Micky y los Colosos del Ritmo

Críticas Discos

Micky, el chico de la armónica encabeza a una impetuosa banda para facturar un disco más que notable.

ocho composiciones (…) en las que se desborda el pop sixtie, el beat, el frat rock, el surf o el twist; pero también el Rhythm & Blues o el garage.

Se utiliza de manera habitual la palabra independencia a la hora de habar, escribir o publicar sobre asuntos diversos. A todos nos gusta adjudicamos la etiqueta de independientes, pero yo me pregunto qué es, en realidad, ser independiente cuando se tratan temas como la cultura o, en el caso que nos ocupa en esta publicación, la música.

Puede parecer que publicar una reseña sobre Vainica Doble o sobre un bucólico cantautor islandés es una prueba fidedigna de independencia. No estoy del todo de acuerdo con esto, yo creo que la auténtica independencia, lo que no se puede permitir nunca, es pecar de prejuiciosa o altanera, es por ello que a veces pienso que tal vez sea una prueba de independencia mayor que la referida, hablar de algún disco de Tino Casal o Spandau Ballet, o como en el caso de hoy, de Micky.

Sería fácil pasar de Micky obviando la utilización por parte de algunos de ciertos adjetivos demasiado manidos rememorando los años setenta o aquel célebre «Enséñame a cantar», o echar unas risas con tal o cual vídeo repetido de seguido en «Cachitos de hierro y cromo» y que la perspectiva del tiempo transcurrido ha dejado en un no muy buen lugar a los protagonistas del mismo.

Micky y Los Colosos del Ritmo
Micky y Los Colosos del Ritmo

Es costumbre patria hacer leña del árbol caído, e incluso utilizar la grosería y la infamia para intentar hacer leña de árboles que en realidad nunca cayeron, sino que se les quiere echar abajo tirando de mezquindad y crueldad, además de un profundo desprecio por la verdad y la historia.

En algunas ocasiones he creído sentir que a artistas como Micky y a alguno más (siempre de aquí, con los de fuera no hay huevos) se les ha querido derribar a hachazo limpio, pues por sí solos no creo que caigan nunca.

No voy a rememorar la trayectoria del ‘chico de la armónica’, para eso está google que lo sabe todo. Me voy a remitir al ahora, a la última aventura musical del ‘hombre de goma’ del rock y el pop íbero. A sus setenta y ocho años, Micky se lanza a la arena de nuevo con un intenso y glorioso cancionero junto a un grupo de auténticos forajidos del rock bautizados como Los Colosos del Ritmo.

Miembros de Los Imposibles como Paco Poza (guitarra, piano, órgano y compositor) o David Lorenzo (armónica y compositor) o de The Imperial Surfers como Mike Von Clubman (bajo), Javi Hunka Hunka (saxo) o Esteban ‘Beatboy’ Ramiro (guitarra) dan forma a la poderosa y climática banda que acompaña a Micky.

Como si de los sesenta se tratase y Los Brincos siguiesen practicando ese garage autóctono de su primer plástico, las novedades musicales aún llegaran desde Londres en los fondos de algunas maletas clandestinas o como si el blanco y negro siguiese dominando las pantallas y las páginas de las revistas… como si Micky no hubiese crecido, en esas coordenadas parece haber sido ideado, realizado y alumbrado este primer disco de Micky y Los Colosos del Ritmo de título homónimo.

Tenemos ocho composiciones producidas por Paco Poza y José María Rosillo y mezcladas por Mike Mariconda en las que se desborda el pop sixtie, el beat, el frat rock, el surf o el twist; pero también el Rhythm & Blues o el garage. Todo ello es tratado con sabiduría, oficio, talento, amor y buen rollo.

Actitud y energía que demostró el pasado fin de semana en el Trashville del Azkena Rock Festival y que se desprende de los surcos de este formidable álbum cuyo contenido no me voy a demorar demasiado en comentar, si bien no quiero dejar escapar la ocasión para remitirles a la escucha de la estupenda «Tú sabes bien».

No se pierdan otros instantes sobresalientes del disco como la pieza de apertura cantada en inglés con vientos e impenitente piano «Growin’ up again»; el rabioso Rhytm & Blues «El Telegrama»; el inquieto twist «Nunca más» o el exquisito colofón en la lengua de Flaubert titulado «Le roi de ton coeur».

No sé si estaremos siendo independientes o no trayendo este disco al Exile, tampoco importa demasiado, lo que importa es que Micky y Los Colosos del Ritmo han facturado un disco de esos que hoy se llaman vintage o retro o revival, pero que lo importante en realidad es que suena de lujo, que inyecta vitalidad y hace mover caderas y celebrar la vida y la música, y eso no se consigue todos los días. Celebrémoslo, ya lo decía Patti Smith hace unos días: La vida, la vida…

Latest posts by Jorge García (see all)


4 comentarios

  1. Seguramente lo conocí en la tele de los últimos 60. Micky y los Tonys. Yo era un niño y me quedé pegado a la pantalla. Unos cuantos años después compartimos unas rabas y cerveza en el antiguo Hotel de Portugalete. Cuando el edificio era una ruina de glorias pasadas, decadente y punto de mucho rollo. Tenía un bolo en una discoteca, Jamaica. Aquel que me hipnotizó de niño quería relajarse del personaje, justo lo que queríamos los que le acompañabamos. Estaba girando con un disco de esos que de vez en cuando da en la diana roquera o de buen pop. Como lo hace con este disco y esta banda de músicos. No huele a alcanfor en absoluto. Vigente y al día total. Gran trabajo. Enhorabuena Micky. Un placer.

    1. Yo le conocí varios años después, y seguramente en una época no demasiado venturosa para él, pero si buscas en su histórico musical, encuentras.
      Gracias por la anécdota, desde luego no huele a alcanfor en absoluto, alguno más joven ya querría tener su actitud.
      Saludos.

  2. Siempre transmites independencia, Jorge, la que muchos carecen, y con este artículo más. Micky es un crack y patrimonio nuestro, le pese a quien le pese. Estaba seguro que el disco con los Colosos te iba a molar. Abrazo.

  3. Acabo de escuchar en el Sótano de Radio 3 el tema growing up, y he flipado. No podía creer que Micky hubiera sacado un nuevo disco. ¡ MÁS MÚSICOS COMO ÉL Y MENOS AUTOTUNE, COÑO!
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Hawk – Bomb Pop (2018)

David Hawkins define su último disco como el fruto de su amor por Big Star, The Beatles y The Band. Sólo con esta afirmación es ..

Paul Weller – True Meanings (2018)

Pablo, Pablito y Pablete. Los tres Paul lanzaron sus nuevos trabajos casi al unísono. Tres leyendas, tres grandes, tres tipos arrugados con todavía cosas que ..

Lenny Kravitz : «Are You Gonna Go My Way» (1993)

¿Es la reencarnación de Jimi? ¿El regreso al redil de la black music de ese blues original que el caudillo blanco raptó llamándolo rock? ¿Es ..

Portada de Summer of Soul, el festival cultural de Harlem de 1969
Summer of Soul, el festival cultural de Harlem de 1969

La grandeza de Summer of Soul no solo reside en el contenido musical que ya de por si tiene un grandísimo valor, pero limitarse a ..