Yola Stand For Myself

Críticas Discos

Yola oposita a nueva reina del soul con su segundo disco acompañada por Auerbach, Frazer, Carlile.. entregando una colección de canciones maravillosas de soul vintage y extremada delicadeza sonora.

No es Aretha. Ni Gaynor, Turner ni Martha Reeves. Tampoco Diana Ross, Jackie Moore ni mi amada Margie Joseph… Creo que también le falta un algo para llegar al nivel de Amy o Sharon Jones… claro que con todas ellas mantiene un hilo en común: su clasicismo soulero. Sí, en el sonido de la oriunda de Bristol hay mucho Philly Sound y Motown, y si a eso le añadimos el componente retro de tener a la tecla negra Auerbach a los mandos pues ni os cuento.

Dan Auerbach ya estuvo a los mandos de la producción en el disco anterior de Yola, aquel estupendo «Walk Through Fire» del 2019, en el que Glen Campbell hacía unos arreglillos… Auerbach le ha cogido el gusto a producir sonidos souleros con toques vintage, ya sea en el anterior de Yola, o con Lamontagne, Tony Joe White, Dr John… en «El Dorado» de Marcus King o en el debut de Aaron Frazer de este mismo año.

«Walk Through Fire» tenía una producción impecable, una interprete magistral que despegaba y al menos media docena de canciones sobresalientes más algún notable. Disco estupendo que tampoco nos vamos a engañar se fue desinflando con el tiempo. De esos que dejan un muy buen sabor de boca y cuando los vuelves a pinchar son de agradable escucha.

Yola oposita a nueva reina del soul con su segundo disco acompañada por Auerbach, Frazer, Carlile.. entregando una colección de canciones maravillosas de soul vintage y extremada delicadeza sonora.
Yola & Dan

La portada de aquel disco dejaba a las claras lo que en su interior nos íbamos a encontrar y en el nuevo artefacto de este año, en «Stand for Myself», en su portada tenemos pistas suficientes para suponer la vuelta de tuerca que Yola ha querido dar con sus nuevas composiciones. Nuevas sonoridades que amplían la paleta y una actitud de empoderamiento total.

Añadimos a la receta los colaboradores que van desde el mismo Auerbach, a una sección rítmica de aúpa como son Nick Movshon, bajista de los Dap-Kings y Amy, y a Aaron Frazer como batería y dulzura en las segundas voces. Y para rizar el rizo tenemos el maravilloso cameo de Brandi Carlile en la majestuosa «Be My Friend». Todo estupendo. Todo perfecto y en su sitio. Al final, igualmente, estamos ante el mismo sonido, la misma base de las canciones con otros arreglos, otras vestiduras… Como decía mi querido Joserra Rodrigo: «Jackie Moore estará que trina!«….

Toca hablar ya del disco, y toca hacerlo bien porque es un artefacto delicioso que conforme sumas escuchas gana en interés y riqueza. Es muy vintage y puede que haya un exceso de baladismo… en cualquier caso todo suena acojonante y las melodías se nos van fijando en el cerebelo para darnos placer. La canción inicial, «Barely Alive», es puro 70s. Su voz es impactante y sedosa, la finura de la composición….. bufff… y ese estribillo de otra época…

Yola oposita a nueva reina del soul con su segundo disco acompañada por Auerbach, Frazer, Carlile.. entregando una colección de canciones maravillosas de soul vintage y extremada delicadeza sonora.
YOLA

La dupla «Dancing away in tears» y «Diamond studded shoes» confirma lo del sonido soul de los 70s. La primera algo más «bailable» y la segunda es un pequeño himno, un hit en toda regla, podríamos decir que es una de las canciones del disco. En cualquier caso, estos dos temas más el inicial conforman un inicio demoledor que pone su broche con la balada junto a Brandi Carlile, «Be my friend», donde aparece el country-soul conectando con su disco anterior y el final de los sesenta.

Seguimos baladeando, ya decimos que igual se la ido la mano con las lentas…, pero es que son tan bonicas…. bueno, llega «Great divide» y nos lloramos toa, para darnos un mediotiempo top en «Starlight» y esa delicatessen que es «If I had to do it all again» … la zona central la remata con un guiño a Barry White en la sensual «Now you’re here» que es maravillosa con The McCrary Sisters de compañía de viaje, unos coros sublimes y un riff de ensueño.

La parte final comienza con la algo stoniana o simplemente con ese sonido pre-70s de «Whatever you want» para dejarnos boquiabiertos con la vital «Break the bough» y su trompetaza en vena. «Like a photograph» es bonica a más no poder pero queda totalmente tapada por el temazo que da nombre al disco, «Stand for myself» que con ese inicio, no sé donde lo leí pero estoy muy de acuerdo, rememora a los primeros Fleetwood Mac. Una canción tremebunda a la altura de un fantástico disco que requiere unas cuantas escuchas para ser valorado correctamente. Joyita oculta del año.

Yola – Stand For Myself (2021)

01.- Barely Alive/ 02.- Dancing Away in Tears/ 03.- Diamond Studded Shoes/ 04.- Be My Friend/ 05.- Great Divide/ 06.- Starlight/ 07.- If I Had to Do It All Again/ 08.- Now You’re Here/ 09.- Whatever You Want/ 10.- Break the Bough/ 11.- Like a Photograph/ 12.- Stand for Myself

Por


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Christone "Kingfish" Ingram - 662 (2021)
Christone «Kingfish» Ingram – 662 (2021)

Mr.Kingfish reafirma lo escuchado en su excelente debut, "Kingfish" del 2019. Christone Ingram con "662" es el presente y el futuro del blues.

Daniel Romano’s Outfit – Cobra poems (2021): el antídoto, el revulsivo, la respuesta

Reseña y crítica de 'Cobra poems', álbum de Daniel Romano y su banda The Outfit

Yola – Walk Through Fire (2019)

No es precisamente la cantante de Bristol una recién llegada al mundillo. No es una niñata que deslumbra con un par de canciones, un disco ..

YOLA Diamond Studded Shoes
Yola anuncia nuevo disco, Stand for Myself

Noticia: nuevo disco de Yola, producido por Dan Auerbach, el 30 de Julio