Discos Críticas

…perfecciona ese estilo y ese universo tan personal entre influencias dispares de egregios como Jeff Buckley, Lou Reed, REM, Dylan…

No es nada inhabitual en el mundillo musical asociar canciones, discos, bandas, cantantes… con determinadas personas de tu entorno por algún motivo. Muy frecuentemente eso pasa con aquellos que han actuado de descubridores de algo que ha calado bastante. Al Sr.Mulcahy siempre lo asocio con el Tete Joserra gracias a esa confidencia reveladora de gran impacto que fue un discazo de la talla de «Dear Mark J.Mulkahy, i love you» en el 2013, fenomenal trabajo después de un paréntesis tras la muerte de su mujer y la dedicación al cuidado de sus dos pequeñas.
Mark Mulcahy - The Gus (2019) 2

El que fuera líder de la banda de culto Miracle Legion se sabe dosificar en el tiempo y una vez más cumple con las grandes expectativas depositadas por sus seguidores. Seis años después ha vuelto con «The Gus« y lo ha hecho con un nivel extraordinario. No serán muchos los artefactos musicales de calidad en esta añada que puedan rivalizar con él, aunque seguramente acabe reducido para una minoría selecta.

Lo mejor en esta ocasión es que consigue perfeccionar ese estilo y ese universo tan personal entre influencias dispares de egregios como Jeff Buckley, Lou Reed, REM, Dylan… Y lo logra desde el primer instante, con la balada «Wicked world«, donde consigue embaucar entre el acompañamiento vocal femenino de Rain Phoenix, el cello y la armónica.


De la inspiración, sinceridad y talento con la solemne y adictiva escolta de un órgano en «Daisy Marie» a las guitarras al más puro Paisley Underground de «Taking baby steps«, la cual sirvió como adelanto promocional hace tres meses y nos permitió imaginar lo que se avecinaba. Culmina el primer tercio del disco con una ambrosía espectacular, de mis favoritas «Later for the box«.
Después, la intensidad de otra pieza excepcional, «I won’t tell anyone but you«, y una especie de himno redentor como «People: beware«, nos dirige a toparnos con «Mr.Bell«, una exquisitez de sumo refinamiento, entre acompañamientos de piano, acordeón, saxo, flauta y clarinete, mirando a los ojos al padrino de la melancolía antes de rematar con una notable tripleta: «Happy boat«, «A long time ago» y la espectacular velvetiana conclusión, «What if i go off with Bob?«, con la aportación guitarrera de J Mascis de Dinosaur Jr, todo un temazo con el que vuelve a redondear otro gran trabajo honrado, veraz, sin complejos y con numerosos ángulos que descubrir a través de sucesivas audiciones.


Por


2 respuestas

  1. Recuerdo con mucho agrado el "Dear…"; tengo la sensación de que este es otro trabajo espectacular, muestra de que "un mundo sin música sería infinitamente peor".

    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Quique González – Sur en el valle (2021)

Reseña: Quique González - Sur en el valle (2021)

The Bevis Frond - Little Eden (2021)
The Bevis Frond – Little Eden (2021)

Reseña: The Bevis Frond - Little Eden (2021)

The Peacers - Blexxed Rec (2021)
The Peacers – Blexxed Rec (2021)

Reseña: The Peacers - Blexxed Rec (2021)

Dean Wareham y su confitura velvetiana ‘I have nothing to say to the Mayor of L.A.’ (2021)

Crítica y reseña sobre Dean Wareham y su disco ‘I have nothing to say to the Mayor of L.A.'