Conciertos

demostraron humildad y sencillez, con una preparación concienzuda para que sonaran imponentes todas y cada una de sus melodías powerpoperas. Para colmo el final fue demoledor con Ken Stringfellow al mando de versiones de REM, Dom Mariani, Big Star o The Posies...

Y llegó el esperado día en que «Salto al vacío», flamante último disco de los valencianos Star Trip, se presentara en el Loco Club de València, una sala casi llena y que demostraba cuán querida es esta banda, al menos a nivel local.
Abrió fuego como telonero —mejor sería decir invitado de lujo— Ken Stringfellow que, a pelo con su guitarra eléctrica, ofreció un pase corto pero sumamente intenso, con el que dejó pasmado y boquiabierto a la concurrencia cercana al escenario que estaba atenta a su exhibición de talento. Digo y recalco lo de atenta porque lo peor —o mejor sería decir lo único chungo de toda la velada— fue la brutal irrespetuosidad que durante ese breve recital mostró una parte de los espectadores que estaban en la zona más alejada del tablado, con un murmullo estruendoso y haciendo caso omiso a las múltiples peticiones de silencio por la otra parte del público.
Con Star Trip y Ken Stringfellow (Crónica concierto Loco Club, 2)

Después el considerable volumen eléctrico de Star Trip permitió que ese murmullo desapareciese o se diluyera a lo largo de un setlist basado casi exclusivamente en la interpretación íntegra del álbum protagonista, con momentos de trance para el recuerdo como la inicial «Nada es importante«, una sorprendente adaptación acelerada de «Un susurro que explota«, o lindezas como «Sueños«, «Porqué mirar atras«… A ellas se sumaría al final «Estás ahí«, perteneciente al primer disco homónimo del 2015.

Con Star Trip y Ken Stringfellow (Crónica concierto Loco Club, 3)
A nivel general los chicos de Star Trip mejoraron las altas expectativas depositadas. A lo largo de todo el evento demostraron humildad y sencillez, con una preparación concienzuda para que sonaran imponentes todas y cada una de sus melodías powerpoperas. Para colmo el final fue demoledor con Ken Stringfellow al mando de versiones de REM, Dom Mariani, Big Star o The Posies. Francamente difícil no disfrutar como cosacos con «The one i love«, «Can’ get what you want» (espectacular temazo australiano para minorías selectas de DM3, también versionado por Orange Humble Band), «September gurls« y «Solar Sister«. Pues eso, que los altos decibelios no nos dejaron sordos sino muy satisfechos.

* Todas las imágenes del archivo redactor JJ Mestre. Vídeo a cargo de Alfredo Beltrán.


Por


Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Especial afterpunk de 1981. Podcast

Podcast sobre el afterpunk de 1981 con 8 bandas y 16 canciones.

Massage – Still life (2021): exquisitez melódica de jangle-pop y shoegaze

Reseña y crítica del álbum 'Still life' de la banda angelina Massage.

Remi Carreres – The Visitor (2021): atípica ofrenda a Bowie, al hombre que vino de las estrellas

Crítica y reseña de 'The Visitor', el álbum de Remi Carreres que homenajea a David Bowie.

Alex Chilton y el ‘Bach’s bottom’ + novedades

Podcast sobre Alex Chilton y algunas novedades discográficas del 2021.