Entrevistas

Hablamos con Chus González, capitán de la nave Copernicus Dreams

…Hemos dado un paso al frente en todos los aspectos. Es un disco muy completo… Canciones que van del sonido característico Copernicus Dreams pasando por la americana, el soul, el rock o incluso la psicodelia…

El día 30 de diciembre de 2018, me desplacé hasta Castro Urdiales para ver el último concierto del año. El grupo local Copernicus Dreams tocaba en la terraza del Café Vespa de la localidad cántabra aquella fresca noche navideña. Después del concierto hablaba con Chus González, cantante y capitán de la banda sobre el futuro.


Ya en aquel entonces se le veía exultante con las canciones (que ya existían aquella noche) que formarían parte del nuevo disco. Hablamos de planes y fechas para empezar a grabar, de ideas para incorporar y formalizar el nuevo enfoque del sonido del grupo, de ilusión y metas (aunque no recuerdo si ya estaba decidido el título del disco: “Goals & Illusions”), de los nuevos miembros de la banda… la verdad es que daba gusto ver a Chus tan ilusionado con el futuro. 

J.G:Chus, me imagino que recuerdas aquella noche, han pasado muchas cosas desde entonces. ¿Quién iba a pensar que ocurrirían algunas de las cosas que nos hemos encontrado por el camino a lo largo de estos dos años?. La ilusión estoy seguro de que sigue intacta y desde luego cumplir con las metas está al alcance de la mano. ¿Cómo afrontas esta cuenta atrás para que el disco vea definitivamente y de forma oficial la luz? 


CHUS: Saludos amigos del Exile!! Ya lo creo, todo este jaleo de la pandemia y sus consecuencias es una pesadilla. La verdad es que me siento muy tranquilo, porque se que hemos realizado un gran trabajo. Durante el periodo de composición o grabación siempre aparecen los nervios, y piensas estará el disco a la altura, pero una vez finalizado el trabajo e incluso recibido el feedback de la gente que ya ha podido escuchar el álbum me siento feliz porque lanzar un disco es algo brutal y tranquilo porque estoy muy satisfecho con el resultado.

 J.G.: El retraso en la publicación del disco me imagino que habrá tenido un protagonista claro que es el Covid. Pero creo que no ha sido el único motivo para que la cosa se haya alargado. Cuéntanos un poco por encima. 

CHUS: La verdad es que tampoco teníamos una prisa tremenda, «Sunrise» salió en 2015, «The Honeymoon» en 2017, y posiblemente este disco se hubiera podido grabar en 2019. Lo que paso es que nuestro sello Gaua inicio las obras del nuevo estudio y nos hacía muchísima ilusión esperar y grabar en las nuevas instalaciones. El Covid lo único que hizo fue retrasar la grabación de semana Santa a finales de Junio, cosa que agradezco por que tuvimos unos días de grabación mágicos. La gran sombra del Covid llegara a la hora de volver a la carretera. 

J.G.: A eso iba. Sé que habéis grabado en los nuevos estudios de Gaua, y me consta que ha sido una experiencia muy positiva, cuéntanos cómo han sido esas sesiones y qué tal con las nuevas instalaciones y el personal de Gaua. 

CHUS: Pues ha sido una gozada!! Hemos trabajado muy duro, pero al mismo tiempo lo hemos disfrutado mucho. Las nuevas instalaciones de Gaua son una pasada y su gente también. Asier se ha convertido en alguien muy importante para nosotros. Es mi padre musical, alguien básico en mi vida, siempre he pensado que Luis le dio ese papel antes de irse. Convivir toda la banda durante diez días fue como estar en un campamento de verano, completamente aislados de un mundo que afuera seguía enfermo. Las sesiones de grabación fueron realmente ágiles, todo el mundo tenía muy claro lo que debía hacer. Lo complejo de este disco llego después con las mezclas. Pero incluso hasta ese proceso que fue largo y complicado lo recuerdo como algo excepcional. 

J.G.: Hablamos de Jon Asier Zubelzu si no me equivoco, ¿Cuál es exactamente su función dentro de esta nave? 

