Discos Críticas

no resulta tan velozmente impactante como el precedente álbum donde principalmente modernizaban oscuros sonidos del más primitivo Delta blues. Esta vez explotan en mayor medida ese alt-country marca de la casa, aportando conceptualmente un considerable planteamiento político de protesta

Ha vuelto a la carga Jay Farrar y su banda tras el excelentísimo octavo disco que publicaron hace dos años y que llevaba por título “Notes of blue”.
De entrada me aventuro a afirmar que no resulta tan velozmente impactante como el precedente álbum donde principalmente modernizaban oscuros sonidos del más primitivo Delta blues. Esta vez explotan en mayor medida ese alt-country marca de la casa, aportando conceptualmente un considerable planteamiento político de protesta influenciado por Woody Guthrie. Aunque todo sea dicho, también tiene pasajes bluseros en la onda más clásica, como el instrumental Truth to power blues o incluso Broadsides.


Entre carreteras y autopistas que conducen a caminos de grava se inicia este trabajo con While rome burns. Después, en The 99 profundizan sobre los desequilibrios sociales o las esperanzas y los sueños que se pierden con el transcurso de la vida.
Hay fidelidad con el sonido propio en Devil may care“, “The reason o Holding your own“, hay liberación de prejuicios en el minuto y medio de Lady Liberty, pero si hay que destacar un par de temas esos son Reality winner yUnion“, impresionantes, extremadamente profundos, acompañados respectivamente con teclas de piano y con segunda guitarra para adornar críticas al sistema, al ejército, al Presidente e intentando hallar respuestas para aquellos que buscan la verdad.
Son Volt - Union (2019) 2

En la recta final otro temazo, Rebel girl, muy acorde en estos tiempos de lucha feminista, con  orgullo y coraje de mujeres representantes de la clase trabajadora. La esperanza y la resistencia en Slow burn para rematar conThe symbol sobre esos inmigrantes mexicanos que han trabajado por mejorar los Estados Unidos, con hijos nacidos allí y que injustamente quieren devolverlos a su país de origen.

A nivel general también podríamos decir que Union es de esos discos que crecen y crecen a través de sucesivas audiciones, con multitud de ángulos, en otra demostración más de que Son Volt es un valor seguro y un ejemplo de integridad, actitud y posicionamiento en estos tiempos difíciles de auge ultraconservador.



4 comentarios

    1. Sí, yo también creo que es inferior, Bernardo. Pero es que "Notes of blue" probablemente sea la obra cumbre de Son Volt. Pero esto es otro discazo, y además me mola mucho el posicionamiento socio-político que tiene.

  1. Siempre me ha gustado Son Volt, y no seré yo quien espere otro "Notes of blue", no es nada fácil, así que espero escuchar este nuevo artefacto lo antes posible-
    Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos que te pueden interesar

The Pearlfishers - Love & other love hopeless (2019)
The Pearlfishers – “Love & other love hopeless” (2019)

Reseña: The Pearlfishers - Love & other love hopeless (2019). Canciones que son pura artesanía, que evocan a cielos azules y rocío mañanero, a primaveras ..

Doug Paisley – Strong Feelings (2014)

*Disco mimosin: aquel que contiene una colección de canciones arrumaco, abrazo, con muy poco azúcar, justo con el punto dulce que tiene la trasmisión de sentimientos ..

Dave Kusworth & Los Tupper – Cinderella’s shoes (2019)

...complemento guitarrero ideal con los cántabros a la hora de condensar el personal y carismático sonido que engendró junto a Nikki Sudden entre influencias de los Stones o los Faces... Tras ..

Sam Cooke – “Live at the Harlem Square Club” (1963)

"Y en la tarde del octavo día Dios intento colarse en la cola del cine impunemente pero entonces, oh brothers and sisters, una mano anónima ..