Discos Críticas

Reseña y crítica de ‘Never not here’, disco publicado en el 2020 por los neoyorkinos Dead Stars.

…un powerpop vigoroso, un rotundo hervidero de melodías y guitarras en la línea de nombres de rock alternativo como The Replacements, Myracle Brah, Dinosaur Jr, Nirvana, Guided by Voices…

Han transcurrido varios meses desde su publicación y, a pesar de que su contenido es poderosamente consistente y homogéneo, ha pasado injustamente desapercibido, acaso esa escasa repercusión sea por coincidir con un año muy complejo debido al Covid-19. Por suerte siempre nos queda el refrán de que más vale tarde que nunca.

Dead Stars es un trío de Brooklyn formado por Jeff Moore (guitarra y voces), John Watterberg (bajo) y Jaye Moore (batería). «Never not here« es su cuarto álbum, seguramente el más destacable hasta la fecha de los neoyorkinos. En él hallaremos un powerpop vigoroso, un rotundo hervidero de melodías y guitarras en la línea de nombres de rock alternativo como The Replacements, Myracle Brah, Dinosaur Jr, Nirvana, Guided by Voices…

Dead Stars - Never not here (2020) 2
Dead Stars

En total una docena de canciones donde está comprimida la esencia de los sonidos guitarreros noventeros que germinaron en la subcultura juvenil de la época. La inicial «Dreams don’t come true« es toda una declaración de intenciones, para perder la cabeza por una sonrisa, o por una esperanza, como después en «Every someday«, «Would it be so bad« o «Missing things«.

No hay tregua para la resaca en «Hold my breath« ni en esa pieza en blanco y negro que es «Wake up«. Por su parte «Cool summer« es puro vicio, para vender el alma, del mismo modo que «February ghost« podría recordar a J Mascis y compañia, o que «Story of your life« parece invocar la época dorada del grunge, especialmente a la banda de Kurt Cobain.

Eso sí, mención especial para la vitamínica «Drone on«, mi favoritísima del disco, sublime, una canción adictiva sobre una despedida, ella sola valdría sin el resto su peso en oro. Además, estratégicamente en el ecuador y al final del álbum se hallan, a modo de respiro, dos baladas acústicas como «Always down» y «Starve«. Seguramente si «Never not here« se hubiese parido hace un cuarto de siglo habría sido un éxito y ahora sería un clásico, pero no por ello desmerece.

Por


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Koko-Jean & The Tonics - Shaken & Stirred (2021)
Koko-Jean & The Tonics – Shaken & Stirred (2021)

El primer largo de Koko Jean está repleto de buen material soulero. Shaken & Stirred es un cocktail excelente de referencias del género, bien servidas, ..

Villagers Fever Dreams
Villagers – Fever Dreams (2021)

Reseña de "Fever Dreams" el nuevo y flamante disco de Villagers que reúne belleza, positiva melancolía y preciosas melodías ideales para la época otoñal.

The Forresters – Something to give (2021): bajo el influjo de la Gran Estrella

Crítica y reseña sobre ‘Something to give’, álbum de The Forresters.

blunt bangs proper smoker
Blunt Bangs – Proper Smoker (2021)

Reseña del bautismo de la banda de Athens, Blunt Bangs. Indie power-popero excitante y muy disfrutable con el espíritu de un Robert Smith juguetón y ..