Entrevistas

Entrevista sobre los Cramps y el libro ‘Lux & Ivy’ de Juanjo Mestre.

Hoy es una ocasión muy especial para quienes formamos el equipo del Exile SH Magazine. Nuestro compañero y, por supuesto, amigo Juanjo Mestre, está en puertas de presentar su segundo libro que lleva por título “Lux & Ivy. Una Cita con Los Cramps”. De ello vamos a hablar un rato con él.

Jorge G.: Enhorabuena por este segundo libro, Juanjo. No es algo baladí publicar un libro y tú con este llevas ya dos, tras el estupendo “1050 Discos Cardinales”. ¿Tan buena y satisfactoria fue la primera experiencia que no has dudado en repetir?

Juanjo M.: Pues muchas gracias, Jorge. “Los Cardinales” fue una experiencia inolvidable y muy satisfactoria, con especial mención para la parte que supuso visitar a amigos de otras ciudades que no veo con la frecuencia que me gustaría. En cuanto a lo de repetir, digamos que arrastro proyectos inacabados en borradores, algunos de mucho tiempo atrás, y todos sin una idea clara de llevarlos a buen término. De hecho la mayoría están descartados. Entre ellos estaba “Lux & Ivy”, que por unas circunstancias especiales ha podido ver la luz.

Jorge G.: ¿Cómo fue la idea de escribirlo, la gestación y el proceso de creación? ¿Cúal fue realmente el chispazo que encendió la mecha?

Juanjo M.: Al hilo de lo que te comentaba antes de esos borradores, yo tenía escritos y anotaciones sobre los Cramps, algunos incluso podrían remontarse a una devota atracción desde los tiempos en que siendo un adolescente descubrí los cómics del francés Serge Clerc. Por otra parte, ahora me doy cuenta que en algún momento de mi vida se me pasó por la cabeza que si algún día escribía un libro sobre una banda de rock, esa tendría que ser The Cramps. Pero realmente el chispazo definitivo surgió cuando se dieron unas particulares circunstancias, que fueron mis charlas “cramperas” con Gonzalo Aróstegui durante el 2018 y 2019, sobre todo cuando él estaba inmerso en la publicación y promoción de su libro “La figura de cartón”. Realmente su constante apoyo e insistencia al enseñarle el material fueron el empuje y las causas que aceleraron el proceso final. Te podría decir que estoy casi seguro de que si no hubiese sido por el valor que él le dio, por su interés y por su aliento, no habría finiquitado el libro. Estas cosas pasan, a veces pasan. Después llegó la pandemia y todo se tuvo que paralizar.       

Jorge G.: Sería importante dejar claro que esta segunda intentona literaria no tiene absolutamente nada que ver con aquel libro anterior, si bien entonces hablabas de tus discos cardinales a lo largo de las últimas décadas, en esta ocasión el leitmotiv es otro, más concretamente un grupo. Cuéntanos.

Juanjo M.: Sí, son bastante diferentes, aunque existe algún nexo en común como puede ser el tratamiento y planteamiento estético de los oldies que influenciaron a los Cramps. Por lo demás el enfoque es una especie de chifladura o excentricidad mía donde se combina realidad (en un alto tanto por ciento) con ficción. Dejo a criterio del lector que, si quiere, interprete donde puede haber más de una o más de la otra. Además están los dos relatos paralelos con Armando y con Gonzalo que subyacen y retozan en los tiempos, una técnica que creo fue influenciada por mis lecturas en los últimos años de libros de Víctor del Arbol, por supuesto con un resultado más simplón y guardando las distancias con el fenomenal escritor catalán.

…mi admiración por The Cramps es absoluta. Para mí son la verdadera esencia, cumplen todos los requisitos rocanroleros que más admiro, y nunca entenderé ese sector del mundillo musical que los mira de reojo, con algo de temor o con desprecio…

Jorge G.: ¿Por qué The Cramps? Será por bandas (en principio) con más salida comercial.

