Misadventures-of-Doomscroller

Críticas Discos

Dawes firman un notable disco anclado en los 70s y amable en exceso pero que sin duda es un gran ejercicio de rock melódico americano

Sobre el papel, la banda californiana Dawes liderada por Taylor Goldsmith, debería ser una favorita absoluta en el hogar nikochiano. La verdad es que un día lo fueron gracias a discos como “Nothing is Wrong” (2011) y “All Your Favorite Bands” (2015) pero tal como vino esa trempera se fue. El interés se perdió rápidamente por algunos trabajos de dudosa calidad, tomando la banda un rumbo que a un servidor poco o nada le hacía tilín.

La voz de Taylor da para lo que da y su manera de componer es muy clásica. Aproximándose tanto a gigantes americanos tipo CSN, Eagles y animales de similar pelaje como a artistas más actuales y amigos, véase Conor Oberst o el mismísimo Jonathan Wilson que en su nuevo disco, Misadventures of Doomscroller, tiene mucho que decir. En este nuevo trabajo Dawes sorprenden por la manera de componer, más cercana a unos Steely Dan de andar por casa y por la duración de sus temas.

Dawes firman un notable disco anclado en los 70s y amable en exceso pero que sin duda es un gran ejercicio de rock melódico americano

Únicamente siete temas, tres de ellos alrededor de lo nueve minutos, conforman un disco para escuchar sentado y atento, para ser degustado con tranquilidad aunque no parece que sea ese disco que nos robará el corazón y que escuchemos dentro de una década pues discos con reminiscencias setenteras, con mucha fusión, guitarras jazzísticas y suites rocanroleras de haberlos los hay mejores sin duda. Es mal disco? NO. Goldsmith no sabe hacer discos malos, obviamente, pero su escucha es un placer efímero.

La inicial “Someone else’s cafe/doomscroller tries to relax” es una pieza de orfebrería de nueve minutos de duración que nos traslada a los setenta. La mejor canción del lote sin duda alguna. Tan buena que ensombrece al resto. Hay tanto de Steely Dan como de CSN. Es una gozada, y en este caso sí podemos decir que una canción bien vale un disco entero. En “Come sin Waves” mantienen el sonido calmado y con mucha clase aunque hay guitarras a lo “Fleetwood” pero sin desmelenarse. Todo en su sitio.

Dawes firman un notable disco anclado en los 70s y amable en exceso pero que sin duda es un gran ejercicio de rock melódico americano

Las comparaciones con Wilco son exageradas, primero porque la banda de Jeff Tweedy directamente juega en otra liga, claro que si algún tema tiene ese regusto (aunque sin la garra de aquellos) podría ser “Everything is permanent” aunque sería más una mezcla de Wilco con Eagles. En “Ghost in the machine” despiertan rítmicamente un algo y dejan de lado el sonido relajado y amable del disco pero a parte de un ritmo más vivo poco más, en mi opinión la peor composición del álbum.

“Joke in there somewhere” tiene ese regusto a Jonathan Wilson a Todd Rundgren a un Laurel Canyon narcotizado. Gusta y se deja gustar. Es amable, apacible… Bonica… El cierre se lo dejan a “Sound that no one made/doomscroller sunrise”. Otra composición de nueve minutos en la que hasta podría venirnos a la cabeza los Pink Floyd o un Tweedy recatado. Junto a la inicial es mi canción favorita del disco. Un inicio y un final descomunal con unos intermedios algo más previsibles.

Dawes firman un disco muy interesante. Amable en exceso pero repleto de calidad musical a pesar de que la originalidad brille por su ausencia. Sonando a bandas más grandes y legendarias, rememorando sonidos pero por otro lado haciéndolos suyos sin problemas. Un disco que engaña, pues o es más de lo que parece o menos de lo que pretende, en todo caso es un gran ejercicio de rock melódico americano.

Dawes – Misadventures of Doomscroller (2022)

Dawes firman un notable disco anclado en los 70s y amable en exceso pero que sin duda es un gran ejercicio de rock melódico americano

01.- Someone Else’s Cafe + Doomscroller Tries To Relax/ 02.- Comes In Waves/ 03.- Everything Is Permanent/ 04.- Ghost In The Machine/ 05.- Joke In There Somewhere/ 06.- Joke In There Somewhere (outro)/ 07.- Sound That No One Made + Doomscroller Sunrise


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos que te pueden interesar

José Ignacio Lapido – El alma dormida (2017)

...inspirado en la serena contemplación de aspectos relacionados con el rápido transcurso existencial...  La llegada de un nuevo trabajo discográfico de The Grandmaster es siempre ..

Ray Lamontagne – Till The Sun Turns Black (2006)

Seguro de que algún día le pasará lo que a los tres diamantes de Nick Drake.  Su tiempo les dejó pasar, no les entendió ni ..

J.J. Cale – Really (1972)

Pese a las escasas valoraciones que se le otorgaron en su momento, la mayor parte de los discos de J.J. Cale no bajan del notable, ..

El Ser Humano - Casa
El Ser Humano – Casa (2019)

Reseña: El Ser Humano - Casa (2020). el valenciano se ha asociado con la prestigiosa revista musical virtual Muzikalia, aceptando el compromiso de publicar una ..