CHUS: Aunque yo tengo el peso principal en la producción del disco, Asier es las manos y los oídos que dan forma a lo que yo le pido. Además de ser una persona de confianza, que forma parte del grupo y que atesora unos conocimientos que le permiten ser el acceso directo para plasmar en sonido todo lo que buscamos. Comparte conmigo las labores de producción y mezclas. Además es alguien muy cercano y un gran amigo. 

J.G.: El grupo tiene dos nuevos miembros desde el anterior “The Honeymoon”, preséntanoslos por favor, ¿y cuál crees que ha sido su aportación particular en el nuevo álbum? 

CHUS: Quiero aprovechar esta pregunta para dar las gracias a los Dreamers que ya no están en la banda Txan e Igotz. El último concierto que hicimos juntos fue un día muy emotivo. Cuando arrancamos «Cheers to those days» se me puso un nudo en la garganta y casi no puedo cantar. Después del bolo nos fuimos todos a cenar y a celebrar todo lo bueno que habíamos conseguido juntos. No están ahora mismo tocando pero para mi siempre serán Copernicus. Grandes como músicos y personas. En cuanto a los nuevos, ahora tenemos en la batería a José Ochoa, un autentico crack con el que compartí muchos años en Gramophone Man y a Carlos Moreno a la guitarra. La verdad que son dos músicos tremendos, con mucho talento. Con José pude trabajar en el local las baterías para las demos, es un torbellino de ideas, pero supo adaptarse a lo que yo consideraba que funcionaba mejor para cada canción. Y con Carlos lo mismo. Es un tío muy virtuoso, que ha tenido también que adaptarse a mi forma de tocar ya que cuando llego al grupo los temas tenían muy definidas las guitarras. A pesar de ello también ha dejado unos cuantos solos y arreglos marca de la casa. Su primer bolo fue en los Conciertos de Radio 3 así que imagínate.

J.G: Con Maki (bajo) y Pablo (teclado) ya son muchas batallas libradas, con ellos la cosa será mucho más instantánea, casi con una mirada sabréis por dónde tirar. 

CHUS: Su continuidad en el proyecto fue muy importante para mi. A veces los cambios en los grupos son inevitables pero dos cambios de golpe eran demasiados. Maki es una música brutal, al bajo le da un rollo tremendo y tiene una voz de otra galaxia que en este disco esta mucho más presente. Cantar con ella es un privilegio. Pablo ha sido el único que ha estado a mi lado en los tres discos, es un pilar muy importante en todos los sentidos, no sólo en el musical ya que en una banda nos tocan hacer muchas cosas. Creo que ha dejado en este disco su mejor obra. Tengo muchas ganas de volver a la carretera en busca de nuevas aventuras.

…Yo creo que hemos dado un paso al frente en todos los sentidos. Es un disco muy completo. A nivel composición, grabación e interpretación…

J.G.:Si te parece hablamos un poco de “Goals & Illusions”. Sé que ha sido un disco muy especial, en el que habéis volcado mucha ilusión y energía, e incluso algo más. ¿Cuáles son las diferencias más sustanciales con “Sunrise” y “The Honeymoon” en tu opinión? 

CHUS: Yo creo hemos dado un paso al frente en todos los sentidos. Es un disco muy completo. A nivel de composición, grabación e interpretación. Incluye diez canciones de un gran nivel que encierran muchos arreglos y matices. Canciones que van del sonido característico Copernicus pasando por la americana, el soul, el rock o incluso la psicodélia. 

J.G.: Repites en las tareas de producción, digo bien que has conseguido (seguro que sí) que todo suene tal y cómo tú querías y que la experiencia que vas adquiriendo en estas lides también ha sido un punto a sumar 

CHUS: He desarrollado un método de trabajo que consiste en hacer toda la canción en casa y luego llevarla terminada al resto de la banda. Así lo hice ya en «The Honeymoon». Esa formula te da una gran visibilidad de la canción y del disco, llegas al estudio teniendo muy claro que quieres. Antes de llegar a Gaua le di mil vueltas a las canciones en casa, hasta el último momento fueron analizadas. Las mezclas fueron realmente duras, poner en su sitio tantos detalles no fue fácil. Te aseguro que en esa parte del proceso tanto Asier Zubelzu como yo sudamos la gota gorda. Te diría que el nivel de exigencia durante todo el proceso ha sido altísima. 