Juanjo M.: Como bien sabes, y como saben quienes me conocen mucho, mi admiración por The Cramps es absoluta. Para mí son la verdadera esencia, cumplen todos los requisitos rocanroleros que más admiro, y nunca entenderé ese sector del mundillo musical que los mira de reojo, con algo de temor o con desprecio. Para mí estuvieron (y están) a la altura de cualquiera que se tercie, mucho más si los comparamos con todas las fenomenales bandas de culto que jamás han superado la barrera del mainstream. En los Cramps había tanto o más amor, tanto o más rock ‘n’ roll y tanta o más actitud punk como cualquiera que citemos para cada uno de esos aspectos. Sin menospreciar nombres más comerciales que también admiro, como Beatles, Stones, Dylan, Bowie, Neil Young… no creo que nunca pueda (o se me ocurra) escribir un libro que aporte algo novedoso sobre ellos.

Cramps libro Lux & Ivy de Juanjo Mestre
Contraportada libro ‘Lux & Ivy. Una cita con los Cramps de Juanjo Mestre. Ilustración de Jaime Carañana.

Jorge G.: Podríamos decir entonces que consideras a The Cramps un grupo que no está valorado en su justa medida, y ese puede ser otro motivo añadido para acometer “Lux & Ivy”.

Juanjo M.: Sí, por supuesto, ese aspecto también influyó. Desde el momento en que nunca obtuvieron un reconocimiento generalizado están poco valorados, máxime si tenemos en cuenta el enorme legado discográfico o lo que eran sus inigualables conciertos en directo; insisto en la palabra “inigualables”. Aunque por otra parte también es cierto que existe un núcleo de fans (entre los que me encuentro) que tienen a The Cramps en un pedestal, donde también juegan factores icónicos con esas fotogénicas imágenes que mezclaban terror, amor de la pareja, serie B…

Pero, por encima de todo, creo que su gran importancia radica en aquella vuelta de tuerca a nivel musical que realizaron de los pioneros americanos, tanto del rocanrol fiftie como del garage sixtie.

Ninguna banda revival de la historia se puede equiparar con The Cramps, o quizás mejor sería decir que a The Cramps no se les puede tildar de revival. Ellos consiguieron el más difícil todavía: un sonido, un estilo nuevo partiendo del mayor primitivismo musical, ese que acabaron llamando psychobilly o punkabilly. Si por mí hubiera sido debería haberse definido como “cramps-sound” o algo así como homenaje más directo. En resumen, que los Cramps bebieron de la fuente pero sonaban a ellos mismos, a Cramps. 

Chals R.: Hola, Juanjo, yo no soy docto en el asunto, pero sí que me produce curiosidad preguntar: ¿Que papel jugaron los Cramps en el momento en que aparecieron en escena?

Juanjo M.: Hola Chals. Pues los Cramps surgen en la escena neoyorkina durante el segundo lustro de los 70. Fueron una de las bandas más emblemáticas del mítico CBGB junto a Ramones, Blondie, Suicide, Mink DeVille… En aquel momento ya captaron la atención de críticos y de aficionados como por ejemplo Alex Chilton, y ello fue por lo original de su propuesta, por esa recuperación del legado rockabilly más oscuro y esa actitud punk, pero realmente yo creo que no existe un reconocimiento real hasta 1984. Me atrevería a afirmar que el punto de inflexión, al menos en Europa, fueron sus recopilatorios “Off the bone” y “Bad music for bad people”.

…ellos crecieron en los márgenes, mantuvieron su actitud desde el primero hasta el último minuto, fueron más punks que los punks, más rockabillys que los rockabillys y más garageros que los garageros…

Chals R.: ¿Que aportaron para tí los Cramps al rock que debería figurar en los anales de la historia musical y su legado para las generaciones posteriores?

Juanjo M.: Los Cramps han aportado un legado inmenso, una discografía impoluta, sin manchas, solo por eso habrían de reivindicarse siempre. Pero es que jamás se vendieron al sistema, ellos crecieron en los márgenes, mantuvieron su actitud desde el primero hasta el último minuto, fueron más punks que los punks, más rockabillys que los rockabillys y más garageros que los garageros. Su mayor aporte fue la creación de un nuevo estilo utilizando como base la raíz. Todo honestidad, puro amor, un ejemplo, un referente. Se dice pronto.

Chals R.: ¿Se trata de un libro divulgativo con las vicisitudes acaecidas a lo largo de su discografía o está más cerca de una visión personal, emocional o más bien diría pasional?

Juanjo M.: Yo creo que ambas cosas. Tiene su importancia el aspecto cronológico y discográfico, pero como le comentaba antes a Jorge, existen otros personales y emocionales que conviven a lo largo del libro, sobre todo en los diálogos y en los relatos con Armando y con Gonzalo.

…la clave de los Cramps, unos auténticos devoradores de la música popular americana más marginal de la década de los 50 y de los 60…

Joserra R.: Hola Johnny. Los Cramps pasan por ser una de las bandas más provocadoras y punks de la Historia pero, visto tu trabajo en el libro, uno se da cuenta de que son unos auténticos compiladores de las rarezas y canciones de los años cincuenta más salvajes y excitantes que puedas echarte a los oídos. ¿Hasta que punto esa labor te parece de las menos valoradas por la parroquia y si ese ha sido uno de los motores de este libro tan necesario?

Juanjo M.: Ahí atinas mucho, Tete, porque esa es la clave de los Cramps, unos auténticos devoradores de la música popular americana más marginal de la década de los 50 y de los 60, y claro, ese aspecto también ha sido un motor para el libro. En cuanto a la respuesta de la parroquia crampera sobre esos orígenes, pues me parece muy dispar. Hay fans que no han escuchado o no han mostrado interés durante su vida por la música rockabilly o garagera más allá de los propios Cramps. Hay otros que sí, pero sin indagar en sus orígenes más directos. Y luego está también esa minoría de frikis exploradores que hemos rastreado en la raíz, en la base, yo conozco algunos.

En mi caso particular te diré que hace unos 15 años me agencié unos recopilatorios piratas que se titulaban, traducidos al castellano, “Canciones que nos enseñaron los Cramps” y que son los que forman buena parte del núcleo principal de oldies que aparecen en el libro. Hubieron otros volúmenes como, recuerdo ahora, los “Born bad”, también para muy frikis pero con un contenido espectacular, todo material muy divertido y que pueden servir de enorme ayuda para abrir pabellones auditivos y para amar estos sonidos de las cavernas y de las criptas.

Jorge G.: Comentábamos el otro día que no existe apenas (creo que nada en absoluto) literatura en torno a The Cramps en la lengua de Delibes. ¿Qué opinión crees que vas a encontrar en tu entorno más cercano o en tus lectores habituales? Y por otra parte ¿consideras un riesgo postularte como pionero en estas lides?

Juanjo M.: ¿Un riesgo? Bueno, partiendo de que nunca he sido lo que se dice “políticamente muy correcto”, de que incluso con los años me he vuelto menos conservador, de que me siento más cómodo en las lindes y en los márgenes, de que me la soplan cada vez más los riesgos de, por ejemplo, el qué dirán, pues me da exactamente lo mismo cómo me consideren. Escribo sobre lo que me apetece, no me limito a un estilo o género concreto, con una rutina de publicaciones o de programas radiofónicos más o menos semanal desde hace bastante años, no tengo que dar cuentas a nadie, mucho más porque no me gano la vida con este “por amor al arte”. Ahora bien, está claro que me gusta sentir el apoyo de los míos, aunque soy consciente que este libro no le va a gustar a todos, o que puede caer en manos de gente que no lo entienda o que no le de el suficiente valor.

En cuanto a literatura de The Cramps yo pensaba que no había nada, pero el otro día me contaron que Ignacio Juliá publicó en los 90 una pequeña biografía de 60 páginas. Supongo que, lógicamente, habrá algún dato en común, pero la orientación de este “Lux & Ivy” no creo que se corresponda con la mayoría de biografías musicales. Mi intención siempre fue hacer un cóctel que incluyera biografía, anécdotas, experiencia personal, cómic, ficción, discografía, influencias… que fuese diferente, sencillo y rápido de leer, sin profundidades intelectuales, dirigido a los fans de antaño y también a neófitos que puedan descubrir a los de Sacramento como merecen. Los Cramps eran urgentes, inmediatos y directos, así veo yo y así quería que fuera “Lux & Ivy”, que en un día se pueda leer pero que también se pueda acudir después a él como guía o consulta.

