Discos Críticas

Crítica y reseña del disco ‘De Tuset a Las Ramblas’ de Los 4 Señores.

 …con más brío, enjundia, solera y crudeza si cabe, y con sobredosis de rhythm&blues, rock setentero y pub rock anfetamínico de casta y de buena escuela…

Si hay sopor dominical, si hay vida en el sofá casero, si hay letargo invernal o “Tarde otoñal” siempre nos quedará la posibilidad de abrir otra Voll Damm y disfrutar de Los 4 Señores. Hace ya cinco años que los descubrí, que me cautivaron con su debut homónimo, y ahora han vuelto con más brío, enjundia, solera y crudeza si cabe, y con sobredosis de rhythm&blues, rock setentero y pub rock anfetamínico de casta y de buena escuela.

Recordemos en primer lugar que estos hidalgos caballeros procedentes de Barcelona son Manolo Crespo (voz) Dani Prenafeta (guitarra), Andrés Verdú (batería) y Joan Llovera (bajo), cuatro egregios que han pasado por bandas catalanas tales como Kamembert, Killwatts, Wom! A2 o Brighton 64.

 De Tuset a Las Ramblas de Los 4 Señores.

Mientras que en el mencionado estreno del 2017 imperaban las adaptaciones a la rica lengua de Miguel Hernández o Valle-Inclán de clásicos de Solomon Burke, Muddy Waters, Rolling Stones, Willy Dixon, Dr Feelgood…, en este segundo trabajo discográfico que ha sido editado por el sello Family Spree Recordings prevalecen las composiciones propias con la muy digna excepción del trallazo “Bebiendo y bailando” de Mermelada, y en las que, a través de la contundencia guitarrera, rítmica y percusiva, o de unas elaboradas letras provistas de mordacidad y de sobrado talante rocanrolero, presenciamos un avance en esa combinación de elementos del rock and roll más primitivo, como son rhythm&blues, garage, beat-pop, punk-rock…

Uno de los aspectos que atraen considerablemente de este álbum es su caracter conceptual, con múltiples alusiones a la conocida como ciudad Condal, desde sus garitos a escenas cotidianas y existenciales de sus vecinos, mostrando siempre actitud y alma tan juvenil como rebelde. Además resulta muy apropiado el título que, desde esa calle Tuset, evoca el intento de modernidad de una urbe en los sesenta y setenta a pesar del tardofranquismo más rancio. 
Beber y bailar, los tiempos pasados siempre fueron mejores, esa parece la consigna.

A tener en cuenta también que no estamos ante una banda tríbuto pero emerge claramente el espíritu de Lee Brilleaux, de Wilko Johnson o incluso de Javier Teixidor, con un rock and roll que no envejece aunque lo haya hecho buena parte del público que todavía rinde culto a este estilo de música.

De Tuset a Las Ramblas de Los 4 Señores.

Salvando los “Sagrados días” todo el resto es energía. Muestras de ello son himnos como “Contra Manuel Crespo”“Sin llorar”“Volverás”, “Sonó aquella canción”“Mejor peor” o “Puedo perdonar”. Sin menospreciar ninguna de las mentadas piezas destacaría “Tus delicias”, que suena a barrio bajo, con indirectas a la pijería de Pedralbes, o “Gente normal” en un mundo anormal, la historia de Mary la dependienta, de su alquiler, de los engaños sufridos, de sus cenas veganas…

El inicio del 2022 es reciente. Habrá que estar pendiente a lo largo de todo el año cuántos artefactos musicales realizados en el estado español pueden superar a este “De Tuset a las Ramblas”. Me atrevo ya a augurar que será ninguneado por la mayoría de “medios de relumbrón” aunque sean pocos, muy pocos los que estén a su altura rocanrolera, repleta de señorío, hidalguía, tronío y distinción. Iremos viendo. 


2 comentarios

  1. Muy buenas.Habia oido hace una semana la versión de Mermelada de los 4Señores de los que no sabia nada.Me alegro,Mermelada merecen de sobra su trono en el Rock & Roll hispano,y era una justa revindicación.Pero me quede en que no igualaba la canción original y no le di mas importancia.Al poner el disco aquí,dije,¡vamos,otra oportunidad!.Ya me sorprendio en la primera canción y según pasaban estas,vi que la cosa iba muy en serio.Tocan estos 4Señores como si tuvieran 18 años,con la misma rabia y energia (Las fotos dicen otra cosa) y un disco que encajaria perfectamente a finales de los 70’s y bien entrados en los 80’s,lo hace chulescamente y con orgullo en el 2022,y es maravilloso,me hacen sentir lo mismo que en mi ya lejana juventud.
    El de los Fusiles (Increibles) y este,quizás se a la forma de enganchar a alguna parte de la juventud,por ese punto de rebeldia y pasión (si hubiera una buena distribución y un interes de los medios) mientras a los ya supervivientes nos siguen dando esperanzas y sed de mas cervezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos que te pueden interesar

Rarito y su ‘Edición especial para zurdos’

Reseña y crítica de ‘Edición especial para zurdos’ de Rarito, nuevo trabajo de La Familia Horror.

El soberbio regreso de Hotel Valmont en el 2022

Reseña y crítica del nuevo trabajo discográfico homónimo de los madrileños Hotel Valmont.

Jon Spencer & The HITmakers y su incendiario ‘Spencer gets it lit’ (2022)

Reseña y crítica de ‘Spencer gets it lit’, álbum publicado en 2022 por Jon Spencer & The HITmakers.

‘Skinty fia’. La esperanzadora ascensión de Fontaines D.C. (2022)

Reseña y crítica de ‘Skinty fia’, álbum publicado en 2022 por los irlandeses Fontaines D.C.