Discos Críticas

Crítica y reseña de ‘We are’, el disco que ha publicado Jon Batiste en el 2021 y que lo lleva a altas cotas de popularidad. 

…obra que exhibe un talento descomunal, llena de energía renovadora aunque mantenga las formas tradicionales, derrochando elegancia en un cóctel de música negra que incluye soul, jazz, rap y rhythm&blues, y sin ser una vulgar imitación de clásicos…

No ocultaré mi ignorancia hasta hace más o menos cuatro Telediarios sobre Jon Batiste. Eso sí, estoy plenamente convencido de que, salvando avispadas y perspicaces excepciones o casos que ahora se subirán al carro y nos contarán su vida y milagros, no soy de los pocos que desconocíamos cómo se las estaba gastando desde hace algunos años este fenómeno de Luisiana.

Imagen de Jon Batiste, para la promoción de "We are"
Jon Batiste. Imagen promocional álbum «We are» y single «I need you».

Por citar algunos antecedentes, lo poco que había oído hablar del geniecillo era que andaba detrás de la banda sonora de «Soul», la peli de Pixar, aunque realmente no le presté suficiente atención hasta que mi amigo Alberto Secades nos puso a bailar a un nutrido número de suscritos en «Común sin sentido« con «I need you« y, ya de paso, nos enterábamos de que «It’s all right», la versión de Curtis Mayfield and The Impressions que sale en el citado film de animación, estaba interpretada por Batiste junto a Celeste. 

Desde entonces mis indagaciones me han conducido en poco tiempo hasta una barbaridad muy bárbara como es, dentro de sus inicios, un directo en New York del 2006, concretamente en el Museum Rubin of Art, o, ya más cercano en el tiempo, a una exquisitez de estudio como «Hollywood africans» del 2018. A ello habría que sumar su apartado de difusión más social, como su participación el pasado año en las protestas Black Lives Matter de New York, o en el presente 2021 las nominaciones al Globo de Oro y al NAACP Image Award que honra a excepcionales personas negras en diferentes ramas artísticas. 

Jon Batiste en New York, dirigiendo una banda que animó al público en las jornadas de protesta Black Lives Matter por la muerte de George Floyd.
Jon Batiste en New York, dirigiendo una banda que animó al público en las jornadas de protesta Black Lives Matter por la muerte de George Floyd.

El caso es que ahora nos llega «We are«, obra que exhibe un talento descomunal, llena de energía renovadora aunque mantenga las formas tradicionales, derrochando elegancia en un cóctel de música negra que incluye soul, jazz, rap y rhythm&blues, y sin ser una vulgar imitación de clásicos.

Dedicated to the dreamersseersgriots and truth tellers who refuse to let us fully descend into madness.”

Si la anteriormente mencionada «I need you« era una especie de blues popero y bailongo lleno de ritmo, de amor y de buen rollo para un mundo demasiado invadido de problemas, la segunda avanzadilla promocional fue la enorme «Cry«, una especie de canción protesta sobre la igualdad, a medio camino entre el folk y el gospel, y que contó con la colaboración de Steve McEwan en la composición además de un distinguido elenco de músicos invitados en los instrumentos.  

Poco antes del estreno del álbum se presentó «Show me the way«, un rhythm&blues melódico que entra muy bien, con influencias de Stevie Wonder o Al Green y que contó con la compañía vocal de la escritora británica Zadie Smith.

En el resto de material también aparecen otros invitados acompañantes como PJ Morton & Trombone Shorty o Hot 8 Brass Band. Si «Whachutalkinbout« es un rap cósmico para viajar a Marte, «Boy Hood« es un curioso cóctel de jazz, rhythm&blues y rap, mientras que la melodía de «Adulthood» parece de fábula con esos instrumentos de viento acompañantes y con esa espontaneidad que puede evocar a Thelonious Monk.

Hay pasajes cortos como «Mavis« con Mavis Staples, el exquisito instrumental «Movement 11« o el colofón «Until«. Y dejo deliberadamente para el final ese rhythm&blues gospeliano que es «Sing«, ideal para cantar cuando uno está deprimido, preocupado o cansado, el himno  «Freedom»  para liberarnos en la pista de baile, y la joya oculta «Tell the truth« para convertir a Batiste en una gran estrella por méritos propios. 

Jon Batiste. Portada de 'We are'.
Jon Batiste. Portada de ‘We are’.

Cincuenta años despues de la gran obra maestra de Marvin Gaye siguen apareciendo grandes herederos. Al loro con «We are« que apunta alto en los más dispares ámbitos y sectores, tanto los que buscan la calidad como los que solamente escudriñan la comercialidad. Como dice la canción que da título y abre el álbum somos los elegidos, por escuchar este disco y por disfrutarlo.

Por


2 respuestas

  1. Nada sabía yo de este pájaro pero te aseguro que rápidamente pondré remedio! Tiene pinta de disco que me mantendrá embrujado. Y si está Mavis…. pues.. eso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

blunt bangs proper smoker
Blunt Bangs – Proper Smoker (2021)

Reseña del bautismo de la banda de Athens, Blunt Bangs. Indie power-popero excitante y muy disfrutable con el espíritu de un Robert Smith juguetón y ..

Quique González – Sur en el valle (2021)

Reseña: Quique González - Sur en el valle (2021)

technicolour shakedown
Velvet Starlings – Technicolour Shakedown (2021)

Velvet Starlings firman un disco repleto de vitalidad, energía y poderío garagero.

Dean Wareham y su confitura velvetiana ‘I have nothing to say to the Mayor of L.A.’ (2021)

Crítica y reseña sobre Dean Wareham y su disco ‘I have nothing to say to the Mayor of L.A.'