…un cóctel que incluyera biografía, experiencia personal, cómic, ficción, discografía… que fuese diferente, sencillo y rápido de leer, sin profundidades intelectuales, dirigido a los fans de antaño y también a neófitos que puedan descubrir a los de Sacramento como merecen…

Portada The Cramps ‘A date with Elvis’ (1986)

Jorge G.: Desviándonos un poco del tema del libro, pero no de los protagonistas del mismo. ¿Cuál es tu disco (o discos favoritos) de The Cramps? ¿Tienen alguna presencia especial en el libro?.

Juanjo M.: Mi disco favorito siempre fue y será “A date with Elvis”, me parece la obra más madura, la que abre una nueva vía en su evolución, además de una especial inclinación por estar directamente asociada a las marcas que me dejó en los años de adolescencia y juventud. Pero ojo, toda su primera época hasta ese disco me parece gloriosa e impecable.

Y bueno, todo sea dicho, con el transcurso del tiempo he aprendido a valorar mejor la trayectoria posterior y, actualmente, considero también “Stay Sick”, “Flamejob” y “Big beat from Badsville” como obras maestras. En el libro no existe ningún tratamiento más especial de ellas, o no fue esa mi intención. Incluso “Look mom no head!” y “Fiends of dope island”, que las considero obras menores, están tratadas en el libro con el mismo afecto que el resto.

David H.M.: El libro es autoeditado y se puede comprar online: ¿Cómo y dónde?

Juanjo M.: Sí, es autoeditado. Se puede comprar a través de la Tienda de nuestro Exile SH Magazine. Además está a la venta ya en alguna tienda de ropa y otros enseres rocanroleros, como por ejemplo Pute-Arte de Navarra que dirige mi amigo Mikel. Posiblemente también se ponga en venta pronto en alguna tienda similar o de discos que ya han mostrado interés contactando conmigo.

David H.M.: ¿No es un riesgo añadido acometer una empresa literaria en solitario y sin ningún tipo de financiación externa?

Juanjo M.: Por supuesto que es un riesgo, David. Tuve la oportunidad con un par de editoriales pero al final no quise darle vueltas a flecos ni andar a la búsqueda y captura de otras. Me decanté por esta opción, asumiendo ese peligro porque el anterior libro “1050 discos cardinales” con editorial me permitió tener experiencia en este mundillo y conocer ciertos entresijos. Yo me lo guiso, yo me lo como, hasta incluso la maquetación es mía. Además, creo que el espíritu de la obra y el de los mismísimos Cramps es esto, una apuesta independiente y diferente, ajena al mundo editorial o a esos territorios tan acotados que cohabitan en el mundillo musical. Ahora bien, por supuesto yo hice mis cálculos, entre mis lectores habituales y mis amigos, con una primera edición limitada y numerada; y en base a la respuesta ya veremos si se hace una segunda. Partiendo de que mi objetivo no era ganar dinero y asumiendo que no me voy a hacer millonario, intentaré no tener pérdidas.

Jorge G.: ¿Cuándo, dónde y en compañía de quién será la presentación oficial de “Lux & Ivy – Una Cita con Los Cramps”?

Juanjo M.: La primera presentación será en el 16 Toneladas de València, el próximo 6 de noviembre, acompañado por tres estimados amigos como son el gran ilustrador y dibujante valenciano Jaime Carañana, autor de la portada, así como también por Pepe de Rueda, gerente de la sala 16 Toneladas y gran “crampero”, y por el ilustre escritor y crítico musical Gonzalo Aróstegui.

Jorge G.: Me imagino que tendrás previsto hacer un tour por algunas ciudades del estado presentando el libro, como hiciste con “1050 Discos Cardinales”.

