Conciertos

;

un derroche de humildad, simpatía, actitud y alta calidad powerpopera

Si no me falla la memoria, siempre teniendo en cuenta que en el tema de conciertos he tenido algún gazapo en los últimos tiempos, llevaba alrededor de 8 años sin ver al rey del powerpop en directo. Juraría que precisamente fue presentando el fenomenal «King of power pop!» que data del 2010.  Lo que sí tengo claro es que fue en el Loco Club de Valencia, como ayer, y que Don Paul Collins ya lucía una calva resplandeciente, lejana a aquella larga cabellera de los primeros tiempos con The Beat.
Crónica concierto Paul Collins (Loco Club de Valencia, 27-2-2019) 2

Lo que indudablemente ha mantenido en todo este tiempo es un derroche de humildad, simpatía, actitud y alta calidad powerpopera, cosa que demostró sobradamente en el evento que nos ocupa, donde venía a presentar su nuevo álbum «Out of my head» y en el que dio más preponderancia a recorrer buena parte de su trayectoria con clásicos impepinables.

La intensidad del concierto fue de menos a más a pesar de un inicio con piezas indispensables de los tiempos de The Beat como «Dreaming«, «Work-a-day world«, «Crying won’t help«, «You won’t be happy« o «Look but don’t touch«, entremezclando comentarios en castellano con los que consiguió hacer reir (o mejor dicho sonreir) como el del trasiego en tren por Europa a su edad, el de las drogas o el del autobús escolar. Por cierto, qué bien suenan en su boca expresiones como «eso es la hostia» o «eso es de puta madre».
Crónica concierto Paul Collins (Loco Club de Valencia, 27-2-2019) 3

Después, junto a Paul Stingo (bajo y coros) y Michael Ruiz (batería inicial de los tiempos de The Beat) ahondó en temas de su último álbum como la melódica «In and out of my head«, la jovial «Tick tock« o la energética «Go«. Se unió a la causa mi favoritísima «C’mon let’s go« y a partir de aquí diría que comenzó un in crescendo produciéndose esa mágica conexión que tanto nos satisface a los suficientes en los conciertos.

Crónica concierto Paul Collins (Loco Club de Valencia, 27-2-2019) 4

Desfilaron más añejos fundamentales como «That what life is all about«, «You and i«, «U.S.A.«, «On the highway«… Se sumaron de sus tiempos con The Nerves «When you find out« o «Hanging on the telephone«, más popular esta última en boca de Blondie. Intercalaron las recientes «Killer inside«, «Lost again«

Pero lo realmente acojonante me pareció la recta final con «Walking out on love«, «Rock and roll girl«, «Working too hard«, «Hurting’s on my side«, «Don’t wait up for me«… Con ellas el gran Paul Collins consiguió poner a bailar a una gran parte de la concurrencia en una sala que registró una alta asistencia. Y eso, eso, tiene mucho mérito en estos tiempos salvajes, revueltos y de gran decadencia.

Al final nos quedó claro que la corona del power pop en aquella new wave de finales de los setenta y principios de los 80 se puede visualizar todavía mentalmente en su testera.


Por


Una respuesta

  1. Me lo pierdo, ni pasa por Bilbao ni tampoco cerca. Efectivamente siempre ha sido un tipo cercano y muy simpatico, me fastidia perdérmelo, otra vez será.
    Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Alex Chilton y el ‘Bach’s bottom’ + novedades

Podcast sobre Alex Chilton y algunas novedades discográficas del 2021.

The Plimsouls y su 40 aniversario + novedades

Podcast sobre The Plimsouls y algunas novedades discográficas del 2021.

Especial afterpunk de 1981. Podcast

Podcast sobre el afterpunk de 1981 con 8 bandas y 16 canciones.

Remi Carreres – The Visitor (2021): atípica ofrenda a Bowie, al hombre que vino de las estrellas

Crítica y reseña de 'The Visitor', el álbum de Remi Carreres que homenajea a David Bowie.