Tk & The Holy Know-Nothings – The Incredible Heat Machine

Discos Críticas

TK y The Holy Know-Nothings presentan en su segundo LP una lección magistral de sonidos americanos repletos de clase, letras de carretera y manta, y un poso musical de verdadero lujo.

Detrás de esta impresionante banda de Portland (Oregón), The Holy Know-Nothings, se encuentra la figura de Taylor Kingman, sí, “TK” para los amigos. Medio en broma medio en serio se autodefine como un grupo de “psychedelic doom boogie” aunque no deje de ser la americana de siempre, de carretera y manta, de “working class hero”, de sudor y de verdad… tocando los temas de siempre: drogas y alcohol, redención, compañerismo y la siempre sombra de la desilusión y la figura del perdedor.

Claro, que de perdedores estos Holy Know-Nothings no tienen absolutamente nada. Con esta nueva colección de canciones salen sobradamente vencedores. Al parecer, ya lo avisaron con su debut del 2019, “Arguably OK”, que harían bien de recuperar como nosotros lo hemos hecho desde el Exilio. Como también harían bien de escuchar el EP del 2020 “Pickled Heat” que es una pequeña joyita. Sí, vale. Nada nuevo, pero todo excelente.

TK y The Holy Know-Nothings presentan en su segundo LP una lección magistral de sonidos americanos repletos de clase, letras de carretera y manta, y un poso musical de verdadero lujo
TK & The Holy Know-Nothings

Al señor Kingman le gusta tocar muchos palos, le gusta estar metido en muchísimos proyectos pero tal vez el de The Holy Know-Nothings sea su predilecto. No anda solo en esta aventura, cuenta con un buen puñado de músicos talentosos y amigos del alma que incluyen al batería Tyler Thompson y los multi-instrumentistas Jay Cobb Anderson (guitarra principal, armónica), Lewi Longmire (bajo, guitarra, pedal steel, flugelhorn, mellotron, lap steel) y Sydney Nash (teclado, bajo, slide guitar..).. todos con sus influencias y estilos propios pero puestos todos ellos al servicio de las historias que nos narra Kingman.

En cuanto escuchéis la inicial “Frankenstein” entenderéis perfectamente lo que os digo. Musicalmente es un primor. Tenemos esa americana por montera, esa forma de cantar tan de cuentacuentos. Ese country-psicodélico…. Un lujo, un placer, un despiporre. Y en cuanto al contenido…. pues una delicia. Favoritísima carta de presentación para un disco que solo ganará con las escuchas. Para muestra, “Serenety prayer”, en la que la carretera a lo “Drive-by Truckers” aparece para encandilarnos sin miramientos.

TK y The Holy Know-Nothings presentan en su segundo LP una lección magistral de sonidos americanos repletos de clase, letras de carretera y manta, y un poso musical de verdadero lujo
The Incredible Heat Machine

Con “Hell of a Time” pisan un poquito el freno. Guiños a John Prine o al mismísimo Dave Rawlings, una de esas joyas tranquilas que también y tan bien realiza otro favorito de la casa: Nathaniel Rateliff. Excelente es poco. “I don’t need anybody” es de las que se te graban en el cerebelo y ya no puedes desprenderte de ella. Llegados al ecuador del disco nos entregan la canción que le da nombre al artefacto y su “reprise”. Todo absolutamente brutal. Primero algo tímida y luego aplastantemente eléctrica.

“I lost my beer” y “Bottom of the bottle” son estupendas. La primera una balada de desamor y la segunda una locuela oda a la resaca. De lo que queda, que no es poco, hay que destacar por encima de todo la canción que cierra el disco: Just the Right Amount. Una de las mejores sin duda del paquete. Una canción que por sí sola justifica un disco. Preciosa, magnética y celestial, muy Rateliff otra vez. Cierra así TK con sus Holy Know-Nothings un disco sorprendente que nadie en su sano juicio debería pasar por alto este año.

TK & The Holy Know-Nothings – The Incredible Heat Machine (2021)

TK y The Holy Know-Nothings presentan en su segundo LP una lección magistral de sonidos americanos repletos de clase, letras de carretera y manta y un pose musical de verdadero lujo.

01.- Frankenstein/ 02.- Serenity Prayer/ 03.- Hell of a Time/ 04.- I Don’t Need Anybody/ 05.- The Incredible Heat Machine (Preprise)/ 06.- The Incredible Heat Machine/ 07.- I Lost My Beer/ 08.- Bottom of the Bottle/ 09.- Laid Down & Cried/ 10.- She Wonders/ 11.- Just the Right Amount

Últimos artículos de David H. Molina 'Nikochan' (ver todos)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Capsula - Phantasmaville
Capsula – ‘Phantasmaville’ (2021)

Crítica del disco de Capsula, 'Phantasmaville'

Nathaniel Rateliff The Future
Nathaniel Rateliff & The Night Sweats – The Future (2021)

"The Future", el nuevo y flamante disco de Nathaniel Rateliff y sus Night Sweats. Cuarta joya consecutiva repleta de alma, garra y verdad.

Los Eternos - Sonora
Los Eternos – ‘Sonora’ (2021)

Reseña del nuevo disco de Los Eternos titulado 'Sonora'

Damon Albarn - The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows (2021)
Damon Albarn – The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows (2021)

El segundo disco del genio de Whitechapel, Damon Albarn, es crudo y bello a partes iguales, es rocoso y gris pero cuando un haz de ..