Portada de Summer of Soul, el festival cultural de Harlem de 1969

Rockumentales Críticas

Reseña de Summer of Soul, el documental que nos descubre el verano en que la revolución no fue televisada.

…la grandeza de Summer of Soul no solo reside en el contenido musical que ya de por si tiene un grandísimo valor, limitarse a esa acepción sería un error, pues la música es tan importante como la historia que cuenta y que es mostrada con maestría a un ritmo fílmico apasionante…

Hasta ahora cuando me preguntaban a que época viajaría si dispusiera de una máquina del tiempo siempre respondía que a Woodstock o a Laurel Canyon, dependía del día. Ahora tengo claro que en primera posición me gustaría ser negro, vestir un dashiki y viajar a Harlem para vivir los seis fines de semana del verano de 1969 que relata Summer of Soul de Ahmir “Questlove” Thompson. Os adelanto que no me voy a perder por un sinfín de datos que podréis encontrar fácilmente simplemente buscando en internet, ni voy a comentar canción a canción, ni artista a artista, ni tan siquiera voy hacer un repaso por la historia de la música negra.

Mi única intención con este texto es recomendar de manera urgente este documental a todo aquel que no lo haya visto aún. Nada más. Y si consigo que alguien se levante del sofá, salga de su casa y entre en un cine a ver esta joya, ya me consideraré satisfecho. Si es tu caso, sigue la recomendación y me lo agradecerás toda la vida. Mi hijo ya lo ha hecho dos veces en una semana.

Precisamente a una semana de haber visto el documental Summer Of Soul continúo conmocionado y he querido compartir sin filtro todas las reflexiones y pensamientos que me han sobrevenido durante estos días y en las que ha predominado una sensación de fortuna mezclado con un sentimiento agridulce. Me explico.

Que este documento audiovisual haya permanecido oculto durante 50 años es un crimen cultural a la humanidad, y recalco que se trata de un desagravio a nivel mundial y al nivel de tantos crímenes que se vivieron en los 60 como Vietnam, los asesinatos de Sam Cooke, Kennedy y Martin Luther King… Así que no voy a negar la desazón y la tristeza que provoca pensar que tal joya haya permanecido oculta y elucubrar sobre las consecuencias que ello haya podido conllevar tanto a nivel cultural, como social.

Aunque por otra parte, ese sentimiento de tristeza es compensado con la emoción en estado puro que vives desde el mismo momento en el que empieza la película, con pura autenticidad y una placentera sensación de epifanía, y es que por momentos Summer of Soul me ha llevado a la frescura de las primeras veces de mi juventud cuando empecé a descubrir música, ese inconfundible sabor de satisfacción, placer y orgullo.

B.B.King, Sly and the Family Stone, Mavis Staples, Mahalia Jackson, Gladys Knight and the Pips, Nina Simone, The 5th Dimension
Summer of Soul (…Or, When the Revolution Could Not Be Televised)

…Summer of Soul nos enseña a una comunidad afroamericana que se pretendió marginal y que tantas cosas tenía que enseñarnos…

Por supuesto que mucho tiene que ver el monumental despliegue humano y el talento de tantos artistas y profesionales que desfilaron por esta semana cultural. Y ahí quedará a partir de ahora y para los restos por si alguien dudaba de la genialidad de Stevie Wonder, la importancia de Sly Stone, la grandeza de los Staples y Mahalia Jackson, el activismo insobornable de Nina Simone, el encanto y talento de Gladys Knight y un largo etc… no necesitan más presentación, todo canela fina.

Pero la grandeza de Summer of Soul no reside únicamente en el contenido musical, no es un documental al uso de música soul, blues, gospel, r&b… que de haberse quedado ahí ya habría tenido un grandísimo valor, solo que limitarse a esa acepción sería un error porque es algo mucho mejor, aquí la música es tan importante como la historia que cuenta y que es mostrada con maestría a un ritmo fílmico apasionante, un montaje y un argumento perfectamente hilvanado que hasta te hará sentir el orgullo de ser negro y os llevará a conocer algunos detalles que posiblemente no conozcas, así que es recomendable vengas del palo musical que vengas.

