Discos Críticas

Reseña y crítica de ‘Gibraltar’, disco del dúo Pelomono.

…con diez canciones, esencialmente de blues primario y de surf turbulento, que en poco más de 33 minutos reafirman eso de que lo bueno, si breve, dos veces bueno…

Detrás de estos dos enmascarados andan camuflados Pedro de Dios, el jienense compositor, vocalista y guitarrista de Guadalupe Plata, y el granadino Antonio García a la batería, cuyo apodo Pelo Mono sirvió para bautizar a este dueto.  

Cosa seria es este Gibraltar, donde van más allá de aquel homónimo del 2013 que era una especie de trastornado mejunje entre cuyos ingredientes había una cucharada de rock and roll, algo de country, bastante de rhythm&blues y mucho más del surf más oscuro.

Además, si aquel debut fue un homenaje a la legendaria chimpancé Chita que acompañaba al mito del buen salvaje Tarzán, ahora el tributo a los simios está más dirigido a los monos de Gibraltar, con diez canciones, esencialmente de blues primario y de surf turbulento, que en poco más de 33 minutos reafirman eso de que lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Pelo Mono - Gibraltar (2020) 2
Pelomono

El Blues79 actúa de soberbio preámbulo y parece un blues cósmico para una banda sonora, desde un film sixtie de serie B hasta una de Tarantino. La segunda Sin rumbo es mi favorita, cual si Suicide se hubiese introducido en una escena intensa de western con algún que otro aullido y con ese hipnótico ritmo percusivo.

Tremendo después el toque flamenco de Malagueña (para Jaen), un Jack The Ripper con el que seguramente se postraría Link Wray si hubiese llegado en vida a sus pabellones auditivos, o un Gnosienne donde realmente cuesta hallar conexiones con el pianista francés Erik Satie, también precursor del minimalismo.

Proseguimos con Tarántula” donde bajamos a los infiernos primigenios de los Cramps, seguramente por ello sea otra de mis favoritas, y con un Mono rabioso que nos provoca imágenes de bailes en alguna playa repleta de cocoteros.

Nos queda la pincelada friki fiftie en italiano de E como Roma y dos temas como Frío verano y Oh Bob!, impregnados del mejor twangy guitar a lo Duane Eddy. 

A la vista está, y al oído mucho más, que este álbum, instrumental en la mayor parte de su extensión, puede competir con cualquier material nacional del año en curso y es altamente recomendable para la evolución de los primates, especialmente para la familia de los homínidos.


3 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Nathaniel Rateliff The Future
Nathaniel Rateliff & The Night Sweats – The Future (2021)

"The Future", el nuevo y flamante disco de Nathaniel Rateliff y sus Night Sweats. Cuarta joya consecutiva repleta de alma, garra y verdad.

Los Eternos - Sonora
Los Eternos – ‘Sonora’ (2021)

Reseña del nuevo disco de Los Eternos titulado 'Sonora'

Pokey LaFarge - In The Blossom Of Their Shade
Pokey LaFarge – In The Blossom Of Their Shade (2021)

Pokey LaFarge entrega un disco ligero y despreocupado, simpático, carismático y soleado que va calando con las escuchas.

The Cramps – 40 años del ‘Songs the lord taught us’ + novedades – Podcast Melodías Cósmicas

Esta semana en Melodías Cósmicas especial radiofónico sobre The Cramps y los 40 años de su álbum "Songs the Lord taught us". Además novedades de The Fleshtones, Pelomono, ..