Chus González de Copernicus Dreams
Chus González de Copernicus Dreams

J.G.: Y es algo que te aseguro que se nota. Efectivamente el disco tiene más riqueza en cuanto a texturas e incluso a influencias, se nota en el tratamiento de los teclados, por ejemplo. Pero también en tu forma de cantar. ¿O es cosa mía? 

CHUS: Las influencias son inevitables, amamos la música y surgen. Yo creo que ese nivel altísimo de exigencia al que te hacia mención antes, ha hecho que con cada disco hayamos crecido como banda. Hemos tocado mucho y eso se nota. Cuando grabamos «Sunrise» yo no había cantado nunca y Pablo ni había estado en una banda, ni mucho menos había pisado un estudio. Pablo toca mil veces mejor que cuando empezó y yo parece que por fin empiezo a cantar mejor. Bromas a parte creo que todo es fruto del trabajo.

…Hemos conseguido crear un sonido muy característico de Copernicus, lo cual no es fácil. Pero en ese camino buscando ser cada vez mejores estaba también el abrir el abanico compositivo…

J.G: Hay alguna banda que se haya colado en el germen de “Goals & Illusions” que no estuviese presente en el ADN de los trabajos precedentes, a mi me da que habéis abierto el abanico en ese terreno también. 

CHUS: Pues no lo se, es algo que casi debería responder el público cuando escuche el disco. Cuando compongo me dejo llevar por lo que pide la canción. Al final esta todo inventado. La verdad que escucho muchas bandas y de muchos estilos y puede que eso de forma inconsciente influya en los procesos creativos. En los últimos años no han dejado de sonar Harrison, Cordobas, Chris Robinson Brotherhood, Neal Casal, Eagles, Jackson Browne, Gospelbeach Little Feat o Jonathan Wilson. 

J.G: También se detecta una cierta dosis de ambición artística en el disco. Copernicus siempre ha tenido un evidente toque progresivo, pero creo que en esta entrega vais un paso más allá, tirando de unos añadidos de psicodelia más sesenteros y osados, como por ejemplo en “Vicious circle”.

CHUS: Hemos conseguido crear un sonido muy característico de Copernicus, lo cual no es fácil. Pero en ese camino buscando ser cada vez mejores estaba también el abrir el abanico compositivo. Básicamente no repetir hasta el infinito la misma formula. Por eso creo que este disco es mucho más rico. Tenemos el soul de «Matter of Time», el hard rock de «This Old guitar», la americana de «Goals & Illusions», la psicodelia de «Vicious Circle», y todas pasadas por el filtro Copernicus. 

J.G.: ¿Es «Tonight the stars» la canción que mejor representa el espíritu de Copernicus Dreams?

CHUS: Pues no sabría decirte!! Yo creo que nuestro espíritu de alguna manera está presente en todas. Esa canción surgió una noche de verano mirando a las estrellas, algo que siempre me ha apasionado. Es un medio tiempo romántico, con el lap steel guitar acompañándote durante todo el tema. Tiene un estribillo que al momento te atrapa. La parte final de la canción no tiene desperdicio. Las voces ganan en intensidad y por detrás aparece una guitarra con un delay que simula una lluvia de estrellas fugaces que a todos nos encanta. Es un tema muy completo. Si te refieres a nivel sonido si es cierto que tiene todos los colores de nuestra paleta. 

J.G.: «Rocking the rock» es un homenaje al pueblo de Frías y, muy especialmente a Joserra Rodrigo, el organizador de aquel Último Vals. ¿Cuánto nos marcó aquel inolvidable finde, verdad? 

