Cassandra Jenkins

Críticas Discos

Cassandra Jenkins lleva sus composiciones de estructura folk hacia otro territorio más sugerente y etéreo, místico diría , y a la vez con una musicalidad jazz más urbanita, más de la gran manzana, su particular lounge existencial con fundamento.

El tiempo va pasando y las novedades caen sin cesar en esta carrera contra reloj hacia el abismo que se vislumbra cada vez más cerca. Y a medida que avanzo agarrado a cada nuevo disco, esta lucha que subyace sufre sus vaivenes con sus momentos de efervescencia y sus momentos de desidia. Todo es relevante, nada es relevante. Un toma y daca incesante que además se balancea de un lado a otro eternamente, necesario para no quedar atrapado en aguas estancadas. De la pulsión guitarrera de la que en ocasiones se alimenta mi flujo sanguíneo, a la tranquilidad más folk que necesita mi cerebro para no estallar.

Este segundo disco de Cassandra Jenkins titulado An Overview On Phenomenal Nature me sitúa en ese segundo estado en el punto más álgido de la cadencia suave y la reflexión profunda. Y no es para menos y no es exagerado afirmar que este nuevo disco de la cantautora de Brooklyn permanecerá en mis escuchas más allá de la actualidad por la clase que desprende, por el exquisito detalle de la producción y por unas composiciones que la consolidan como uno de los nuevos valores musicales a los que hay que seguir.

Cassandra Jenkins photo: Wyndham Boylan-Garnet
Cassandra Jenkins foto: Wyndham Boylan-Garnet

Esta delicatessen de Cassandra Jenkins, con sus cadencias suaves, no tienen prisa por tocarte la fibra pero cuando lo hace te atrapa.

Lo que vamos a encontrar en este disco son tonadas que confirman que, como su también fabuloso anterior Play Till You Win, lleva la cósmica americana grabada en su adn.

Pero si en los setenta dichos derroteros venían normalmente con denominación de origen Laurel Canyon, al introducir ahora el toque jazz (que tampoco es nada nuevo en el folk si miramos atrás a grandes de la canción como Joni Mitchell y Tim Buckley que ya transitaron los mismos caminos y con mayor profundidad), Jenkins lleva sus composiciones de estructura folk hacia otro territorio más sugerente y etéreo, místico diría, y a la vez con una musicalidad jazz más urbanita, más de la gran manzana, lounge existencial con fundamento.

Portada del nuevo disco de Cassandra Jenkins titulado An Overview On Phenomenal Nature (2021)
Cassandra Jenkins – An Overview On Phenomenal Nature (2021)

Además trae unas canciones que me resultan necesarias en el contexto actual, liturgia maravillosa que aborda la pérdida desde el carpe diem, uncanto a la vida y una reflexión sobre nuestra mortalidad marcada según cuenta la propia autora por sus últimas experiencias, sobretodo junto a David Berman (Silver Jews) con quien compartió escenario en los últimos tiempos y que en cierta manera está presente a lo largo del disco. 

Esta delicatessen de Cassandra Jenkins, con sus cadencias suaves no tienen prisa por tocarte la fibra, pero cuando lo hace te atrapa. La primera tonada, Michelangelo es el puente entre el anterior disco y este, una ambrosía de americana con una guitarra que irrumpe estilosa al estilo Shakey, ya en New Bikini introduce de manera sigilosa y con mucha clase el elemento jazz.

Con su spoken word consigue que la fabulosa y favorita de top ten Hard Drive sea una de las joyas destacadas no solo de este disco, además de todo lo escuchado hasta hora esta temporada: un Coney Island Baby de esta nueva (a)normalidad, quizás la más deliciosa del disco. Imposible no acordarse de las divas de la chanson francesa y de mi querida Karen Peris con el dream-pop en la cinemática Crosshairs.

Y si has llegado a la altura de Ambiguous Norway y Hailey, seguramente te encuentres en un estado de dulce ensoñación para cuando entren los siete minutos de prodigiosa música ambiental de The Ramble. Me pasó lo mismo el año pasado con Bonny Light Horseman – ¿qué ha pasado? ¿qué ha sido eso? ¡Qué prodigio! -. Si aun no has escuchado a Cassandra Jenkins empieza por su Bandcamp y no te arrepentirás.

Cassandra Jenkins os va a dejar con las bragas bajadas y el corazón en un puño en tan solo siete canciones perfectamente orquestadas y producidas. Dejad que An Overview On Phenomenal Nature entre hasta la cocina porque os proporcionará un momento de pausa en este mar de incertidumbres. ¿Se puede venerar un disco desde el minuto cero?. Rendido a sus pies. favorito del exilio.

Por


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Remi Carreres – The Visitor (2021): atípica ofrenda a Bowie, al hombre que vino de las estrellas

Crítica y reseña de 'The Visitor', el álbum de Remi Carreres que homenajea a David Bowie.

Lee Perk - Tumbleweed
Lee Perk – Tumbleweed (2021)

Reseña: Lee Perk - Tumbleweed (2021). texturas cincuenteras que pueden sonar vintage pero nunca vetustas y menos aún añejas

Maika Makovski - MKMK (2021)
Maika Makovski – MKMK (2021)

Reseña: Maika Makovski - MKMK (2021). El tránsito por este trabajo me produce un efecto que se traduce en tres palabras: vitalidad, optimismo y libertad.

Cisco Fran - Indies (2021)
Cisco Fran – Indies (2021)

Reseña: Cisco Fran - Indies (2021). el trabajo más variado y arriesgado que ha acometido Fran hasta ahora, con nuevas texturas sónicas y haciendo encajar ..