Seth Avett Greg Brown

Críticas Discos

Seth Avett regala un placentero, bello, cálido y soberbio disco de versiones. Le canta a Greg Brown, a la humanidad y a la belleza. Boniquismo absoluto.

No. No es el disco del año. Ni del mes, ni de la semana pero sin duda el nuevo artefacto sonoro de Seth Avett es un regalo. No apto para todos, pero sí un muy buen regalo. Delicado y bonico del to. Tomando las canciones de Greg Brown, cantautor semidesconocido para la gran mayoría con discografía abundante y de sobresaliente nivel que nadie entiende como anda por el camino secundario. Avett tiene una voz preciosa y utiliza esa gran baza en su beneficio para maravillarnos.

Ya nos dejó boquiabiertos y ojipláticos con aquel otro disco, de la misma guisa, que se marcó en 2015 junto a Jessica Lea Mayfield en el que se encomendaban al cancionero del tristemente desaparecido mago de la canción Elliott Smith… Otro regalo para paladares selectos… Pues bien, el nuevo artefacto sonoro de versiones es una delicia otoñal. Perfecto para disfrutar en días lluviosos con una buena taza de té entre manos.

Seth Avett regala un placentero, bello, cálido y soberbio disco de versiones. Le canta a Greg Brown, a la humanidad y a la belleza. Boniquismo absoluto.

Seth Avett factura unas versiones de country-folk sublimes en los que los acordes mágicos de su guitarra nos acarician y su fantástica voz nos susurra. Seth hace suyas las canciones de Brown sin aparente esfuerzo, como si hubiesen nacido en su cabeza y su corazón. Hay verdaderas joyas sonoras como la inicial «The Poet Game» o la genial «Just a Bum», y entremedias, para completar el trío inicial, está la divertida y coqueta «Good Morning Coffee» que tanto ésta como «Your drive me crazy» recuerdan al estilo de Jack Johnson.

El disco deambula por versiones preciosas interpretadas con maestría. Allí están «I sleep all night by my lover» o «Laughing river» para dar o quitar razones. Y visto y escuchado la primera mitad no hay sorpresa alguna, solo paz y agradecimiento. Escuchen la bella «Telling stories» o la estupenda «Tederhearted child» con la que Avett cierra el disco. Boniquismo absoluto! Avett le canta a Greg con maestría dando calidez a nuestras maltrechas almas. No es el disco del año pero es sumamente placentero y bello.

Seth Avett – «… Sings Greg Brown» (2022)

Seth Avett regala un placentero, bello, cálido y soberbio disco de versiones. Le canta a Greg Brown, a la humanidad y a la belleza. Boniquismo absoluto.

01.- The Poet Game/ 02.- Good Morning Coffee/ 03.- Just A Bum/ 04.- You Drive Me Crazy/ 05.- I Slept All Night By My Lover/ 06.- My New Book/ 07.- Laughing River/ 08.- Telling Stories/ 09. The Iowa Waltz/ 10.- Tenderhearted Child


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Fleetwood Mac – «Rumours» (1977)

Una de las muchas cosas que me llenan de satisfacción por pertenecer a la exiliada familia es ir viendo como, de a poco pero con ..

Bruce Springsteen – «The Wild, The Innocent & The E Street Shuffle» (1973)

Ya tardaba en dejar caer por aquí a Bruce Springsteen, uno de los artistas que más me han marcado, me atrevería a decir que además ..

50 años abriendo la cremallera: Sticky Fingers, obra suprema de los Rolling Stones

Especial sobre el disco 'Sticky Fingers' de The Rolling Stones por su 50 aniversario.

Dave Kusworth & Los Tupper – Cinderella’s shoes (2019)

...complemento guitarrero ideal con los cántabros a la hora de condensar el personal y carismático sonido que engendró junto a Nikki Sudden entre influencias de los Stones o los Faces... Tras ..