Críticas Discos

Los hombres de Brooklyn vuelven a electrizarme el alma cuatro años después de su excelente “Tomorrow’s Hits“. Antes hubo otro, en 2016, un disco que me pasó por alto en su momento, que descubrí tarde y que reconozco con el que nunca acabé de conectar. “Devil Music” no estaba mal pero le faltaba ese “no sé qué” que marca la diferencia, le faltaba “eso” que sí tenían “los hits del mañana”, eso que ni se aprende ni se compra. Seguramente es hacer trampa puesto que “Tomorrow Hits” es, en mi opinión, el mejor disco de la banda formada por Mark Perro, Nick Chiericozzi, Rich Samis y Kevin Faulkner, al menos el disco que cala más rápido y deja mejor sabor de boca, y canciones grabadas en el cerebelo, pero aviso a navegantes, este “Drift” es muy muy bueno, vale, sí, no entra de primeras con facilidad pero sus nueve canciones, algunas de largo  minutaje, valen su peso en oro, y nadie en su sano juicio debería dejar de escuchar este artefacto que rezuma rock por todos sus costados.

Abren con la estupenda “Maybe I’m crazy”. Sintetizadores y voz extenuante. Toques krautrok. Recuerdos a la No Wave. Al post punk de la gran manzana. Al rock tenebroso y sin concesiones de los primerizos ochenta. Muy callejero. Muy oscuro e inquietante. Además cuenta con un saxo bipolar y una percusión casi industrial. Temazo. “When I held in your arms” baja la velocidad. Estamos ante una balada muy rollo Nick Cave en todos los sentidos. Melancólica y dolorosa. Entonces llega una de mis favoritas del disco. Llega “Secret Light” que de poco novedosa que es te hace suya. Intro descomunal con un órgano muy doorsiano igual que el discurrir instrumental con un saxo otra vez descomunal y la voz nerviosa del señor Perro. “Rose on the top of the world” es algo diferente a lo escuchado, más acústica y acercándose maravillosamente al fantasma de Lou Reed. Uno de los temas del disco sin lugar a dudas. El disco solo hace que mejorar, que ganar conforme se suceden las canciones después de un inicio algo difícil aunque para nada exento de calidad. Una muestra de lo que digo es “So high”, otra pequeña joya y por supuesto el rock punkoide de “Killed someone”, pura dinamita. Encaminándonos al final nos encontramos con “Sleep” donde el espíritu de la Velvet se acerca con éxito al polvo y calor del desierto. “Final prayer” es una canción narrada, musicada con clase y discreción, con buen gusto, y que nos lleva de la mano al espléndido final con “Come to me” donde The Men demuestran que pueden hacer folk psicodélico con éxito si les sale del badajo. “Drift” no es un disco que a primeras resulte fácil, no es un disco para recomendar a la babalà pero si es un disco que después de varias escuchas se convierte en placentero y necesario.

The Men – Drift (2018): 01.- Maybe I’m Crazy/ 02.- When I Held You In My Arms/ 03.- Secret Light/ 04.- Rose on Top of the World/ 05.- So High/ 06. Killed Someone/ 07.- Sleep/ 08.- Final Prayer/ 09.- Come to Me.

*post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos que te pueden interesar

Duquette Johnston - The Social Animals
Duquette Johnston – The Social Animals (2022)

Reseña del disco de Duquette Johnston "The Social Animals" publicado en 2022.

Simon and Garfunkel – Bridge Over Troubled Water (1970)

"When you're weary, feeling small. When tears are in your eyes, I will dry them all..." Esta es la historia de dos genios absolutos. De ..

Nikki Lane – Highway Queen (2017)

...es muy posible que estas diez composiciones todavía resulten mucho mejores en directo por el magnetismo que desprenden... En el 2014 dejaba el pabellón bastante ..

Rookie – Rookie (2020)

Es ver la portada del debut de la banda de Chicago (Illinois), Rookie, y caer rendido a ella sin remisión. Fijándonos en la ilustración y ..