección de canciones.No ..