The Smoggers - Live with the evil

Críticas Discos

The Smoggers irrumpen como un animal furioso y reptante con un sonido rotundo y garagero en su nuevo disco en vivo.

una explosión de garage-rock con fuerte acción del fuzz que combina a la perfección con la elasticidad del hammond

No tengo por costumbre hablar de discos recopilatorios ni grabaciones en vivo, de hecho creo que nunca antes había escrito sobre uno de estos formatos discográficos en las páginas del Exile SH Magazine.

Pero como no hay regla sin excepción, hoy vamos a traer a la revista un disco en directo. La formación andaluza The Smoggers es una de mis bandas fetiche, creo que eso es algo que no se le escapa a nadie que me conozca mínimamente. Sus discos han sido puntualmente reseñados durante los últimos años, también hemos seguido sus pasos e incluso hemos hablado con ellos, todo esto se puede constatar pinchando aquí.

Era por lo tanto hora de que su directo pasase por las páginas del Exile y así va a ocurrir a partir de este párrafo gracias a su nuevo álbum, cuya publicación se anunció hace unas semanas en estas mismas páginas (pinchar) y que ha sido titulado «Live with the evil – Live in Madrid».

Registrado en el concierto que el grupo ofreció en la sala madrileña Moby Dick el pasado 14 de marzo en la gira de presentación de su último artefacto titulado «Funeral» y que obviamente también pasó por esta bitácora (Funeral).

The Smoggers
The Smoggers

Con una formación renovada en la que tras la marcha de Guti solo quedan a bordo los fundadores y capitanes de la nave: Fernando Jiménez y Ana González; completando el actual line-up: Antonio Fernández (guitarras), Oscar Valero ‘Mufas’ (bajo) y David Martín (baterias).

El directo que ofrece el disco es, como era de suponer para los que hemos visto en acción a la banda, una explosión de garage-rock con fuerte acción del fuzz que combina a la perfección con la elasticidad del hammond de Ana y el poderío vocal y de actitud de Fernando, es decir: una auténtica exhibición de fuerza y estilo dentro de ese garage revival con pinceladas de géneros anexos que practica The Smoggers.

Quiero reseñar con especial énfasis el hecho de que la grabación corresponda a lo acontecido en la sala y noche comentadas, y no una selección de varias actuaciones, que siempre me ha parecido un poco trampa. Es posible que este particular sea el que da como resultado que en el álbum se vaya notando una creciente intensidad, cosa propia de un concierto, lo que hace que la cara B del vinilo nos muestre a una banda pletórica de actitud y energía.

En lo referente al setlist ofrecido durante la exuberante e incendiaria actuación del grupo, destaca la aportación al mismo de temas de su última propuesta en estudio «Funeral» con seis temas – no en vano se presentaba el disco en vivo – a saber: «When you hold me», «Dracula is alone», «Mr. Jekyll & Hyde», «Bikers in hell», «99th floor» y «Gente fea».

Tres temas de mi disco favorito del grupo «Get stoned on fuzz» son extraídos para el evento: la impresionante y demoledora (uno de los momentos cumbre del disco) «Losing my mind», «Crazy Land» que cierra la cara A y la que deja los que posiblemente sean mis minutos favoritos «13 Woman», frenética versión sobre el original de Dickie Thompson.

Viajando hacia atrás en el tiempo, el oscuro «Dark Reaction» desprende dos brumosos y climáticos instantes con «Tu Maldad» (habitual momento en castellano) y «Fuzz me in the cave». Se completa el repertorio con un cover con fuerte carga de dinamita sobre el clásico «Hang up» obra de The Wailers.

Completa tan explosivo muestrario de canciones dominadas por el espíritu del garage-rock, el sonido del fuzz y algo también, de la sordidez propia del Señor de las Tinieblas, con «Let me know» que abre furiosamente la segunda parte del disco, con una efervescencia más cincuentera.

Flamígera excepción a una regla no escrita como es la de no escribir sobre recopilatorios ni directos, algunas bandas están para romper tradiciones y reglas con carácter irreductible, en el caso de The Smoggers y lo que suena cuando suben a un escenario, esas normas y tradiciones son destruidas a base de líneas de fuzz, aullidos de hammond y bramidos en nombre de lo más oscuro y pétreo de la música del diablo. Y que así sea.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Monovision
Ray LaMontagne – Monovision (2020)

Precioso hasta decir basta. Ray Lamontagne vuelve con su delicadeza, su belleza campestre. Monovision es oro puro.

The Police – Zenyatta Mondatta (1980)

Año 1980, The Police después de dos primeros discos tremendos, han de dar respuesta rápida ante su éxito descomunal y una gira inminente que les reclama ..

The Grannies Band - A Side
The Grannies Band – A Side (2022)

Reseña del disco de The Grannies Band "A Side" del año 2022

The Dirty Browns – Shed skin (2021): fronteras, amaneceres y carreteras

Reseña y crítica del álbum 'Shed skin' de la banda madrileña The Dirty Browns.