Portada del disco de Islandia Nunca Quema

Discos Críticas

Islandia Nunca Quema reinicia su carrera después de ocho años con este segundo larga duración, una producción cuidada al detalle, y acompañada de un diseño y maquetación exquisitos.

Cada vez más, la desaceleración rige mi vida y los placeres cercanos y cuotidianos me llenan con más enjundia que el ansia que dirige todos los ámbitos de nuestra existencia. Todo es para ya, todo es importante. Y no me apetece pasar por el aro.

Así que, en cuanto a música se refiere, me encanta subirme al carro de la mano de discos que me toquen y me enseñen de nuevo la magia de descubrir, y mejor si están hechos desde la humildad y la independencia, no sin descuidar la calidad claro. La cultura de proximidad me ofrece algunos de estos pequeños (grandes) placeres de la vida. Como poder escuchar el nuevo disco de Islandia Nunca Quema.

Quiero dormir

En la brisa de septiembre

No aspiro a nada más…

El grupo catalán reinicia su carrera después de ocho años con este segundo larga duración que definitivamente deja atrás el inglés. Una producción cuidada al detalle, y acompañada de un diseño y maquetación exquisitos, editado para más señas por uno de mis sellos favoritos de la actualidad, el maravilloso No Aloha Records.

Entre el rock más clásico y el indie pop, y con Robyn Hitchcock como santo patrón, artista al que acompañaron como sideband, como también hicieron con Robert Forster, sueños cumplidos como me contaba Jordi, componente del grupo y capo del sello junto a su darling companion Roser. Dos artistas que además definen muy bien a Islandia Nunca Quema. Hablamos de amor por la música y de trabajo bien hecho. Todo me encaja.

En el exile ya hablamos de Islandia Nunca Quema y de la canción Elgin Baylor, tonada en la que rinden homenaje al jugador de la NBA con unas guitarras country-rock al estilo de nuestros queridos Sadies (sobretodo cuando acompañaban a Neko Case), líneas sobrias de guitarras seña de identidad a lo largo del disco.

La elegancia underground de Islandia Nunca Quema (2022)
Islandia Nunca Quema (2022)

Es sabido que Islandia Nunca Quema aman la música de Orange Juice y The Go-Betweens, en esa línea que maravilla es Seremos Imperfectos. Pero tienen también un algo del sonido Paisley del que revitalizaba estilos sixties, en L’animal me recuerdan a Green On Red. También dominan el twee pop en las canciones Vanitas Vanitatis y Camiseta de Cuello Mao con gracia británica para la melodía más Kinks que Beatles.

Favorita son Ego Trip y 6:46 que perfectamente podrían pertenecer al cancionero de Belle & Sebastian y no solo por como suenan, además por el humor con el que impregnan el drama, si no fuera por como aplican el arte crooner, UTC sería el mejor ejemplo que además me recuerda a The Divine Comedy, o con el desparpajo de mis añorados Camera Obscura en Pornografía amateur.

Al final todas esas referencias están cosidas con elegancia, palabra recurrente cuando se habla de Islandia Nunca Quema

Si es que también se les podría encuadrar junto a todos aquellos grupos de principios de los dosmiles, de cuando a toda etiqueta se le ponía “indie” delante y en las portadas de Rockdelux aún podían verse grupos de calidad no muy conocidos fuera del foco general, de cuando los términos indie-pop e indie-rock aún tenía cierto sentido.

Al final todas esas referencias están cosidas con elegancia, palabra recurrente cuando se habla de Islandia Nunca Quema y del que ellos mismos hacen gala cuando describen su música, con acierto todo sea dicho. Y seguro que se podrían encontrar muchas más analogías para describir su música, solo se trata de invitar al respetable a su escucha pues este disco tiene su propio recorrido y espíritu.

…examinan de cerca la cuotidianidad individualista y vanal con historias pequeñas que hablan de un momento en el que la apariencia, el juicio rápido y las opiniones gratuitas lo dominan todo a través de las RRSS…

No hay tonada que no tenga su propio espacio y que cuente su propia historia a través del no menos importante transfondo lírico que une las canciones y en el que examinan de cerca la cuotidianidad individualista y vanal con historias pequeñas que hablan de un momento en el que la apariencia, el juicio rápido y las opiniones gratuitas lo dominan todo a través de las RRSS, y lo hacen desde un prisma crítico pero aplicado con ingenio en unas letras ensambladas con atino y que en definitiva se convierten en uno de los elementos primordiales que confieren carisma y personalidad a la propuesta.

Si esperáis el mejor disco del año, el más relevante, el que todo el mundo tiene que escuchar, quizás este no sea tu disco. Si en cambio quieres disfrutar de música de calidad y bien hecha con unas letras apropiadas para los tiempos que corren, llámalo indie-pop, llámalo indie-rock, da igual, disfrutarás mucho este segundo disco de Islandia Nunca Quema que va ganando con las escuchas por cómo están cuidados los detalles, no hay desperdicio y encontraréis muy buenos momentos. Un disco muy recomendable.

Puedes escuchar y comprar el disco desde su bandcamp.

No Aloha Records: https://noaloharecords.bandcamp.com/
Islandia Nunca Quema: https://islandianuncaquema.bandcamp.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos que te pueden interesar

The Who – Endless Wire (2006)

La lectura de la autobiografía de Pete Townshend, Who I Am, me ha llevado irremediablemente al repaso, una vez más, de toda su obra. Amo ..

Gold Record
Bill Callahan – Gold Record (2020)

Callahan recita, seduce y con arreglos de alto copete y su voz sedosa convence aunque no es oro todo lo que reluce. Atemporal.

Lee Rocker - Gather Round
Lee Rocker – Gather Round (2021). La resistencia del rock and roll

Lee Rocker - Gather Round (2021). ...están sus influencias inevitables y también una suerte de regocijo ilusionante que emana del espíritu intrínseco del álbum...

Vincent Neil Emerson
Vincent Neil Emerson – Vincent Neil Emerson (2021)

Vincent Neil Emerson firma diez canciones sobresalientes de pura americana, sinceras, autobiográficas y emocionantes