Discos Críticas

Crítica y reseña del álbum ‘Eternal life’ de los franceses Guttercats.

…mantienen la llama sagrada de pertenecer a las bandas de culto y underground de antaño, absorbiendo dispares virtudes de nombres malditos como Peter Perrett, Nikki Sudden, Dave Kusworth, Jeffrey Lee Pierce…

Difícilmente podemos hallar en el espectro rocanrolero actual una propuesta musical similar a la de los Guttercats, tan peculiar y tan interesante. Tras el fenomenal «Follow your instinct« (2018), al que sigo considerando el punto más álgido de esta banda hasta la fecha sin desmerecer nada del resto, han vuelto los parisinos cuando las circunstancias —pandemia incluida— lo han permitido.

En «Eternal life», el quinto episodio de su trayectoria discográfica, mantienen la llama sagrada de pertenecer a las bandas de culto y underground de antaño, absorbiendo dispares virtudes de nombres malditos como Peter Perrett, Nikki Sudden, Dave Kusworth, Jeffrey Lee Pierce…

Álbum Eternal life de los franceses Guttercats.
Guttercats

El universo compositivo de su cabecilla Guts, como no podía ser de otro modo, se retuerce entre el amor, el desamor, el dolor, la crueldad, la desesperación y un sentido muy personal de liberación.

En «Wild animal» vuelven a demostrar su amor por el mundo animal, esta vez como firmes defensores de lo más puro, libre y salvaje, denunciando la atrocidad del hombre que captura, somete y aterroriza a seres que deberían vivir, sentir y moverse por sus propios impulsos. 

Tensión, misticismo… La tripleta posterior con «Keep the flame», «Dagger in my heart» y «Farewell» me parece que contiene las grandes claves y los momentos más culminantes, con ese hombre solitario que sueña encontrar la tierra prometida, la fuerza para soportar la angustia, para salvar el alma, para aliviar su corazón roto. 

El espíritu misterioso, romántico, emocional e intenso que atesoran los franceses se torna más noctámbulo en «Dark room», más de denuncia por la falta de empatía social en «End of times», y más de descubrir los fantasmas del pasado en la terapéutica «Know your roots».

Ya en la recta final «If i had a loaded gun» parece un duelo al sol, mientras que la canción  que da título al álbum es una muestra cósmica de valor ante la muerte. Además, la versión CD incluye «Sweet, lies, betrayal and adultery», auténtica joya etérea sobre un mundo de infidelidades y mentiras que engrandece todavía más esta obra. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

The Who – WHO (2019)

Mucha gente trata de menospreciar a los grandes músicos de tiempos pasados. Tal vez porque han hecho siempre lo que han querido, porque han triunfado ..

Billy Bragg – Bridges Not Walls (2017)

Vuelve Billy Bragg con el EP Bridges Not Walls donde reúne las canciones que ha ido publicando en formato single los últimos meses con el ..

El 40 aniversario del ‘Tainted love’ de Soft Cell

Especial 40 aniversario del single 'Tainted love' de Soft Cell.

Barna Howard – Quite A Feelin´(2015)

...El joven Howard ha firmado su Our Mother The Mountain sin quererlo o, por lo menos, no siendo consciente de que algún oyente, como éste, iba a ..