Burning. Madrid - Alfred Crespo

Críticas Libros

Reseña de un libro vital y comprometido con Burning, su historia y el rock and roll.

Es posible que para alguien como el que suscribe, que desde adolescente lleva repitiendo la cantinela aquella de que Burning son mi banda patria y punto, resulte un tanto indecoroso admitir que ha tardado más de una década en leer un libro como «Burning. Madrid», obra del periodista y ‘burningniano’ Alfred Crespo y uno de los pocos (y necesarios) documentos escritos que existen sobre la indispensable e incombustible banda de La Elipa.

El autor, sobradamente conocido en el mundillo editorial/musical del país por su relevancia en la historia y existencia de referentes como Ruta-66 (codirector) o la editorial 66rpm (Director) – bajo cuya firma se publica el libro que hoy nos ocupa – es el principal artífice del éxito en todos los aspectos con que se salda «Burning. Madrid», así como la satisfacción y magisterio que supone su lectura.

Alfred Crespo
Alfred Crespo

El libro es un ameno y fluido recorrido por la historia de la más legendaria formación de rock and roll habida en España. Desde los primeros pasos cantando en un estrambótico inglés, en los días en que Enrique (Langstroom) Pérez montó Burning (tras varios nombres finalmente desechados), pasando por sus años glam ataviados con rímel y pelucas y hasta los momentos más recientes (en su segunda edición de 2022 actualizada hasta nuestros días, la primera se queda obviamente en el momento de su publicación: 2012).

Las andanzas de Burning son contadas por sus protagonistas (con la lógica excepción de Pepe Risi, Antonio Martín y Manolo Fernández), pero también por managers, colaboradores musicales en los estudios y escenarios, amigos, periodistas o miembros de otras agrupaciones que coincidieron con ellos a lo largo y ancho del estado y que por regla general cuentan con su amistad y respeto.

Crespo acuña acá y acullá comentarios personales, aclaraciones y también orientaciones que hacen de argamasa a los relatos, anécdotas y recuerdos de unos y otros, tirando de esa manera un hilo conductor que enriquece y contextualiza por una parte y facilita al lector el seguimiento preciso del orden de la historia por otra.

La lectura se siente excitante y vibrante para cualquier fan, ya que el autor huye de la tentación de construir uno de esos habituales libros de texto sobre un grupo de rock, aburridos ensayos tratados como si de la biografía de un dictador africano o de un jesuita en las misiones se tratase, textos por lo general consistentes en una tediosa concatenación de datos, fechas y notas a pie de página carentes de alma y sentimiento aunque, no me cabe duda, perfectamente documentados y referidos en perfecta cronología.

Burning
Burning

Este libro es otra historia. En estas páginas no hay lugar para lo excesivamente académico u ortodoxamente periodístico. En las narraciones rebosa la sinceridad, la nostalgia y el amor por una época y una música; por una banda y por unos seres humanos con sus luces y sus sombras. No se ocultan los peores momentos del grupo: las adicciones que llevan a episodios que rozan (cuando no abordan a saco) lo patético; las idas y venidas de músicos, managers o productores; las disputas personales entre miembros y su reflejo en ciertas canciones y discos, portadas e historias muchas veces hirientes.

Y los discos, siempre peleados como si de quimeras se tratase. Siempre en busca de un estudio en condiciones, del refugio de una discográfica, de un presupuesto, de una promoción… cuestiones imprescindibles que nunca llegaban, nunca llegaron. Todo ello ayuda a forjar el carácter de Burning, su épica adherida al rock and roll way of life pero con esa raza especial que les hace resistentes, tozudos, bohemios de barra de whiskería, de jeringuilla y madrugadas convertidas en agujeros negros. En definitiva: en supervivientes.

Todo ello está presente de manera concisa y veraz en «Burning. Madrid». Crespo hace incisos sobre el contenido de los discos, repasa las canciones y deja una lectura personal pero no dogmática sobre el aspecto musical, aunque se preocupa de que las circunstancias de las sesiones de grabación sean perfectamente explicadas por los protagonistas de las mismas.

No se esquivan los momentos más penosos: la marcha de Kike, de Lito y especialmente de Toño y Manolo. Los conciertos marcados por las sustancias y rematados por los colocones. Las pérdidas irreparables, sus consecuencias y dolores, y la vigencia de la marca siempre bajo la resistente espalda de Johnny, convertido en líder, motor, estómago y cerebro del grupo.

Escuchamos (leemos) a personajes y testigos tan selectos como: Johnny, Enrique, Maikol, Ramiro Penas, Mariskal Romero, Loquillo, Ramoncin, Fernando Colomo, Jesús Ordovás, Pinacho, Francisco Serés, Oriol LLopis, Diego A. Manrique, Quique Tudela, Miguel Ríos, Carlos Guardado, Nico Álvarez…

Algo bueno tenía que tener la demora de más de una década en acometer esta lectura y es la posibilidad de leer la versión revisada con los últimos y en mi opinión penosos acontecimientos que han rodeado a Burning. Las disputas con Leiva, la gira de despedida (con alusiones al bolo de Bilbao que presencié emocionado), el homenaje trampa en La Elipa a Toño y Risi, los tristes y muy beligerantes (especialmente por una parte de los protagonistas) enfrentamientos entre Johnny y los que durante más de dos décadas fueron o creíamos que eran Burning… la breve pero excelente aventura de Johnny en solitario con «Hagámoslo» (reseña) y finalmente la vuelta de la marca Burning, aquí convenientemente explicada.

Y Burning sigue, la leyenda continúa, con nuevos miembros, nuevo repertorio y como siempre con la ilusión que insufla el rock and roll en algunos corazones, el influjo de Risi, la estrella errante que todo rockero sigue de forma intuitiva y el liderazgo de Johnny.

«Burning. Madrid» ha sido una experiencia reconfortante, dura a veces aunque en realidad no por resultar desconocida. Un libro vivo y claramente posicionado en favor de una banda que nunca ha detenido su andar, por una forma de entender el rock, por unas coordenadas y por unos personajes. Un libro que definitivamente todo amante de Burning debe leer, yo lo he hecho, tarde pero lo he hecho y seguramente algún día lo vuelva a hacer.


2 comentarios

  1. Lo leí hace ya tiempo y, de alguna manera, me reconcilió con un grupo que,
    a pesar de tener un par de discos suyos, tenía catalogado como algo macarrilla, de barrio y sin demasiada progresión intelectual.
    Craso error el mío. La historia de una banda de rock auténtica, con sus altibajos, plena de vida y de pasión por una música y un estilo de vida consecuente con sus creencias.
    Oportuna reivindicación de un libro que marca el más certero status de una banda única.
    Abrazos

    1. No se puede negar el ramalazo macarra y suburbial de Burning, pero efectivamente dentro de su idiosincrasia hay mucho más, un submundo y un sentimiento. Altibajos, problemas de todo tipo, muerte y poca o ninguna promoción y respeto por parte de la industria pero siguen al pie del cañón. es muy interesante el último tramo del disco incluido en la edición de 2022.

      Gracias Javier. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar