Discos Críticas

habitual riqueza melódica a partir de su aterciopelada voz y  de esas armonías marca de la casa, pero con rasgos y características más profundas e íntimas, transmitiendo serenidad y consuelo cual si fuera un arrullo que sirve de abrigo a los más necesitados....

Ellas estaban cuidadosamente guardadas, esperando el momento, con la esperanza de que algún día vieran la luz. Más o menos así se podría explicar el proyecto que ha iniciado Evan Way, paralelamente a su banda The Parson Red Heads, aunque todo sea dicho, ya hubo un escarceo digital muy personal a finales del 2014 que llevó por título «Only light».
Evan Thomas Way & The Phasers - Long distance (2019) 2

Y para llevarlo a buen fin ha sido escoltado ahora por The Phasers (Raymond Richards a la guitarra, Adam Beam a la batería, Alex Chapman al bajo, Michael Blake y Eric Earley al órgano y Ben Latimer al saxofón).

Digamos que el de Portland mantiene en «Long distance« su habitual riqueza melódica a partir de su aterciopelada voz y  de esas armonías marca de la casa, pero con rasgos y características más profundas e íntimas, transmitiendo serenidad y consuelo cual si fuera un arrullo que sirve de abrigo a los más necesitados.
Un inicio como «Don’t surprise me« posee impacto súbito para aquellos suficientes que apreciamos este tipo de melodías. No en vano es la que ha servido de promoción previa por parte del siempre recomendable sello «You are the cosmos«.


De los temas que lo integran son hondas, sensibles e intensas «Maybe tomorrow«, «Don’t fall away«, «Change your mind« o «Fire at the end of the line«. Por supuesto tanto o más apasionada que las anteriores son dos baladas acústicas como «Life« y «Hope» o una pletórica guitarrera como la que da título al álbum.
Pero si tengo que destacar algún tema me quedo con la bellísima «Gone« con esos fabulosos adornos de saxofón o esa barbaridad acústica repleta de melancolía que es «Seventeen«. Sí, sin lugar a dudas la vida tiene mejor sentido a partir de estas humildes composiciones, y mucho más a través de sucesivas escuchas.



2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

Ryan Adams – «Heartbreaker» (2000)

Si algo no me gusta en algunas reseñas musicales es la afirmación rotunda de algunos periodistas cuando sueltan a la ligera frases del tipo 'Es ..

John Hiatt – Terms of my surrender (2014)

Me declaro culpable de todos los cargos. Podría declarar enajenación mental transitoria debido a un trauma del pasado pero no lo haré porque merezco lo ..

The Dream Syndicate – These times (2019)

...dista del fabuloso regreso en el 2017 con "How did i find myself here?" pero estamos ante un buen disco donde arriesgan y, como es habitual, Don ..

Forty Elephant Gang – Next Time Round (2021)

Forty Elephant Gang firman un disco debut para no perderse. Clasicismo folk de altura que toma mucho brittish y algo de americana…. para dejarnos encantados ..