Brendan-Benson-Low-Key

Críticas Discos

Brendan Benson vuelve con un escueto disco, certero y maravilloso, de power-pop del siglo XXI

La vuelta de Brendan Benson en solitario al mundillo musical después de sus aventuras grupales junto a Jack White y The Raconteurs ha puesto broche de oro a lo escuchado en 2022. Desgraciadamente no tuvo tiempo de tener el poso necesario ni la escuchas necesarias para entrar entre los elegidos del año pasado pero sin duda por calidad lo merece sin debate alguno. Su nuevo disco es conciso. Ocho temas, dos son versiones, una versión del genial Gerry Rafferty. Media hora placentera donde Benson muestra su power-pop de etiqueta embadurnado de modernismos varios.

Para esta nueva colección de canciones Brendan Benson se encierra en su estudio, «Readymate studio», en Nashville, y decide actuar a lo Juan Palomo, tocando todos los instrumentos y generando todas las voces, dejando su estilo en unas canciones que suenan a sus héroes o como él cree que deberían sonar a día de hoy, sin olvidarnos de esa maravillosa voz que posee, armónica y melancólica, incluso a veces narcótica y apesadumbrada. Ritmos electrónicos que adornan las guitarras (tanto acústicas como eléctricas) y esos estupendos teclados. Todo lujo.

Brendan Benson vuelve con un escueto disco, certero y maravilloso, de power-pop del siglo XXI
Brendan Benson

Su nuevo disco es realmente corto. Es breve como lo eran los discos de antaño. Particularmente me gusta porque estoy cansado de los discos dobles con mucha paja que si fuesen reducidos a diez canciones serían más que notables. Brendan abre con una pieza de orfebrería de estribillo pegadizo y brillante. «Ain’t no Good» es un trallazo de estribillo sublime. Como canta/recita, qué melodía! qué estribillo! qué puto lujo! Luego con «I missed the plane» (favorita personal) nos desarma mirando de soslayo a Ray y a Macca. Qué inicio terrícolas! Macanudo!

«People grown apart» es puro Benson, delicadeza y explosión guitarrera en milisegundos para dar paso a la versión de Rafferty con una guitarra soleá en «Right down the line», que es puro retro sixtie, tan mod y guatequera como puedas imaginar. «Whole lotta nothing» parece una balada escrita para Jack White en The Raconteurs, muchos dicen que tiene el talante de obras de Nick Lowe aunque me cuesta verlo. Sin embargo en «Whatever’s on my mind» la esencia Who, Pete Townshend, es demoledora. Qué canción!

Para cerrar el brillante nuevo artefacto, Benson primero nos obsequia con «All in» que es otra versión, esta vez del rapero «Nasty C», y finalmente baja la persiana con «Something a little like home» con algo de pop-jazz ochentero a lo Weller que para dejarlo claro no es ni chicha ni limoná, tal vez de lo menos excitante de un disco que es notabilísimo. Benson no defrauda pero queremos otro con The Raconteurs!!!

Brendan Benson – Low Key (2022)

Brendan Benson vuelve con un escueto disco, certero y maravilloso, de power-pop del siglo XXI
LOW KEY

01.- Ain’t No Good/ 02.- I Missed the Plane/ 03.- People Grow Apart/ 04.- Right Down the Line/ 05.- Whole Lotta Nothin/ 06.- Whatever’s on My Mind/ 07.- All In/ 08.- Something a Little Like Home


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

091 – La otra vida (2019)

...un buen álbum, por encima de la media nacional entre los publicados durante el año en curso pero... los discos de estudio, al menos los ..

Bantastic Fand – Somebody´s World

Son muchos los vínculos y vivencias compartidas con nuestra querida banda de la Desert Town como para tratar de ser un gramo objetivo con éste, su ..

Dinosaur Jr – Sweep it into space (2021): solidez y sabiduría

Reseña y crítica de Sweep it into space, álbum de Dinosaur Jr.

The Wave Pictures – Great big Flaming burning moon (2015)

...y por supuesto también perduran los estribillos pegadizos, la urgencia, la imperfección, la inmediatez, la latente sensación de que improvisan... Incontinentes, desenfrenados, incluso visiblemente viciosillos a ..