Críticas Discos

… sonoridades americanas, bluegrass y country en un sentido auténtico atendiendo a los géneros, pero además de saberse la lección destilan arrojo e ilusión…»

Llevo ya un tiempo siguiendo a este joven grupo de Valencia a través de los directos, los encontré la la primera vez abriendo para The Fakeband, más tarde para Arizona Baby, desde el principio me gustaron en su acercamiento a las sonoridades americanas, bluegrass y
country en un sentido auténtico atendiendo a los géneros, me transportaron a través de
los grandes nombres de la América profunda, incluso tuve la sensación de
estar ante una banda en mitad de Nashville, ó en un bar de carretera
perdido en Texas, y vale, yo sé que la apariencia no tiene importancia,
pero ver cantar con esa emoción a una especie de cruce entre actitud
Chrissie Hynde e interpretación Emmylou Harris me impactó cuanto menos. Pero sobretodo hay un detalle que me alegra, y es comprobar que en sus directos han conectado con un sector de publico joven, algo admirable atendiendo a la edad media que suele asistir religiosamente a disfrutar de música en directo cada fin de semana, lo consiguen con un estilo como el country, pero es que además de saberse la lección destilan arrojo e ilusión.

Su colaboración en el nuevo
disco de La Gran Esperanza Blanca podría considerarse el mejor de los
preludios, ya sólo me quedaba
disponer de alguna prueba física grabada en estudio que refrendara mis argumentos, pués su
discografía oficial entonces aún no había empezado. Ahora llega Prodigy con el que se estrenan oficialmente, son cuatro canciones de su
puño y letra, una de ellas instrumental, una buena oportunidad con las que comprobar sus capacidades a
la hora de componer su propio repertorio.

Y efectivamente, las dudas se disipan. El EP abre con Prodigy, una maravilla instrumental a modo de banda sonora evocadora que suena a prados y campo abierto, le sigue Owl Train, muy bien construida sobre el entrelazado de acústica y banjo de Mike Fernández (Red Buffalo, Gran Quivira) y Raúl Pruñonosa respectivamente, omnipresentes en todo momento, y que remata una línea melódica a cargo del violín de Raff Dean, perfecto colchón country para que la voz de May May Ibañez se abra paso, a diferencia de la potencia de los directos, más sosegada, con una melodía a caballo entre el country más añejo y el sonido de las nuevas bandas (Shovels & Rope, Avett Brothers…), Back To Badlands es una balada que me recuerda a Emmylou Harris, a mi entender la voz de May May gana muchos enteros en esta cadencia más lenta, además con el contraste que da la emoción que imprime al estribillo. Esta canción aporta otras dos novedades al sonido habitual del grupo, por una parte la guitarra eléctrica de Mike Fernández que utiliza como si se tratara de una pedal steel, y la harmónica que confiere al sonido un carácter más evocador, elementos que para mí suponen un paso adelante. Cierra el EP Dr.Whiskey, una delicia country-pop que lanzada en plena avenida principal de Nashville sería éxito seguro, de nuevo la sombra de las grandes divas del country de los 70 se personan en esta maravilla anacrónica, añeja y alejada de todo cuanto suena a orillas del Turia.

Opino
respecto a Badlands que dentro de unos estilos en los que ya se ha dicho
todo, tienen su propia personalidad y mucho potencial, su música no busca decir nada
nuevo, no hay nada alternativo ni moderno en la propuesta, pero ojo que
tampoco hay una intención kitsch y/o vintage, no dudo de sus intenciones
y me los creo. Un gran paso adelante para este grupo novel que a mi entender supera el estigma de «banda de versiones», canciones de su puño y letra que ofrecen unos cuantos matices más a la ya consabida potencia que destilan en sus directos. No cabe más que esperar a su próximo disco en el que ya están trabajando, llevará por título Homecoming, sólo puedo deciros que permanezcáis atentos a Badlands, se hablará de ellos.

Badlands – Prodigy (2015) 7/10

1.- Prodigy
2.- Owl Train
3.- Back To Badlands
4.- Dr.Whiskey

Podéis descargar y oir estas canciones en su Bandcamp, pinchar aquí
Aunque aconsejo que compréis la copia física, por una parte para apoyar a la banda, y por otra por el diseño de banjo en el cd, bonito, bonito.

Badlands son:
May Ibañez (Voz)
Mike Fernandez (Guitarra)
Raul Pruñonosa (Banjo y coros)
Raff Deen (Violin)
Isaac García (Batería)

Por


Una respuesta

  1. Les tengo ganas y cada vez que te leo algo de ellos me entran mas ganas, me voy a su bandcamp y les pego la oída que tengo pendiente, tienen todo lo indicado para gustarme.
    Abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

los-tupper-silver-wedding-1
Los Tupper – ‘Silver Wedding’ (2020): compromiso con el rock and roll

Reseña: Los Tupper - 'Silver Wedding' (2020): compromiso con el rock and roll. ...Los Tupper han ampliado y expandido un homenaje humilde y sincero a ..

Exfan – Autoficción (2021): manantial de crudeza melódica

Crítica y reseña de Autoficción, el disco del 2021 que han publicado Exfan.

Nuevo vídeo de Mississippi Queen & The Wet Dogs – Welcome Home

La banda bizkaitarra Mississippi Queen & The Wet Dogs tiene nuevo vídeo. Se trata del tema "Welcome home", título que no deja de tener cierto inri a tenor ..

Pigmy – Manifestación (2020): hipnótica artesanía

Reseña y crítica sobre 'Manifestación' de Pigmy