Críticas Discos

Siempre he seguido la carrera del geniecillo nebraskiano Conor Muller Oberst pero en los últimos años mi militancia fan ha ido en aumento, tal vez desde su maravillosa colaboración con los «monstruos del folk» y su magnífica carrera en solitario que no tiene nada que envidiar a nadie. En 2014 lanzó su «Upside down mountain» que me encantó pero tengo que reconocer me fue ganando con el tiempo y las escuchas atentas y pausadas, después de aquello un parón de un par de años hasta la llegada de «Ruminations«, un disco en el que Conor desnudaba su alma y se la vendía al diablo Dylan. Un disco maravilloso grabado en un plis plas, con canciones desnudas, sin florituras, sin innecesarios adornos. Encerrado en un estudio de su Omaha natal, Conor realizó un trabajo íntimo y personal, de lo mejorcito del año pasado, y lo hizo junto a su amigo Mike Mogis (otro «monstruo») pero en la mente de Oberst corría otra idea que iba más allá de esas canciones sencillas, casi demos en algún caso, corría la idea de vestirlas, de darles cuerpo y hacerlas crecer. Para ello, habla con los Felice Brothers y con el genial batería Jim Keltner y se ponen a regrabar aquellos temas y otros nuevos, y entonces aquel «Ruminations» se transforma en «Salutations» y ya tenemos este 2017 otro de esos discos que quitan el hipo, contando, como no, con grandes colaboraciones como las de Gillian Welch, M Ward, Jim James, Jonathan Wilson y Maria Taylor. Es decir, un lujazo tremebundo de dimensiones siderales. Las diez canciones de «Ruminations» están otra vez aquí presentes pero regrabadas con una banda soberbia, solvente y con duende, diez canciones que demuestran lo grande que es Oberst y lo listo que es, pues otro hubiese lanzado primero el disco que nos ocupa y luego el de versiones «naked», pero no, Conor es de otra pasta y, la verdad, la experiencia es mucho más enriquecedora de esta manera.
 
Como os decía, las diez canciones de «Ruminations» están aquí presentes con la música de los Felice Brothers vistiéndolas debida y acertadamente. Si eran preciosas antes, ahora lo son más. Así que poco que decir de ellas que no dijese cuando comenté el disco el año pasado. Siguiendo con su enfermiza dylanesque, Conor, usa a los Felice Brothers como su «Band», y las canciones que antes sonaban en ocasiones delicadas, en otras crudas, ahora suenan a tierra mojada, a fuego bajo las estrellas. Un ejemplo es uno de los nuevos temas, «Too late to Fixate», que además es el encargado de abrir el disco y de darnos todas las pistas de por donde irán las canciones. Es un tema muy Dylan and the Band, un tema fantástico. El deje vocal y la forma de componer son puro Bob, y el acompañamiento puro The Band. Precioso todo, oigan. «Overdue», por ejemplo, suena a clásico desde su primera nota sin renunciar a cierta modernidad con ese estribillo para cantar a pleno pulmón o mejor dicho: a pechopalomo. En cambio, «Afterthought», es puro Pogues. De arriba abajo y de principio a fin. Tabernera y borrachuza, seguro que en la voz rota y gastada de Shane MacGowan brillaría aún más, pero Oberst no anda manco y los hermanos Felice menos, que con ese acordeón nos matan y devuelven a la vida a cada compás. Mágica. «Empty hotel by the sea» es puro trovador de los setenta, muy James Taylor. Mientras que «Anytime Soon» se descuelga algo más rockera, El disco cierra con el último de los temas nuevos, el que da nombre al disco, «Salutations», un tema precioso, que no el mejor. De los antiguos, son imprescindibles «Napalm» y «Mamah Borthwick» con una espléndida Gillian Welch. Y claro, siguen siendo favoritísimas mías: Counting Sheep, Next of Skin, Gossamer Thin y Tachycardia…… Un disco brutal, enorme no, gigantesco. Un disco imprescindible de este 2017. Uno de los mejores y aún no llegamos ni al ecuador del año.

Conor Oberst – Salutations (2017)

01.- Too Late to Fixate/ 02.- Gossamer Thin*/ 03.- Overdue/ 04.- Afterthought/ 05.- Next of Kin*/ 06.- Napalm/ 07.- Mamah Borthwick (A Sketch)*/ 08.- Till St. Dymphna Kicks Us Out*/ 09.- Barbary Coast (Later)*/ 10.- Tachycardia*/ 11.- Empty Hotel By the Sea/ 12.- Anytime Soon/ 13.- Counting Sheep*/ 14.- Rain Follows the Plow*/ 15.- You All Loved Him Once*/ 16.- A Little Uncanny*/ 17.- Salutations.   (*rumination’s songs).

*Post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan

 
Latest posts by David H. Molina 'Nikochan' (see all)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Los veinte disparos canallas de Lobos Negros. Aullando en la movida

Reseña del discolibro 'Veinte disparos canallas' de Luis Martín y Ricardo Virtanen, componentes de los Lobos Negros.

The Avett Brothers – Closer than together (2019)

No daba un duro por el nuevo disco de los hermanos Avett. Esa es la pura verdad. Para seros sincero nunca me han interesado en ..

Ryan Adams – Rock n roll (2003)

Bien, y ahora toca un disco de rock and roll, y el elegido es Ryan Adams. Este músico nacido en Jacksonville, Carolina del Norte, en ..

Blue Jeans – Adult hits (2019)

...impera un jangle-pop de melodías dulces, melancólicas y atemporales que, dependiendo del tema en cuestión, nos puede evocar a los Go-Betweens, Papas Fritas, Yo La ..