Críticas Discos

Es tal vez “Wonderful, Glorious” el mejor disco de Eels en
lo que va de milenio? Suena atrevido tan siquiera preguntárselo con joyas de la
magnitud de “Shootennany!” (03), “Blinking Lights…” (05) o el impresionante
“Hombre Lobo” (09) pero después de escucharlo compulsivamente durante unos días y saboreándolo detenidamente durante una semana esa duda existencial continúa
estando ahí. Está claro que Eels no tiene discos malo, bueno, o sí (o no), pues
a mí “Tomorrow Morning” me destrempó y me dejó descuajaringado si es que existe
el palabro en cuestión. A decir verdad éste y su el anterior “End times” no me
convencieron o no conectamos en el momento adecuado pero claro, yo venía de
“Hombre Lobo” que en mi humilde opinión fue uno de los mejores discos de aquel
año, y porqué no, uno de sus mejores trabajos no bajando estos, en ningún caso,
del notable. No digo que esos dos discos sean malos pero no conecté, yo después
de lo del “Hombre Lobo” esperaba algo como “Wonderful, glorious” que hasta
comparte ese tono anaranjado de la portada, y claro, aquellos me dejaron algo
frío y el disco que nos ocupa me ha sabido a gloria bendita. Ya os digo, sí, os
lo digo ya, que estará sin ninguna duda entre los mejores discos de este año, y
no creo que nadie le saque del podium, y estamos a Febrero! que no queda ni ná!
Pues eso, que el señor Everett ha parido otro disco de esos que me llenan y que
no abandono así como así, es por eso que todo lo que escucho desde entonces me
sabe a poco aunque me está llegando material acojonante por doquier. La madre
que te parió Mark Oliver, lo has vuelto a hacer, eres dinamita pura!. Y además,
me sedujo para que junto a mi archienemigo le veamos en directo, un directo al
que le tengo unas ganas tremendas, y si no pasa nada extraño allí estaremos,
juntitos los tres. Bueno, que me voy por las ramas, vamos pues con el nuevo y
flamante álbum de Eels, sí, ese glorioso y maravilloso disco.

Los primeros segundos del disco presagian algo descomunal aunque su parecido al estilo de Tom Waits sea demasiado claro, “Bombs away” es un bombazo, una declaración de intenciones. Cada vez que la escucho me gusta más y más: “Bombs away I will be hurt…, You better listen cause you just might learn. Bombs away. Shut!!!”. Tremendo. Y entonces… llega uno de los cañonazos del disco, puro Eels, llega «Kinda fuzzy» con un bajo pegadizo y pegajoso, distorsiones por aquí y por allá, cambios de ritmo y un estribillo invencible. “Accident prone” llega para darnos esas dosis de lentas, de canciones bonicas del to marca de la casa, y sí, convence y me enamora, me entristece con esa típica melancolía everettiana. Cuando escuchas esto te das cuenta de lo bueno que es Eels, con una guitarra y su voz te deja en cueros. Luego, entra la batería a tutiplén, los riffs pesados de guitarras y tenemos uno de los alegres singles del disco, otro cañonazo, otro bombazo, “Peach Blossom” es la repera limonera..  “the tiger lyly, the merrygold!”. Guaaaah! “Open the window man to smell the peach blossom…. Oh my goodness” .Y sí, es una de las canciones que mejor entran pero no es la mejor, ni de lejos. Ese honor por ejemplo lo tiene “On the ropes”, otra lenta. Otro temazo, otro más, este disco está lleno de ellos. Es una canción supersencilla de esas que enamoran de primeras y que harán las delicias de los verdaderos fans del señor Everett. Lo mismo que “The Turnaround” con ese inicio tan, tan… “Supertramp”? no sé muy bien a que me recuerda, pero me recuerda a algo, luego la canción se espabila y se convierte en una de mis favoritas, encendiéndose poco a poco y ardiendo en su final. No me quito de la cabeza ese “6 bucks in my pocket and these shoes on my feet. The first step is out the door and onto the street”, lo repito una y otra vez, sin cesar, en un bucle eterno.


Eels sigue en ese estado de gracia, y llega “New alphabet” que recupera el sonido de sus inicios, de sus noventas, el single de elección es buenísimo, con esas guitarras algo neilyoungueras. De lo mejorcito del paquete. Remata con otro tema radiable a tope, otro bombazo irresistible que te descoloca, te alegra el día y te hace mover los huesos. “Stick together” es la polla en verso. Qué buena!!! Después de este empacho de singles absolutos cogemos la senda del final del disco, aquí parece al principio que flojea pero con las escuchas descubres que aquí está lo mejor del disco, su esencia, su clase absoluta e indiscutible. “True original” es esa balada de pelos de punta que todos esperábamos, ese tema que te derrite, que te deja KO, un guiño a aquel Electro-shock. “Open my present” hubiera encabido perfectamente en “Hombre Lobo”, personalmente su bajo me tiene loco, y sinceramente creo que se irá convirtiendo en uno de los temas del disco, como “You’re my friend” que sigue en la línea de los deliciosos medios tiempos, otro temazo, otro más. “I am building a shrine” simplemente es como una margarita en medio de la galaxia, y no tengo nada más que decir. Finalmente llega el tema que da nombre al disco para cerrarlo de manera genial, “Wonderful, glorious” es uno de esos temas irresistibles de Eels, que al finalizar te dejan con ganas de más, de volver a poner el disco…, y ese falsete, ese estribillo, joder, qué bueno!!! No sé, no sé si está bien preguntarnos si este disco es su mejor disco de los últimos años, pero desde luego no sobra ni falta nada, ha presentado una colección de canciones a cual mejor que podrían estar todas en cualquier compilación. Y qué decir del disco extra de la edición Deluxe????? Ya digo, discarro de Eels, posiblemente y si no ocurre un cataclismo galáctico uno de los mejores discos del año.

Eels – “Wonderful, Glorious” (2013) 
9/10
01.- Bombs Away/ 02.- Kinda Fuzzy/ 03.- Accident Prone/ 04.- Peach Blossom/ 05.- On the Ropes/ 06.- The Turnaround/ 07.- New Alphabet/ 08.- Stick Together/ 09.- True Original/ 10.- Open My Present/ 11.- You’re My Friend/ 12.- I Am Building a Shine/ 13.- Wonderful, Glorious.







Por Nikochan



*post aparecido originalmente en nikochan island

Por


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Every Picture Tells a Story
Rod Stewart – Every Picture Tells a Story (1971)

Crítica especial del clásico, Every Picture Tells a Story, de Rod Stewart que cumple 50 años consiguiendo una mezcla de folk, blues y hard-rock que ..

Sarah Jarosz - Blue Heron Suite (2021)
Sarah Jarosz – Blue Heron Suite (2021)

Crítica del nuevo disco de la maravillosa y dulce cantautora tejana Sarah Jarosz que nos regala belleza y paz en sus 11 canciones

Earth Trip - Rose City Band
Rose City Band – Earth Trip (2021)

Crítica del nuevo disco de Rose City Band, Earh Trip, proyecto del barbudo californiano Ripley Johnson

The Moving Pictures - Fake Books
The Moving Pictures – Fake Books (2021)

Crítica del disco de Hayes Waring, Fake Books, bajo el nombre de The Moving Pictures.