CHUS: Fue un fin de semana inolvidable. Para nosotros como banda fue un punto de inflexión, ya que nos dio la oportunidad de darnos a conocer a muchísima gente. Estuvimos en todos los saraos ya que tocamos en la presentación de Power Records, en la oficial del Festival en Frías y por supuesto en el Último Vals. Ver a toda la gente de Frías con las camisetas de Copernicus fue un subidón. A todo eso súmale que regresamos en el Festival a Dos Pasos del Blues y con doble pase por la lluvia. Es tan grande nuestro vínculo con Joserra y con todo lo que hemos vivido allí que eso me llevó a escribir la canción. Por otro lado, te diré que a nivel personal estar y conocer a otras bandas maravillosas, me hizo ser todavía mucho más exigente conmigo mismo a la hora de componer. Quería demostrar que si estábamos allí era porque lo merecíamos. En definitiva nos hizo crecer. Así que una de las cosas que más me gustaría es poder presentar Goals & Illusions en Frías. 

J.G: No descartemos nada Chus. Viejos tiempos, buenos amigos. «Goals and illusions» también va de eso. 

CHUS: Sí claro, existe esa añoranza de los tiempos pasados, de una juventud en la que nos creíamos invencibles y que cada vez está más lejos. Pero al mismo tiempo también va de marcarse nuevas meta e ilusiones, esa curiosidad por ver con que nos sorprende el futuro. Por lo pronto esperamos que nos permita poder volver a tocar en directo cuanto antes. Perder la normalidad en nuestras vidas con la pandemia ha sido también una buena forma de darnos cuenta de que la vida es aquí y ahora. 

J.G.: Profundizando un poco más en el tracklist, incluso me parece que se asoman en algún momento calmado Sus Satánicas Majestades, las de los años 1971-72, me refiero por ejemplo a la estupenda “Old days”. 

CHUS: Amo a los Stones! Así que es todo un halago. «Old days» es una de mis preferidas. Es una canción muy nostálgica pero con una fuerza brutal. El paso del tiempo es algo que últimamente me ha rayado bastante y más cuando de repente recibes una llamada y te dicen que gente de tu edad, con la que habíamos compartido tantos momentos musicales como Patri o Oliver se han ido de forma trágica. Es en ese momento cuando recuerdas que estas en la cara b de disco y que tenemos que aprovechar al máximo. La vida es un viaje y lamentablemente no tenemos ticket de vuelta. 

J.G.: Si, creo que es ley de vida que en esa cara B del disco que dices, nos asalten ciertos pensamientos. También os habéis currado un videoclip muy chulo para el single de adelanto que tiene una pequeña historia detrás, cuéntanos. 

CHUS: El diseño del disco ha sido obra de Maichak Tamanaco un artista cántabro brutal. Cuando hicimos las primeras reuniones para ver por donde queríamos la onda del disco a Maki se le ocurrió la idea del cohete. Así que Maichak hizo el cohete con cartón a tamaño real en su estudio. Un cohete que lo tuvo durante todo el confinamiento, ya que la sesión inicial de fotos estaba prevista para marzo y finalmente por la pandemia se hizo en octubre. Aprovechando ese gran trabajo de Maichak dimos forma al videoclip con Iker Villa de Gaua Producciones. Y estamos encantados del resultado. El espacio es algo que nuestro amigo Copernico domina, y vimos que era una buena forma de simbolizar esa búsqueda de nuevas metas e ilusiones. A veces hemos pensado que viendo como están las cosas por aquí lo mejor era marcharnos.

…La industria musical ha sufrido un palo muy gordo. En 2019 teníamos bastantes fechas cerradas y todas se cancelaron…

J.G.: Y por cierto, ¿por qué elegisteis “Goals & Illusions” como primer single?. Y ya puestos, ¿por qué es esta canción la que da título a todo el disco? 

CHUS: Porque es toda una declaración de intenciones, a nivel personal y de la banda. En Copernicus hemos trabajado mucho y fruto de ese trabajo hemos avanzado, con el nuevo disco queremos seguir haciéndolo. A nivel personal también hemos sufrido situaciones que hacen que ese deseo de buscar nuevas metas sea algo maravilloso. «Goals & Illusions» realmente representa todo lo que esta incluido en el disco y aunque no estaba previsto también se ha convertido en un mantra para nuestras vidas.

