Aretha Franklin - Young Gifted Black

Críticas Discos Especiales

Celebramos los 50 años de “Young, Gifted and Black” en el que definitivamente Aretha se corona como Lady Soul.

Lady Soul. El milagro hecho persona. La demostración de que la magia existe. La más grande entre las grandes sin comparación alguna. Aretha es la Reina. La única y verdadera a la que rendir pleitesía. Su época de los sesenta es simplemente magistral, esa en la que se corona Reina en 1968 con “Lady Soul” y confirma con “Aretha Now” el mismo año, justo cuando Atlantic Records entró en su vida y le dio un pequeño meneo.

Con Atlantic firma sus mejores Lps. Su época dorada se ve coronada con cuatro Putas Obras Maestras (POM’s) en las que uno podría vivir eternamente embriagado de belleza y felicidad. “Spirit in the Dark” (1970) es ese disco de reivindicación personal, de caerse mil veces, levantarse y reinventarse. Obra magna previa a su enorme directo “Live at Fillmore West”, sin duda uno de los mejores de la vida, donde hay uno de los primeros alegatos feministas de la historia. Un puñetazo sobre la mesa, puro empoderamiento negro y femenino.

Celebramos los 50 años de "Young, Gifted and Black" en el que definitivamente Aretha se corona como Lady Soul.
Amazing Aretha!

En 1972 aparece “Amazing Grace“, tal vez el disco con el que todo el mundo coincide que tocó el cielo. Su cima. Antes, llegó mi favorito de la señora Franklin, esa joya que responde por “Young, Gifted and Black” y que emana esa belleza de principios de los setenta cuando parecía que el mundo se acababa con la disolución Beatle y el rocanrol sucio de los Stones y la dureza de los Zepp asaltaban la banca. En esas, Lady Soul, repuesta de su divorcio y tremendamente comprometida con su gente nos deleitó.

Creo que el directo de “Fillmore” fue un antes y un después en su carrera. Confianza y reivindicación en un país sumido en el conflicto racial. El disco que nos ocupa tiene a Aretha en portada con un atuendo Africano y el título no puede ser más claro: Jóvenes, poderosas y negras. Disco rompedor en plena turbulencia. Su décimo octavo disco de estudio es simplemente sensacional donde el soul tradicional se mezcla con el funk, el gospel y el jazz que marcarían a fuego el futuro de este imprescindible género musical con unos músicos espectaculares y una voz al alcance de muy pocas.

Aretha está también muy fina con las composiciones propias, dudo que se encuentre algún fallo, algún relleno.. pero es que las composiciones ajenas no le van a la zaga y las versiones brillan y encajan a la perfección. El título del disco y el cuarto tema del mismo, que le da nombre, ese “(To be) Young, gifted and Black” es original de Nina Simone (otra de las Diosas…) de 1969 pero ese barniz soul que le da Aretha… esa magia… es simplemente insuperable cual himno generacional, todavía hoy, 50 años después sigue poniendo la piel de gallina.

Celebramos los 50 años de "Young, Gifted and Black" en el que definitivamente Aretha se corona como Lady Soul.

El disco comenzaba con las delicadas notas al piano de “Oh my Oh my (I’m a fool for you baby)”, en ella vemos a todas las “reinonas” futuras del soul intentando repetir la jugada pero sinceramente quedan retratadas al ni acercarse a su sensibilidad. Original de Jim Doris en los Muscle Shoals Studios en la voz de Aretha se convierte en pura lluvia. “Day Dreaming” es un pequeño tesoro. Se rumoreaba que era obra de Dennis Edwards de los Temptations pero no, es de Aretha, y brilla gracias a la flauta de Hubert Laws y el pianito de Mr Donny Hathaway.

Hay momentos más movidos y alegres como los de “Rock Steady”, otra vez con Donny metido en el meollo, un auténtico lujo tenerlo en el disco, aunque también aparecen el gran Dr John, Cornell Dupree o Billy Preston. Sí, una locura. “Rock Steady” es sexi, es funki, es callejera, y 50 años más tarde sigue sonando fresca y moderna. Nos lleva a la ya comentada “Young, gifted and black” y de ahí al baladón “All the king’s horses” inspirada en su fracasado y turbulento matrimonio. Joyón.

El feminismo de “A brand new me” te agarra los bemoles, te los sacude y te hace persona mientras que el “April fools” de Bacharach resplandece a la voz de la Reina. Sin embargo, es la versión del clásico de Otis Redding “I’ve been loving you too long” la que nos deja sin aliento, knockeados, ojipláticos. Parecía imposible superar a la original, si acaso igualarla pero Aretha no sé como se lo hace pero se lleva el gato al agua dándole una vuelta de tuerca.

Otra joya firmada por Aretha sorprende. “First snow in Kokomo” es preciosa, enlaza con las notas musicales a modo de lluvia delicada de la inicial “Oh my oh my”, liga el disco de manera sensacional y cuando llega la versión “Beatle” de “The long and winding road” que aún siendo estupenda, porque lo es, es en mi opinión lo más flojo de este álbum clásico, estamos extasiados. Claro que “Didn’t I (Blow your mind this time)” de los Delfonics nos vuela la cabeza. Impresionante.

El disco finaliza con la curiosa elección de un tema firmado por Elton/Taupin, “Border Song (Holy Moses)”, aparecido en esa joya de 1970 de Elton John, que le viene a Aretha como anillo al dedo. Tanto la canción de Lennon/McCartney como la de Elton/Taupin en manos de Aretha se convierten en himnos de libertad, en poderosas canciones de pura reivindicación. Gospelianas sin remisión, mágica y bellas como un disco, mi favorito de Lady Soul, que a sus 50 años sigue deslumbrando a quién decida sumergirse en él.

Aretha Franklin – Young, Gifted and Black (1972)

Aretha Franklin - Young Gifted Black
Aretha Franklin – Young Gifted Black

01.- Oh Me Oh My (I’m A Fool For You Baby)/ 02.- Day Dreaming/ 03.- Rock Steady/ 04.- Young, Gifted And Black/ 05.- All The King’s Horses/ 06.- A Brand New Me/ 07.- April Fools/ 08.- I’ve Been Loving You Too Long/ 09.- First Snow In Kokomo/ 10.- The Long And Winding Road/ 11.- Didn’t I (Blow Your Mind This Time)/ 12.- Border Song (Holy Moses)

Últimos artículos de David H. Molina 'Nikochan' (ver todos)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos que te pueden interesar

jack-white-fear-of-the-dawn-2022
Jack White – Fear of the Dawn (2022)

Jack White, nos deleita con su cuarto y azulado disco. Un despelote guitarrero repleto de blues, fuzz, y voces esquizofrénicas

Well, I'm still here
Unicorn – Well, I’m Still Here (2022)

Unicorn, el proyecto de Pepe Ferrández (Dixie Town), suena de miedo. Suena a clásico instantáneo, a tomas pérdidas...

curtis razzmatazz
Curtis Harding. Crónica concierto en Razzmatazz (27/2/22 BCN)

Curtis Harding presentó en Razzmatazz sus nuevas canciones con nota, alternando con éxitos de otros años

river dreams small paintings
River Dreams – Small Paintings (2022)

River Dreams firman desde las antípodas un soberbio disco de debut. Místico y atmosférico.