Discos Críticas

…este EP surgió de las mañanas de resaca después de largas noches de farra junto a sus amigos escuchando canciones de The Go-Betweens y Paul Kelly, noches que acababan en largas jam sessions con el pub a puertas cerradas. Solo tenéis que pinchar la canción “The Piss, The Perfume” para caer rendidos: años 80, guitarras y los Pretenders…

Para quien no conozca a Hayley Mary solo apuntar que es la vocalista del popular grupo australiano The Jezabels, un grupo que no me llama para nada la atención, no me gusta su disco-pop. Pero ay! estoy realmente enganchado a algunas de las nuevas canciones que contiene este EP titulado The Piss, The Perfume y que nada tienen que ver con lo ya hecho con el grupo.
Cuenta Hayley que la primera canción de este EP surgió de las mañanas de resaca después de largas noches de farra junto a sus amigos escuchando canciones de The Go-Betweens y Paul Kelly, noches que acababan en largas jam sessions con el pub a puertas cerradas. Solo tenéis que pinchar la canción “The Piss, The Perfume” para caer rendidos: años 80, guitarras y los Pretenders, ya el video clip no deja lugar a la duda sobre la intención de la australiana, poses, indumentaria, coreografía, elementos que caerían en saco roto si no fuera por que la canción es realmente magnífica.

La duda la tenía con el resto de canciones y “Like A Woman Should” confirma que tiene la gracia, otra maravilla de pop de guitarras que me tiene loco y consigue que mi nostalgia musical entre en completa ebullición.

Por supuesto, nadie nunca llegará a rozar ni por casualidad la grandeza de Chrissie Hynde en su propio terreno, sin embargo en esta tonada Hayley Mary le planta cara y se le acerca. Es una canción realmente buena. La duda la tenía con el resto de canciones y “Like A Woman Should”, la que sigue, confirma que no es casualidad, otra maravilla de pop de guitarras que me tiene loco y consigue que mi nostalgia musical entre en completa ebullición, añadamos a Cindy Lauper a la lista de referencias. Es evidente que es una artista de las de antes que le gusta la interpretación y meterse en el papel, ser el centro de atención y la verdad es que tiene la gracia para hacerlo. En estos términos no podía faltar una balada, “Ordinary Me” no se sale de los márgenes de calidad del EP, evidentemente algunos de sus giros vocales llevan inexorablemente a los Pretenders, pero que más da si lo hace fenomenal y además se agradece que las guitarras estén presentes en todo momento. “Holly” es la más pop, una tonada que en otro tiempo hubiera triunfado en la radiofórmula, y por último la guitarrera “Brat” junto a la primera, buen material musical, perfecta para cerrar este primer trabajo discográfico que deja las expectativas muy altas.

Hayley Mary empieza con muy buen pie su carrera en solitario que poses a parte, si lo que acontece en The Piss, The Perfume no es anecdótico y puntual, más allá del ejercicio nostálgico tiene maña para las tonadas pop adictivas además de ser buena cantante. Quien sabe, tal vez estamos ante una artista a la que seguir, ya solo por juntar en una misma reseña a Pretenders, Cindy Lauper y The Go-Betweens vale la pena prestarle un poco de atención.
Por Chals Roig


2 respuestas

    1. Buah Alberto, a mi me encanta lo que ha hecho Haley Mary en solitario, una gozada, y mira que sus discos con The Jezabels para mi no tienen absolutamente ningún interés. Si, muy bien, gracias Alberto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Spaghetti & Frank - Motherfuckin' Rock 'n' Roll (2021)
Spaghetti & Frank – ‘Motherfuckin’ Rock ‘n’ Roll’ (2021)

Reseña del disco de Spaghetti & Frank: Motherfuckin' Rock 'n' Roll (2021)

The Smoggers - Funeral (2021)
The Smoggers – ‘Funeral’ (2021): en las catacumbas del garage-rock

Reseña del disco de The Smoggers, en el que celebran un funeral lleno de fuzz y atmósfera garage-rock.

Nathaniel Rateliff The Future
Nathaniel Rateliff & The Night Sweats – The Future (2021)

"The Future", el nuevo y flamante disco de Nathaniel Rateliff y sus Night Sweats. Cuarta joya consecutiva repleta de alma, garra y verdad.

Tk & The Holy Know-Nothings – The Incredible Heat Machine
TK & The Holy Know-Nothings – The Incredible Heat Machine (2021)

TK entrega sonidos americanos repletos de clase, letras de carretera y manta, y un poso musical de verdadero lujo.