Juanjo M.: Antes te diré que, después de esta primera presentación, está prevista otra en València, en el King Creole de Reme Maldonado, y que también en su momento hablé con Lorenzo de Loco Club, con Vicente Ribas de Imágenes y con J.L. Larroca del Dublín de Gandía, así como en el Rock Pub Dau al Set de Carcaixent y en el Restaurante For Amur de Denia, pero no hay nada cerrado ni definitivo con ninguno, ya veremos, salvo el mencionado de Reme, que pronto se anunciará. Respecto al tour “crampero”, ya me lo han comentado amigos de Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla, habría que ver y cuadrar. Seguramente habrá una en Valladolid, se lo prometí a mi amiga Elena en su momento, y me gustaría cumplir la palabra.

…la portada y contraportada es obra de Jaime Carañana, un fenómeno como ilustrador, dibujante y como persona

Cramps libro Lux & Ivy de Juanjo Mestre
Portada libro ‘Lux & Ivy. Una cita con los Cramps de Juanjo Mestre. Ilustración de Jaime Carañana.

Jorge G.: Entiendo que capítulo aparte merece la portada, que me parece tremenda. ¿Quién es el autor?

Juanjo M.: Sí, es tremenda, a mí me parece fabulosa. Como te he comentado antes la portada y contraportada es obra de Jaime Carañana, un fenómeno como ilustrador, dibujante y como persona, además de buen amigo desde hace bastantes años. Tiene publicaciones en cómics como “De muerte” y “El rastro del Grial”. Fue precisamente este último, que me encantó, donde vi conexiones de su estilo con lo que yo buscaba.

Desde el primer instante se mostró atento y muy interesado, hablamos sobre el argumento, sobre Serge Clerc, le pasé fotos de mi colección “crampera”. Luego la cosa vino rodada y ya fue totalmente inspiración suya, incluso con cuatro viñetas que surgieron para momentos claves del libro. La verdad es que hubo feeling, creo recordar que tan solo hubo un pequeño retoque en la portada de su primer proyecto, concretamente la ubicación de la botella de vino.

Jorge G.: Otra cosa, ¿Cuales son tus primeras impresiones con respecto a la acogida del libro? ¿Cuál está siendo la reacción inicial del personal? ¿Ha habido repercusión mediática?

Juanjo M.: Bien, bastante bien. Entre amigos y fans cramperos está habiendo buena acogida durante esta primera semana a la venta y, espero, que se incrementen en las presentaciones. En cuanto a repercusión mediática por ahora no ha habido nada, salvo una muy breve entrevista de tres o cuatro minutos que me realizó Vicente Cases el pasado viernes en Loca FM de Valencia. Supongo que sucederá algo similar como con los “Cardinales”, habrá eco en algunos pocos medios y será ninguneado por muchos a pesar de tener conocimiento del mismo. Iremos viendo.

Jorge G.: Bueno, en principio solo nos queda desearte mucha suerte (creo que no la vas a necesitar en grandes cantidades), volver a darte la enhorabuena y esperar y desesperar a tener entre las garras “Lux & Ivy” para devorarlo. Le seguiremos la pista. Muchas gracias.

Juanjo M.: Muchísimas gracias, agradezco enormemente vuestro apoyo y vuestra amistad. Tu ejemplar, Jorge, ya viaja a su destino. Y bueno, ya sabes, que San Lux nos guíe y nos proteja en esta misión.

Últimos artículos de Exile SH Magazine (ver todos)


Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Calles que fueron nuestras, de Juan J. Vicedo (2019, Silex Ediciones)

Bajo el titulo inspirado por la canción "Tonight The Streets Are Ours" de Richard Hawley y tras la imagen de portada de la Leadmill Road ..

Música y pasión: Un libro de Joserra Rodrigo – “Pasión no es palabra cualquiera”.

“Eres inocente cuando sueñas y también cuando escuchas la música que amas”. Joserra Rodrigo En su libro "Pasión no es palabra cualquiera. Epifanías de rock & ..

Bajo los focos. Doce años de crónicas rockeras

Crítica y reseña del libro 'Bajo los focos' el libro de David Luciá, Antonio Sánchez y Antonio Collado

Starman - Paul Trinka
Bowie: “Starman (La biografía definitiva)” – Paul Trynka (Trayectos a contratiempo)

Bowie: "Starman (La biografía definitiva)" - Paul Trynka (Trayectos a contratiempo). Se relatan las sesiones de grabación de los más importantes discos de Bowie con ..