Portada de Las 10 nuevas canciones de El Ser Humano publicadas este 2021

El Ser Humano presenta un disco donde las canciones adquieren un protagonismo que se advierte desde la portada y que se confirma en la posterior escucha del álbum…

A veces pienso que estamos diseñados para la prisa, para la impaciencia. Tal vez el hecho ineludible de saber que nuestro tiempo en el planeta es finito es lo que nos lleva a adoptar una inercia de inmediatez ante las cosas con las que esperamos disfrutar. Como si tomarse el tiempo preciso para encajar las piezas de algo que se nos ofrece para nutrir el alma o los sentimientos, fuese tiempo perdido que no se ha de recuperar en el nivel superior al que sin duda estamos destinados.


En cambio, con los años sabemos (o deberíamos saber) que es bastante habitual que el disfrute realmente duradero y pleno se esconda detrás de un periodo de insistencia, adaptación o canalización. Superada esta etapa, se va produciendo una especie de reacción química progresiva que va formalizando el auténtico sentido de ser de una obra (de la naturaleza que sea), y entonces vemos la luz y llegamos al goce y comprensión total.


A un servidor le viene ocurriendo esto con los últimos lanzamientos de El Ser Humano. Músico que producía un pop orgánico que desde el primer minuto me atrapaba en los tiempos en los que le conocí, y que progresivamente su propuesta se ha hecho más gaseosa y menos líquida.
En los primeros impulsos de 2021 nos ha presentado, bajo el auspicio del sello Belamarh Discos, su nuevo catálogo de canciones titulado genéricamente «Las 10 nuevas canciones de El Ser Humano publicadas en 2021»

El Ser Humano
El Ser Humano

Un trabajo en el que lo importante son las canciones, por encima de cualquier otra consideración, el título elegido para elepé no deja lugar a la duda.

Así queda de manifiesto también en la portada del disco, con el título en grandes letras arriba, en blanco sobre un fondo negro mate, y debajo los títulos de los diez cortes referidos y unos escuetos créditos que informan de que textos y melodías pertenecen a Gonzalo Fuster (el tipo que se esconde bajo la nomenclatura El Ser Humano), que también es el responsable de la grabación a excepción de las baterías que corren por cuenta de Juan Terol y los coros de Patricia Roca, el que busque soflamas comerciales o llamativas estampas que favorezcan el atractivo visual del disco, tendrá que buscar en otra parte.

…El Ser Humano se expresa bajo un prisma sónico que viaja ligero de equipaje produccional y con una afilada, que no pretenciosa, intelectualidad lírica…

Me da la sensación de que el artista se aparta un poco del pop que practicaba cuando le conocí para sumergirse en terrenos más propios de un cantautor con ganas de contar su historia y la de otros. Se expresa bajo un prisma sónico que viaja ligero de equipaje produccional y con una afilada, que no pretenciosa, intelectualidad lírica. También me parece detectar una leve amargura, especialmente en lo que a la profesión de músico se refiere, o al menos yo lo detecto en temas como «Etcétera».


Vienen y van, y son bienvenidos, unos sensibles acompañamientos orquestales que se fijan al sonido primigenio de Gonzalo y que iluminan la agridulce historia (otra vez el mundo de la música) de la excelente «Adivinanza» o a la soleada y biológica «Espacio»
Aunque les confieso que en este disco, los platos fuertes, los menos amables a la vista pero de sabor más rotundo, han sido (en mi opinión) las piezas desnudas de acústica y voz, introspectivas narraciones musicales como «Animal»«Soledad»«Lunática» o la preciosa «Palabras».

Bandcamp donde escuchar y adquirir este disco de El Ser Humano (Aquí)

Siempre es de celebrar que existan discos como este y artistas como El Ser Humano, cuya concepción de la canción va más allá de la vanidad y el discurso propiciatorio, me gusta su concepto y siento que sus discos ganan en enjundia y savoir faire.

Por

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *