Discos Críticas

Estas cosas hay que expulsarlas, de lo contrario se quedan ahí y pueden acabar formando forúnculos de grasa o, en un momento determinado, malestar o desazón.

Tras esa especie de hipérbole, sirva el presente para pedir disculpas públicas desde mi atalaya o púlpito a los REDD KROSS (y en su caso a algún fan que le pudiese haber afectado) por precipitarme en mi juicio de valor sobre el esperadísimo nuevo disco de esta gran banda americana. Veamos los motivos.

Comentaba en diciembre del 2012, dos meses después de la publicación de este disco, en casa de my brother y compi Mr.Truffle (conocido también como el rey de la melodía) que siendo los REDD KROSS una de mis bandas de cabecera me producía mucha ilusión la publicación de nuevo material quince años después de su glorioso «Show world» del 97.

Le decía que el nuevo disco Researching the bluesestaba bien, pero era un “bien” que resultaba algo frío, soso e insustancial, basado en una inevitable comparación con sus obras maestras noventeras, llegando a afirmar que la ilusión e impresión respecto a ellas se me quedaba lejana, bastante lejana. Eso sí, también dije que lo que digo hoy puede que no lo diga mañana, si es que ello sirve de atenuante.

Un día después apareció mi psicoterapeuta, el señor de los numeritos cuya suma asciende a 110 y productor asociado de Garajeland (uno de mis incuestionables lugares predilectos de la red de redes donde ostento con orgullo el cargo de Ministro honorífico de Sanidad) y, con la claridad que le caracteriza, afirmó textualmente que “los Redd Kross son la polla (¿se puede decir polla en este santo espacio?). Es verdad que no llegan al nivel de anteriores discos, pero yo siempre les he visto como un grupo de canciones, y ahí son imbatibles. Nada de buscar nuevos horizontes y discos ‘más maduros’ como nos venden otros artistas, simplemente canciones frescas e inmediatas, a las que sé que volveré dentro de cinco o diez años y me seguirán sonando igual que la primera vez.” Y el colmo de los colmos fue cuando remató la faena afirmando “que no se puede ser más moderno con treinta años de carrera a sus espaldas”.

Fue entonces cuando aquella reflexión terapéutica comenzó a hacer mella en mí. Ello y aquella inminente y ansiada nueva gira de los REDD KROSS por territorio nacional en diciembre del 2012 servirían para actuar como detonantes, para que me abalanzara otra vez en cuerpo y alma sobre «Researching the blues«.

Y entonces vi la verdadera luz (Dios sabe que la vi), la luz de 10 trallazos urgentes, 10 misiles teledirigidos a las entrañas del rock, 10 masticables obuses de beatlemanía explosiva (especialmente en Stay away from downtown”, “Meet Frankenstein”, “One of the good ones”, “Choose the play”, “Winter blues o mi preferida Hazel eyes –qué curioso me parece eso de que el tema que cierra el disco sea el que más me gusta-), donde el powerpop, el mod más sixtie, el punk, el glam y el hard rock caminan al unísono (oiganse para verificarlo el tema que da título, “Uglier”, “Dracula’s daughters o The nu temptations).

Realmente no sé que esperaba, quizás menos caña, menos decibelios o melodías powerpoperas que entraran a la primera, quizás anhelaba que a pesar de que llevaran nuevamente la formación del “Neurotica” del 87 continuasen en la misma senda del impecable “Show World”. No lo sé.

El caso es que puestos ahora a ver, veo con nitidez que el nuevo disco de los REDD KROSS fue a mi gusto y juicio uno de los cinco mejores del 2012. Ah, y también veo que los McDonalds son los McDonald (y no me refiero ni mucho menos a la cadena de restaurantes de comida rápida). Mereció la pena esta espera.

Porque no siempre cuando se dice “digo” después se dice “Diego”«Researching the blues« es el desmelene absoluto, con premura juvenil, con 30 minutejos en los que se investiga el blues dentro de otro disco fantástico de los Redd Kross. Ahora ya está todo mucho mejor, en su sitio.

 * Este artículo fue publicado originariamente en el siguiente enlace del Espacio Woodyjaggeriano, siendo modificado y actualizado para el Exile Magazine debido a la nueva gira de los Redd Kross por España en enero del 2014.
 
REDD KROSS – «Researching the blues» (2012) – 8’9/10 
1. Researching the blues / 2. Stay away the downtown / 3. Uglier / 4. Dracula’s daughters / 5. Meet Frankenstein / 6. One of the good / 7. The nu temptations / 8. Choose to play / 9. Winter blues / 10. Hazel eyes.

Por


12 respuestas

  1. Cuando salió, me enganchó a la primera. Fue mi disco de cabecera durante todo el verano de 2012, en que yo ya lo tenía. Su madurez es seguir teniendo el ancla para alcanzar el corazón de algo tan manido y maltratado como son las canciones. Una de las bandas de la historia, sin lugar a dudas.

    1. Yo me mostré algo reacio al principio, my Lord of Red River, ya lo sabes, por esa misteriosa e injustificable tendencia a no apasionarme con los nuevos trabajos, salvo excepciones, y mucho menos con un retorno después de tantos años. Pero después lo vi clarinete. Hay que tener un par de pelotas muy gordas para hacer quince años después un disco tan guarrillo y tan golferas. Junto con Chuck Prophet, Jim Jones Revue y poco más lo mejor para mí del 2012, de esos que te apetece volver a ellos. Y sí, una de las bandas de la historia, de las cinco mejores de los noventa, sin el menor atisbo de duda.