J.G.: Y ya que te menciono algunas de las canciones que se encontrará el respetable en “G&I”, creo que también habéis hilado fino en el orden definitivo de los temas, detecto una diferencia sustancial entre cara A y cara B. 

CHUS: Te mentiría si te diría que fue complicado hacer el orden. Salió en casa mucho antes de grabar el disco. Un día de verano estábamos en casa de Maki comiendo y haciendo planes. Lo comente con los demás y Maki propuso cerrar el disco con «Serendipity Trip» en vez de «Vicious Circle». Nos encanto a todos. Se podría decir que en la cara A cualquier canción podría ser single y en la B vienen las sorpresas. 

J.G.: Una cara B más experimental quizá. Aunque esta diferenciación entre las dos caras de los discos es cosa de viejunos, es decir de los que comenzamos comprando discos y casettes, pues lo más jóvenes que han vivido la era CD no han establecido esa sensación de tener miedo a pasar a la cara B cuando la cara A es tan buena. Eso le puede pasar a alguno de los que ha comprado vuestro vinilo en pre-order. Cuéntanos cómo ha ido la venta de vinilos que empezasteis en enero, y ya de paso nos informas de las fechas de lanzamiento del formato físico y la descarga en las diferentes plataformas… véndete un poco. 

CHUS: No tendrán miedo porque afortunadamente en «Goals & Illusions» la cara B es tan buena como la A ;). Hasta la fecha no habíamos podido tener vinilo y creo que ha llegado en el mejor momento. La última vez que subimos a un escenario fue en diciembre de 2019 y eso ha afectado a la situación económica de la banda. Son muchos gastos de estudio, videoclip, diseño, copias de vinilo, cd…….Así que después de valorar diferentes opciones decidimos poner en marcha una pre-venta de 100 vinilos con descarga digital. Fue una locura!! En 6 días se agotaron. Fue un autentico subidón ver cuanta gente nos apoya. Al mismo tiempo sirvió para ver las primeras reacciones, que han sido muy positivas. El disco se lanza oficialmente el próximo 6 de marzo y estará disponible en todas las plataformas.

 J.G.: El objetivo de un disco, en especial para la banda, es llevarlo al directo, transmitirlo directamente al público, crear ese vínculo indefinible y tan necesario. De momento la cosa está complicada, pero ojalá dentro de poco podáis ensayar con normalidad y podamos disfrutar de “Goals & Illusions” en vivo ya que todos, especialmente vosotros, os lo merecéis. Muchas ganas ¿no? 

CHUS: No te imaginas las ganas que tenemos. Con la situación actual decidimos cancelar hasta los ensayos para evitar riesgos. Esperamos poder retomarlos en primavera y poder llevar a cabo al menos este verano unos cuantos conciertos. La industria musical ha sufrido un palo muy gordo. En 2019 teníamos bastantes fechas cerradas y todas se cancelaron. Podíamos haber pospuesto el lanzamiento del disco pero hemos querido que la música suene y mas cuando habla de nuevas metas e ilusiones

J.G.: Bueno Chus, muchas gracias por ser siempre tan señor y mostrarte cada vez dispuesto a hablar con nosotros, es un privilegio poder tener un parrafito contigo sobre música. Os deseamos toda la suerte del mundo, creo que con la calidad del disco el público va a caer rendido irremediablemente. Y ojalá podamos vernos en los conciertos muy pronto, lo necesitamos como el comer. Muchas gracias. 

CHUS: Gracias a vosotros por vuestro apoyo y cariño!!!

Por


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Entrevista a Fernando Jiménez de The Smoggers

Entrevista con Fernando Jiménez sobre los trece años de vida de The Smoggers.

Charlie Watts
Y Charlie Watts se bajó del carrusel (In memorian)

Charlie Watts se bajó del carrusel (In memorian)

Brad Marino - Looking for Trouble (2021)
Brad Marino – Looking for Trouble (2021)

Reseña: Brad Marino - Looking for Trouble (2021)

Son Volt - Electro Melodier
Son Volt – Electro Melodier (2021)

Reseña: Son Volt - Electro Melodier (2021).