Jeff Rosenstock - No Dream (2020)

Críticas Discos

Llega por sorpresa el nuevo disco del impetuoso Jeff Rosenstock.

El sonido se muestra más furibundo y punkarra que en pretéritas ocasiones, dejando el pop y las suavidades de las teclas a un lado… 

«No dream» es el cuarto disco en solitario del travieso y provocador Jeff Rosenstock. El álbum ha sido puesto en circulación de manera sorpresiva, pues no hace demasiado (octubre de 2019) que el neoyorquino publicaba un disco en directo titulado «Thanks, Sorry!» y firmado como Death Rosenstock, que hacía suponer que el artista daba por muerto el proyecto en solitario en el que lleva embarcado desde 2015.  

Sin duda se trataba de un nuevo divertimento de este inquieto y activista creador. El caso es que «No dream» es un trabajo que tiene como eje de su mensaje la crítica a la actualidad política de USA, tema recurrente en tantos artistas de diversas tendencias desde que Trump ocupa las estancias de la Casa Blanca.  

El título posiblemente haga alusión al previsible final del sueño americano, con todo el contenido lírico y emocional que esto arrastra en la nación del Tío Sam, focalizando esta hecatombe social y popular en la acción despótica, fascistoide y ridícula del actual presidente.

Jeff Rosenstock
Jeff Rosenstock

Para recubrir este mantra de nihilismo y acción crítica, Rosenstock se reúne con Jack Shirley, responsable del sonido del estupendo «Post» (2018), y graba esta colección de pepinazos en escrupuloso directo en el interior de una sala de grandes dimensiones.  

Sonido infeccioso y ritmo vertiginoso son las señas de identidad de este artista que hace explotar sus composiciones arrojando sus soflamas en el interior de un cóctel molotov formado por pop y punk de speedica y fulgurante capacidad inflamable.  

El sonido se muestra más furibundo y punkarra que en pretéritas ocasiones, dejando el pop y las suavidades de las teclas a un lado, protagonizando muchos de los momentos más estelares del álbum las guitarras, además de los bramidos y la esquizofrenia rítmica.  

Esto no hace que se pierda frescura y fluidez, y mucho menos inmediatez, pues más de la mitad de los temas que jalonan el elepé no alcanzan los tres minutos, y algunos no llegan ni siquiera a los sesenta segundos de duración, aunque es suficiente para dejar su impronta en un estallido deflagrador de irreparables consecuencias sonoras.

Bandcamp de Jeff Rosenstock: https://jeffrosenstock.bandcamp.com/

Se repiten los magníficos y frenéticos resultados de trabajos anteriores y sin levantar el pie en cuanto a sus posicionamientos sociales y políticos, es más, incluso pisa el acelerador más a fondo para hacer más urgente y manifiesto su parlamento, eso sí, sin perder el sentido del humor, sin el cual no se podría entender la propuesta del (otra vez) estupendo Jeff Rosenstock.  

Temas de inequívoco sentido crítico y social, furioso planteamiento y perfecta melodía como «Scram!»«N O D R E A M» o «State line» son claros botones de muestra de lo que encierra este nuevo y magnífico trabajo del irreductible Jeff Rosenstock, un nuevo paquete de fulminantes reacciones críticas, emocionales y febriles al son del mejor punk-pop y con las perfectas melodías de siempre, muy recomendable.

Por


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

The Peacers - Blexxed Rec (2021)
The Peacers – Blexxed Rec (2021)

Reseña: The Peacers - Blexxed Rec (2021)

technicolour shakedown
Velvet Starlings – Technicolour Shakedown (2021)

Velvet Starlings firman un disco repleto de vitalidad, energía y poderío garagero.

blunt bangs proper smoker
Blunt Bangs – Proper Smoker (2021)

Reseña del bautismo de la banda de Athens, Blunt Bangs. Indie power-popero excitante y muy disfrutable con el espíritu de un Robert Smith juguetón y ..

Dean Wareham y su confitura velvetiana ‘I have nothing to say to the Mayor of L.A.’ (2021)

Crítica y reseña sobre Dean Wareham y su disco ‘I have nothing to say to the Mayor of L.A.'