  2. Como ya te dije brother en su día y te lo vuelvo a decir, este disco está formado por 10 sputniks directos al corazón, 10 chupinazos de esos que te dejan dado la vuelta por completo. Y en efecto, una cosa en la que 61 & 49 y yo siempre hemos estado conformes es que antes todo y sobre todo éste es un grupo de CANCIONES, y antes eso sólo cabe rendirse.

    Brazzzzos.

    1. Vivan los sputniks, vivan los chupinazos, porque con ellos nos sentiremos vivos y veremos la luz. Un matiz a mi juicio brother, sí, es un grupo de CANCIONES pero con 4 ALBUMES, sin contar los Malibu Kids o las obras ochenteras en las que también hay mucho que rascar, donde el desperdicio brilla por su ausencia. 4 de su nivel ya es número importante, al alcance tan solo de los grandes, y máxime teniendo en cuenta que no hay obras digamos menores en los últimos tiempos.

      Redd Kross = demasiao p'al body.

      Brazzzos.

    2. En efecto, vivan los sputniks reedkrossianos porque nos mantienen vivos. Es cierto, esos 4 discos entiendo Third Eye, Phasehifter, Show World y Researching the blues, incluso yo metería Neurótica… son palabras mayores, y no tienen bajones, es todo calidad a raudales, pero no nos olvidemos de singleacos y versionacas como la de los Carpenters que he puesto hoy en mi Reino… brutales.

      Brazzos.

    3. El Neurótica no me llena tanto aunque me considero un neurótico, sin posibilidad de sanar, de los Redd Kross. + brazzzos neurasténicos.

  3. No es Third Eye ni Phasephiter. es un buen disco que para mi falla un poco en una producción un poco plana que atenua los golpes que podían dar varios temas que se encuentran en el mismo pues son verdaderos trallazos que así parecen petardos en lugar de bombas

    1. La verdad es que lo de la producción llama mucho la atención pero cada vez creo que fueron más conscientes de que querían ese resultado y eso en cierto modo les honra, porque un grupo de su nivel podría haber optado por una producción digamos más asimilable. Es como reproducir su directo en estudio de la forma más cavernícola posible. Se puede hacer powerpop sucio, farragoso, caótico? Sí, se puede, aquí está la prueba.

  4. Mi disco favorito de su año de no existir Dinosaur Jr… "Meet Frankenstein" debió haber sido N.1 hasta en la luna, joder !! Estos hmnos son la honestidad melódico-garagil total. Sin grandes fastos ni ventas son adorados por un sinfín de gentes en todo el mundo (sin olvidar un potosí de bandas más o menos famosas)…Siempre efervescentes y bienvenidos… aunque si no se tirarán cuatro estaciones glaciales entre disco y disco (y aunque quizá se perdiera parte de su mística) tampoco pasaría nada, claro… Pero molan la de dios, claro… y los muy putas lo saben. De vez en cuando cuando la tontuna ya es asfixiante aparecen los McDonald y nos recuerdan de que va en realidad esto del rocanrol… y que quien toque les bendiga por ello ! Abrazo guzzero !

    1. Qué le puedo decir, Don Guzz? Amén, con Vd. al amén no le quito ni el acento en sus aseveraciones. Rara vez discrepo de sus profundos-garagiles razonamientos. A destacar: hasta en la luna, adorados por gentes y más por bandas, efervescencia total. Y una gran verdad como un templo: de vez en cuando aparecen los McDonald para recordarnos de qué debería ir esto del rocanrol. Amén.

  5. Les ví en directo el otro día por primera vez junto a Josetxo y me fascinaron porque tienen esa mezcla perfecta de melodía y riff que es puro power pop pero es que también tienen Ramones o Kiss y Mott y Beatles en vena.Un disfrute! Trallazos urgentes necesarios como Usted muy bien dice y una banda honrada que no se ha dedicado a sacar disco al año de mierda sino que respeta al respetable, se dosifica y es consecuente.

    1. Si no pasa nada me iré el martes con Savoy a Madrid a verles aprovechando una fiesta local al día siguiente. Ya los he visto 3 veces pero en directo son demoledores. Y además han alcanzado un nivel de grandeza en su discografía a la altura de pocos. Tete, necesitamos a los Redd Kross para el equilibrio mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Canciones de 1990 – Podcast Melodías Cósmicas

Esta semana en Melodías Cósmicas especial radiofónico sobre el año 1990 con 17 canciones que han cumplido 30 años de Steve Wynn, Uncle Tupelo, Ben Vaughn, Black ..

Redd Kross – Show World (1997)

Aquí está el disco con el que me metí a fondo con Redd Kross, el álbum que me los descubrió, de hecho fue oírlos en ..

Crónica concierto de Redd Kross en Loco Club, Valencia, 5-12-2017

Volvió a suceder como cada vez que pisan nuestro país los fabulosísimos REDD KROSS. Pusieron patas arriba el Loco Club de Valencia durante la velada ..

Concierto Redd Kross: Sala “El Sol” (Madrid 21-1-2014)

Se habían agotado las entradas y entonces sucedió el milagro. Por San Vicente Mártir que sucedió. En realidad no creo que influyera el mítico clérigo ..