Además Summer of Soul resulta una prueba fehaciente de los cimientos en los que ha sido fundamentada la cultura popular occidental y que conocemos y lo condicionada que ha sido por una de las partes pues aún tenemos una visión más «Woodstock» de los 60/70, más del Verano del Amor, de la liberación que llevó a cabo una juventud que estaba harta de la moral arcaica de sus padres, y oigan que también está bien.

Esta comunidad de personas de Harlem en el verano de 1969 también se encontraba en un momento de cambio crucial, y no solo a nivel musical (mostrando a los máximos exponentes de lo que había sido hasta ese momento la música negra junto a los que marcarían la tendencia a partir de ese momento), más bien a todos los niveles pues su historia lleva intrínseca la lucha por la supervivencia a todos los niveles y no solo en un sentido de liberación juvenil, tanto en el aspecto social, cultural, laboral…

Al menos para mí es evidente que la visión que se tiene es fruto de una cultura que fue saboteada y podría haber sido más abierta, menos racista, más rica en matices, tal y como muestra este documental que podría haber sido. Supongo que no interesaba mostrar esa otra cara. Y nunca lo sabremos, pero tal vez de haber sido editado en su momento, posiblemente hubiera cambiado la concepción que tenemos de la cultura y de la música, incluso de la religión.

Increíble la calidad técnica de Summer of Soul, es asombrosa. Y me siento afortunado por poder comprender mucho mejor a una comunidad afroamericana que se pretendió marginal y que tantas cosas tenía que enseñarnos, puede que el poder fáctico ganara aquella batalla, para prueba tenemos aún un racismo y una cerrazón latente, pero a la vista está que aquel encuentro en Harlem demostraba que el asesinato de sus lideres musicales, políticos y espirituales no aplacó su deseo de libertad y despertó la conciencia de muchos afroamericanos que a partir de ese momento se emanciparon, empezaron a estar orgullosos de su condición y dejaron atrás sus cadenas mentales.

Si alguna vez te preguntas en que consiste una lucha pacífica con la cultura y el amor como instrumentos principales, por favor, no miren hacia Monterey, ni hacia el White Lake, ni tan siquiera hacia Laurel Canyon, mejor pongan su atención en lo que aconteció en Harlem, sin pensarlo corre a tu cine más cercano y a ser posible llévate a tus hijas/os, amigas/os, familia, compañeros del curro… porque este Summer of Soul es un documento audiovisual que no debería escapar a nadie (y recuerda que la película no termina hasta que pasen todos los créditos finales, avisados estáis).

Un joya. Un tesoro. Un milagro su misma existencia.

Os dejo esta playlist de la banda sonora original de la película Summer of Soul (…Or, When the Revolution Could Not Be Televised) que he estado escuchando estos días y que no tiene desperdicio alguno:

https://open.spotify.com/user/tvmoviesoundtrack/playlist/5vte7e3A8zRJf2oUumSvJ6?si=mcruIeltS6eyQ5UEQ7Q8ww

Por


2 respuestas

  1. Aquí otro fulminado por la sorpresa mayúscula de gozar esta maravilla. Nada que añadir a tu acertado texto. Das en la diana al calificar lo sucedido como crimen cultural contra la humanidad. Solo sumarme a la recomendación de ver urgentemente (en cine, es algo especial dentro del orgasmo audiovisual) esta obra mayor entre los documentales.

    1. Totalmente Miguel, y además del gozo es inevitable también el pesar por el hecho de que haya permanecido en un sótano hasta ahora. Gracias por tus palabras y un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Springsteen on Broadway (2018)

Lo primero que haré es sincerarme. No soy un auténtico fan de Springsteen. No soy ni siquiera un seguidor medio. Tengo discos suyos? sí. Me ..

XTC: This is Pop (2017)

... la historia de XTC condensada en algo más de una hora en la que se reivindica a una gran banda algo olvidada. Imprescindible documental...  ..

Stevie Wonder – «Talking book» (1972)

Vamos a ver, ¿qué rasgos diferenciales suele tener un disco para desagradarme?... De entrada una producción exagerada, de esas que rezuman instrumentación múltiple y un ..

AMY, the girl behind the name (2015)

Posiblemente Amy Jade Winehouse ha sido la última gran voz que nos ha dado la música. Tenía el mojo, lo tenía todo, por tener tenía ..