Críticas Discos Especiales

Qué buenos eran, coñio!!! En 1964 los Beatles se pusieron en venta y claro, todos los terrícolas y la gran mayoría de marcianos de todas las galaxias los compramos. Los Fab Four estaban agotados de la Beatlemanía, de las nenas alocadas y gritonas, también porqué no del negocio. “Beatles for sale” tenía que salir rapidito porque la compañía necesitaba money money y entregaron religiosamente su disco, su cuarto disco, el que muchos catalogan como su disco más flojo, ilusos! Los de Liverpool no tienen disco malo ni que baje del sobresaliente!. Su carrera es perfecta, en clara evolución y está repleta de canciones maravillosas y en este caso no iba a ser diferente, además casi la mitad del cancionero son versionacas y ya sabéis como me gusta coverizarme. Vale, no es el disco con más exitos famosos del grupo pero eso no quiere decir nada, el disco es tremendo y personalmente le tengo un cariño especial, me encanta, es acojonante. Es el último disco de los Beatles que tiene el formato básico de pop de la época, bueno, el que ellos marcaron pues luego llegó la traca con “Help”, “Rubber soul”, “Revolver”….. Sí, cada vez nos daban más, cada vez eran más y más geniales, y cada vez se alejan más de aquello que eran en 1964. Llegó la psicodelia, el hippismo, los álbumes conceptuales, el LSD y llegó Yoko… pero eso es otra historia. Vamos pues con este grandísimo disco que me alegra siempre la existencia, que me hace feliz. Vamos con (me hace gracia) el disco más flojo de los Beatles…

 

De entrada Lennon toma protagonismo absoluto. “No reply”, “I’m a loser” y “Baby’s in black” forman una tremenda tripleta de John. Me encanta “No reply” y a quién no? Las tres tienen ese regusto cincuentero y esa melancolía que no tristeza que muy bien sabía plasmar Lennon, por cierto, no puede cantar mejor el gañán. La magnífica “I´m a loser” es una de esas que me gusta tararear, que me viene siempre a la cabeza porque yo también soy un loser y a mucha honra. Es un caramelito esta canción, y joder con Paul, vaya pedazo de coros. “Baby’s in black” es bonica del to, qué puedo decir de ella? Pues nada, sólo que es ponerla y caer enamorado. Para rematar, John, coveriza a la perfección el “Rock’n’roll of music” del maestro Berry y joder, qué bien lo hace. Y entonces Paul se reivindica con una de sus joyas pop, de melodía perfecta, de morirse de bonita. “I’ll follow the sun” es 100% Macca, imitada después hasta la saciedad por miles de grupos y en todas las décadas: esos acordes, esa sencillez, esa belleza… puro sonido Beatle, puro sonido Macca. Dos covers más le siguen: Mr Moonlight cantada por John (qué comienzo Virgen Santa!) y “Kansas city/ Hey hey hey” por Paul que es la monda lironda. Una cosa. Macca canta de putísima madre, es uno de los mejores, en conjunto puede que el mejor por composición/cante/virtuosismo. No hay otro como él. Como canta el rock! La madre que lo parío!. Después de todo esto llega el hit del disco «Eight Days a Week», el que todo el mundo recuerda y que personalmente creo que es una de las canciones más flojas del álbum y más aún de las compilaciones al uso. Eso sí, se pega como ninguna, y  Lennon la canta a la perfección. La cover de Holly “Words of love” es otra maravilla que fácilmente hacen suya y luego como siempre, por la track 10 más o menos llega el momento Ringo. Ya sabéis que es mi Beatle favorito, y esta versión countresca del “Honey don’t” de Pekins me parece sensacional. Además es la que siempre canto cuando voy taja, cuando me pongo como una cuba acabo cantando esta canción allá donde esté. Me parece tremenda: «But huh uh well honey don’t, well honey don’t. Honey don’t, honey don’t, honey don’. A-say you will when you won’t, huh uh honey, don’t!». Ya llegando al final tenemos esa maravilla de Lennon/Macca cantada por ambos que es “Every little thing”, una de esas joyas ocultas (como tantas) que tienen los Beatles. Es una de mis favoritas del disco, que lo sepáis. Y qué me decís de la alegre “I don’t wan to spoil the party”? Pero luego llega Macca con su “What you’re doing?” y te desarma, qué cancionaca, qué batería más moderna!!! qué riff!! qué voz!!! Quién dice que es el disco más flojo de los Beatles? Joder. Y para cerrar otra cover. “Everybody’s trying to be my baby” de Perkins cantanda por George, el tímido George al que le faltaba poco para comenzar a emerger en el grupo y en la composición hasta hacerse importantísimo. Discarro del copón bendito, un auténtico clásico nikochiano. 

The Beatles – “Beates for Sale” (1964) 
8,5/10
01.- No Reply/ 02.- I’m a Loser/ 03.- Baby’s in Black/ 04.- Rock and Roll Music/ 05.- I’ll Follow the Sun/ 06.- Mr. Moonlight/ 07.- Kansas City:Hey, Hey, Hey, Hey/ 08.- Eight Days a Week/ 09.- Words of Love/ 10.- Honey Don’t/ 11.- Every Little Thing/ 12.- I Don’t Want to Spoil the Party/ 13.- What You’re Doing/ 14.- Everybody’s Trying to Be My Baby




Por Nikochan


*post aparecido originalmente en Nikochan Island

Latest posts by David H. Molina 'Nikochan' (see all)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Los mejores DEBUTS del ROCK… para Exile Sh Magazine

Volvemos a la carga con un nuevo especial, esta vez la troupe de exiliados hemos hurgado en nuestras respectivas bibliotecas en busca de los mejores ..

Imperial State Electric – Honk Machine (2015)

Nicke Andersson acabó en 2008 cerrando la trayectoria de su banda sueca The Hellacopters con un disco de versiones y una gira de despedida apoteósica. ..

Enfermedades raras, de Cisco Fran

Cisco Fran es el alma matter de La Gran Espereanza Blanca, uno de los secretos mejor guardados de la capital del Turia. Pero Cisco Fran ..

Jake Xerxes Fussell – Out Of Sight (2019)

...un gran disco por la verdad que transmite, la pasión que despliega y la elegancia con la que reinterpreta estas viejas tonadas de folk oscuro, ..