Críticas Discos

                                                                        
Primer disco de estudio de Television, otra perla de «factoria CBGB» como Talking heads, Blondie o los propios Ramones, y según un periodista musical (que creo recordar era Ignaci Julià pero no estoy seguro del todo): «el vademécum definitivo para todo aquél que quiera hacer música de guitarras». «Marquee moon», para hacerlo lo más sintético posible, vendría a ser (como fenómeno) algo así como la versión más ilustrada o sesuda del «Nevermind the bollocks» o los primeros discos ramonianos. De esta forma estamos ante un disco, monolítico ya, que reune y concreta las inquietudes y referencias de uno de esos geniecillos con que la historia rocanrolera, caprichosa ella,  nos sorprende de mucho en mucho: Tom Verlaine. Así tenemos los ecos evidentes, remotos y neoyorquinos de Reed y la Velvet de la misma forma que una fascinación obvia por los Bowies y T. Rex de un lustro atrás en el tiempo, y ello sin perder nunca la crudeza y desnudez punk al que rinden pleitesía de espíritu (aunque no de obra, o no especialmente). Encontramos entre sus ocho pistas, que rondan los 45′, un uso de la guitarra por parte del propio Verlaine, así como de Richard Lloyd, que alcanza rasgos de pura alquimia. Cada canción tiene una mitología propia del rascarse los oidos y recogerte lo tuyo (que se te ha caido suelo). Y lo que más puede extrañar (tras tanto leído u/y escuchado) a algunos que se enfrenten a él por vez primera: no es un disco especialmente «cañero». Si algún jovencito rocanrolero de bien de «diecimuchos» o «veintipocos» se  acerca a esto, por algo leído o recomendado, esperando encontrar «Tommy Gun», «Beat on the Brat» o «God save the Queen» se va a llevar un chasco de la muerte. El sonido de esta gente, y sobre todo disco, es el sueño cumplido (en cuanto a curiosidad, que la Historia como está que no la toque nunca nadie) de ¿como hubieran sonado los discípulos de Warhol con Bolan como principal cantante en vez de Reed? (o eso, correcto o parida, es siempre lo que subjetivamente me ha proyectado). Las canciones en si, desde la vivaracha «see no evil» de entrada hasta el dramón «torn curtain» de cierre, te van aostiando sin compasión que medie y a base de pura, dura y cojonuda calidad.  No pienso darle más vueltas todavía en esa dirección a una obra que, pienso, tiene (desde hace menos de lo que merece, quizá) un firme status de ocupar las primeras posiciones de cualquier «chorrotop» de la historia que se precie. Y a modo cierre, y por supuesto, está lo de los 10′ del título de cabecera, que no seré yo quien los obvie jamás. Jamás, repito. Hasta lo de «imprescindible» me parece poco (y de principio a fin de disco) con el «Marquee moon» de las narices.

Television – «Marquee Moon» (1977)
10/10
01. «See No Evil»/ 02. «Venus»/ 03. «Friction»/ 04. «Marquee Moon»/ 05. «Elevation»/ 06.»Guiding Light»/ 07.»Prove It»/ 08. «Torn Curtain».

Por Guzz

*post aparecido originalmente en Citizen Guzz

Por


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

The Bevis Frond - Little Eden (2021)
The Bevis Frond – Little Eden (2021)

Reseña: The Bevis Frond - Little Eden (2021)

Introducing The Fantastic Fellinis (2021): ultrasónico debut

Reseña sobre el álbum debut de The Fantastic Fellinis.

Quique González – Sur en el valle (2021)

Reseña: Quique González - Sur en el valle (2021)

blunt bangs proper smoker
Blunt Bangs – Proper Smoker (2021)

Reseña del bautismo de la banda de Athens, Blunt Bangs. Indie power-popero excitante y muy disfrutable con el espíritu de un Robert Smith juguetón y ..