Discos Críticas

Reseña y crítica del álbum ‘Castell de Pop’ de Baby Scream.

… una sincronía, aunque distante en el tiempo, con la obra de Bell, y a la que se sumarían conexiones cósmicas con nombres como Paul Westerberg, Alex Chilton, Radiohead, Elliott Smith, Bob Dylan, John Lennon…

El tiempo, tan relativo, tan dispar de sentimientos según las circunstancias y tan cambiante según el lugar del espacio donde nos hallemos, transcurre inexorable e implacable para todos los seres vivos. Sucede que a veces se alinean los astros y ciertas atemporalidades musicales que parecen lejanas pueden estar más cerca de lo que a simple vista aparentan.

En 1992, junto a los dos temas del único single de Chris Bell en solitario (‘I Am The Cosmos’ y ‘You And Your Sister’), vieron la luz las grabaciones ocultas setenteras del legendario miembro inicial de Big Star. Aquellas melodías, desbordadas de sensibilidad, constituyeron una masterpiece única que sigue despertando pasiones entre minorías muy selectas y privilegiadas.

Castell de Pop
Imagen utilizada para contraportada ‘Castell de Pop’

Y precisamente treinta años después, ha podido ver la luz el sexto álbum del argentino Juan Pablo Mazzola con su proyecto personal y musical Baby Scream, donde se aprecia una sincronía, aunque distante en el tiempo, con la obra de Bell, y a la que se sumarían conexiones cósmicas con Paul Westerberg, Alex Chilton, Radiohead, Elliott Smith, Bob Dylan, John Lennon…

A tener en cuenta que el pibe, tras su paso por diversos países europeos y americanos, marchó con su familia de Buenos Aires a Valencia, donde comenzó residiendo en el barrio de Nazaret desde el que compuso las diez canciones de este álbum, inspirándose en el espacio urbano de la calle ‘Castell de Pop’ y en sus vínculos históricos con una legendaria fortificación valenciana del S.XIII, conquistada por Jaime I y destruida por su hijo Pedro III el Grande, de cuya demolición sobrevivió la torre, anexionada a la posterior iglesia de San Miguel Arcángel, en un encantador emplazamiento como es el pueblo alicantino Murla en la Vall de Pop.

Es entre los amaneceres del extrarradio metropolitano en los viejos poblados marítimos, entre un torreón superviviente al hostigamiento humano y bajo una sensible e ingeniosa luminosidad propia de un orfebre melódico como es Mazzola, cuando se engendra un álbum que, por hastío y desencanto de su autor con el mundillo musical, parecía destinado a ser su “disco fantasma”, solamente disponible para un muy reducido grupo de íntimos.

Pero por fortuna se produjo el milagro y ahora es un goce absoluto degustar y palpar su formato físico en vinilo, editado por el sello Exile Records, y que encierra una obra conceptual donde se profundiza en la soledad, el abandono o el aislamiento social, un trabajo que tiene toda la pinta de convertirse en disco de culto para minorías con gustos exquisitos.

>

Con una onda cercana al britpop noventero de bandas poco conocidas como Cast, se lanzó Explosions como primer single, una encantadora melodía sobre la distimia: una especie de depresión leve pero persistente en el tiempo, muchas veces hereditaria y que puede generar baja autoestima, falta de concentración o excesiva irritabilidad.

La segunda avanzadilla ‘Here’, más enfocada al control mental de uno mismo, se zarandea entre el country alternativo de Wilco y cantautores melódicos americanos como Elliott Smith, mientras que el tercer sencillo ‘Chillin’ es más lennoniano, aunque con ciertas pinceladas de la new wave o de bandas como Smashing Pumpkins.

En cuanto al resto se perciben ciertos contrastes. Si ‘Castaway’ también evoca a la banda de Jeff Tweedy, ‘Kill Your Idols’ y el decepcionante mundo de los ídolos musicales posee mayor trasfondo dylaniano. Y si ‘Back Home’ es una balada con connotaciones fifties e incluso sixties en línea con Peter & Gordon, ‘The Hurt & The Weak’ podría rememorar referencias noventeras como Soundgarden.

Castell de Pop
Portada ‘Castell de Pop’, diseñada por Teodolina Sáenz a partir de imagen de Chals Roig en Murla

Ya en la recta final, la introspectiva ‘Panic Room’ parece un cruce entre Lennon y Radiohead, mientras que el tema que da título al álbum circula entre el influjo del líder de Replacements y algún guiño a Iron and Wine.

Como colofón ‘Spirits’, donde se visualiza y se aprecia más claramente que, de forma intencionada o no, sobrevuela la parte más espiritual, sensible y mística de Chris Bell, acaso porque el pibe es también el Cosmos.

Tienda Exile: https://tienda.exileshmagazine.com/producto/baby-scream-castell-de-pop/

Bandcamp Exile: https://exileshmagazine.bandcamp.com/album/castell-de-pop


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Filthy Friends – Emerald Valley (2019)

...queda claro que dificílmente podría decepcionar un supergrupo integrado por egregios miembros de REM, Minus 5, Sleater Kiney, King Crimson, Baseball Project, Steve Wynn & ..

mad robot front cover
Mad Robot – Doomed (2022). El final está más cerca.

Reseña de Doomed, el cuarto disco de Mad Robot. ...un disco doble donde podemos ver todas las facetas del artista, apocalíptico, corrosivo, sarcástico, crítico, pero ..

Earth Trip - Rose City Band
Rose City Band – Earth Trip (2021)

Crítica del nuevo disco de Rose City Band, Earh Trip, proyecto del barbudo californiano Ripley Johnson

Van Morrison – Moondance (1970)

"... We were born before the wind, also younger than the sun. Ere the bonnie boat was won as we sailed into the mystic.." En ..