Portada del disco Painting th Roses de Midnight Sister

Este nuevo disco de Midnight Sister está nutrido del pop sofisticado de los Beatles orquestados, el glam más elegante de los 70 y hasta cierto toque funky ochentero, un saco muy amplio del que cogen al gusto elementos dispares.

Con el fabuloso debut de hace cuatro años el duo formado por Juliana Giraffe y el multinstrumentista y productor Ari Balouzian, demostraron que sabían manejarse a la perfección cuando de dar un toque cinemático se trata. Un suerte porque ahora Midnight Sister vuelven con Painting the Roses, un disco que te puede descolocar, abierto y estimulante por cuantas caras de una misma moneda puede sugerirte. Una maravilla a la que todo sea dicho, cuesta entrar si llevas una idea preconcebida o si esperas un impacto inmediato.

No verás su genialidad a las primeras, ni a las segundas escuchas, pero el mismo planteamiento y la propia secuencia de las canciones te mantendrá a la escucha hasta que te enganche de verdad.  

Midnight Sister: El peculiar duo formado por la estrambótica e imaginativa Juliana Giraffe y el multinstrumentista y productor Ari Balouzian
Midnight Sister – Painting the Roses (2021)

Lo mejor en estos casos es dejarse llevar sin esperar su adscripción a ningún estilo, aunque queda claro desde su inició con Doctor Says, que el terreno en el que crece este Painting the Roses está nutrido de un pop sofisticado que va desde los Beatles orquestados, pasando por el glam más elegante de los 70 y hasta cierto toque funky ochentero, un saco muy amplio del que cogen al gusto elementos dispares con los que consiguen crear un ambiente único.  

…el disfrute está asegurado con Midnight Sister siempre y cuando le dediques una escucha desprejuiciada.

Canciones ligeras como Satellite adornadas con detalles electrónicos y orquestales te pueden hacer bajar las defensas, indudable el toque cinemático y la experiencia acumulada que Ari Balouzian es capaz de dar con su visión banda sonora. Y ya con Foxes es para darse cuenta de que hablamos de un gran disco y además ya de paso podemos añadir a Bowie a la ecuación.

Me encanta el videoclip donde Juliana Giraffe con un rostro que escapa a los cánones de la belleza te encandila con su carisma y sus dotes escénicos, le queda tan bien ese desparpajo tan Bowie como el parecido asombroso a T.Rex en la ejecución vocal, fabulosa, la tonada que os enganchará.

Y no solo el Bowie glam, además tiene un aire a la nueva onda romántica ochentera que el Duque Blanco vislumbró en aquel primer año de la década con sus monstruos, lo digo por los aires de Sirens y Limousine, típicas tonadas que crecen mucho con las escuchas. Aunque el pop de cámara es la tendencia más clara en esta colección de canciones, en Escalators y en la lisérgica Song for the trees, que junto a la cinemática My Elevator Song, también guarda deliciosas baladas como son Dearly Departed o una Painting the Roses con deriva orquestal digna del mejor final de película.  

Si tal vez estás cansado de tocar siempre los mismos palos o de saber de antemano que te traerá cada nuevo disco (y aunque creas que con esta reseña te puedes hacer una idea) estoy seguro de que con este Painting the Roses, el peculiar duo formado por la estrambótica e imaginativa Juliana Giraffe y el multinstrumentista y compositor de bandas sonoras Ari Balouzian os sorprenderá con este disco producido con sumo gusto e inspiradas canciones.

Eso si, no dudéis de que el disfrute está asegurado siempre y cuando le dediques una escucha desprejuiciada. Uno de los discos que más escuchas están acumulando y que por supuesto será favorito de top 10 del año en curso en este exilio musical. Midnight Sister tienen mucha clase.   

Por

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *