Gold Record

Críticas Discos

Callahan recita, seduce y con arreglos de alto copete y su voz sedosa convence aunque no es oro todo lo que reluce. Atemporal.

Puede que para muchos el mayor logro de Bill Callahan haya sido haber mantenido una relación íntima con Chan Marshall aunque luego la gatona le pusiese los puntos sobre las íes. La verdad es que el de Maryland deslumbró durante los noventa y principio de los dosmiles con su proyecto «Smog». Ahí quedan para la posteridad obras magnas como «Red Apple Falls» (97), «Knock Knock» (99) y «Dongs of Sevotion» (00), incluso «Supper» (03) estuvo super…

Sí, Callahan tenía su estilo, su puntito de trovador atormentado, su garganta profunda, su indie-folk-rock de cámara, compitiendo por aquella época con bandas como Lambchop y Tindersticks, e individualidades como Nick Cave y Bonnie «Prince» Billy….. Y como es lógico, normal y entendible tomó la senda de facturar los discos bajo su nombre, lo que se viene diciendo «en solitario»… y allí puso la directa, fuera de modas y totalmente impasible a las críticas.

De esa manera también ha entregado discos interesantísimos, de esos, mis dos favoritos son «Sometimes I Wish we were an Eagle» (09) y «Dream River» (13), pero podríamos decir que mantiene un nivel de calidad muy bueno y constante, a modo de martillo pilón, claro que lejos de la magia de Smog. Este año entrega nuevo material, una decena de canciones agrupadas bajo el título de «Gold Record».

No es oro puro lo que escuchamos, no se sale ni un ápice de su estilo, ni tampoco baja la calidad. Es un disco notable que ya no sorprende. Cantado o recitado con suma clase, y con unos arreglos de alto copete. «Pigeons» que abre el disco es la mejor prueba de ello. Recitado y mucha clase, eso no deja que se evapore en todo el disco, a veces añadiendo trompetas como en la magnífica «Cowboy» pero siempre a modo de aderezo, siempre como actor secundario, siempre para dejar un toque de distinción.

«Another song» es muy Cash, como bien dice Bill en la primera frase, es un tema muy bonito. Relajante. «35» tiene mucho de Lambchop y Tindersticks… Y por esos derroteros andamos siempre. Tal vez habría que destacar «Let’s move to the country», «Breakfast» y «Ry Cooder» que dan un pasito más, pero como digo todo el disco es muy compacto, muy Callahan. Sí, muy suyo. Para bien o para mal. Un disco atemporal, de calidad pasmosa pero como viene siendo habitual nada directo ni de fácil escucha, aunque por supuesto maravilloso.

Bill Callahan – Gold Record (2020)

Callahan recita, seduce y con arreglos de alto copete y su voz sedosa convence aunque no es oro todo lo que reluce. Atemporal.
Gold Record

01.- Pigeons/ 02.- Another Song/ 03.- 35/ 04.- Protest Song/ 05.- The Mackenzies/ 06.- Let’s Move to the Country/ 07.- Breakfast/ 08.- Cowboy/ 09.- Ry Cooder/ 10.- As I Wander

Latest posts by David H. Molina 'Nikochan' (see all)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Big Thief - Dragon New Warm Mountain I Believe in You (2022)
Big Thief – Dragon New Warm Mountain I Believe in You (2022)

Big Thief firman un doble disco delicioso, ambicioso y repleto de sutiles sonoridades que toman la tradición americana y la ponen al día. Pura orfebrería ..

The Beatles – Let It Be (1970)

Let It Be es uno de los cuatro primeros discos de los que tengo consciencia cristalina de tocar con mis manos y escuchar con mucha atención ..

The Popravinas – Willy Nilly (2019)

...incidiendo y depurando el sonido que caracteriza a estos californianos de Santa Mónica, a medio camino entre el powerpop y el country alternativo, en la línea ..

Underwater Sunshine - Suckertree (2021)
Underwater Sunshine – Suckertree (2021)

Reseña del disco Suckertree de Underwater Sunshine, publicado en 2021