jack-white-fear-of-the-dawn-2022

Críticas Discos

Jack White, el geniecillo de Detroit, vuelve a deleitarnos con su cuarto y azulado disco. Un despelote guitarrero repleto de blues, fuzz, y voces esquizofrénicas

“Don’t you wonder sometimes.. ‘Bout sound and vision?. Blue, blue, electric blue.That’s the colour of my room. Where I will live..Blue, blue..”

Sound & Vision (1977, David Bowie)

Azul. Color primario junto al rojo y al amarillo que habitualmente se asocia a la libertad, armonía, masculinidad y modernismo. Algo de todo eso hay en la aventura en solitario del genio de Detroit, Jack White, en su excelente carrera en solitario. “Fear of the Dawn” es su nuevo disco, cuarto del póker formado por “Blunderbluss” (2012), “Lazaretto” (2014) y “Boarding House Reach” (2018), al que habrá que sumar para el repóker este mismo año “Entearing Heaven Alive”.

No vamos a descubrir al bueno de Juanito Blanco a estas alturas de la película. Es un puto genio y una figura rocanrolera en vías de extinción. Si no caímos rendidos a su proyecto junto a la Reina del Bombo (Meg White) en The White Stripes, donde otro color primario -el rojo- dominaba la escena, tendríamos que entregarnos al rock clásico zeppeliano de su superbanda The Raconteurs. Sus proyectos son todo lujo y perfección a excepción de The Dead Weather con los que no acabó de dar en clavo, otra cosa bien diferente es su carrera en solitario demostrando que el azul le sienta de maravilla.

Jack White, nos deleita con su cuarto y azulado disco. Un despelote guitarrero repleto de blues, fuzz, y voces esquizofrénicas

Puede que estemos ante uno de los mejores discos guitarreros del año, solo puede toserle hasta el momento Jon Spencer con su “Spencer Gets It Lit“, vestido de rojo para la ocasión, aunque para un servidor White le adelanta sin problemas por esa experimentación/locura sin perder comercialidad y gancho, y es que esa fórmula la domina a la perfección el bueno de Jack. Nadie le supera en eso. Gancho, estética y buenas canciones, porque sin eso nada tiene sentido.

En este nuevo artefacto encontramos todo aquello que define la música de Jack White. En cualquier momento se nos puede pasar por la cabeza que esa u otra canción podría estar en cualquiera de sus discos de sus variados proyectos. Música reconocible pero a la vez experimentando bastante y haciendo más de una travesura, y acercándose en ocasiones al Josh Homme más digerible. Puede que a algunos lo que entrega White les parezca excesivo pero yo creo que se contiene bastante a pesar de no tener a una figura como su amigo Brendan Benson a su lado.

Jack White, nos deleita con su cuarto y azulado disco. Un despelote guitarrero repleto de blues, fuzz, y voces esquizofrénicas

La guitarra es la principal protagonista del disco en el que Jack hace todos sus truquitos (y nosotros encantados de la vida..) a partir de eso expande su universo sonoro, mezcla mil ideas propias y ajenas y sirve el cocktail bien frío. La inicial “Take me Back” así lo confirma. Un despelote guitarrero simple pero efectivo, un single brutal como los de antaño. Puro White.

Continuamos con la canción que da nombre al disco. “Fear of the Dawn” tiene esas guitarras pesadas tan de Homme y sus Queens on the Stone Age. Una puta delicia. Y qué decir de la maravilla de “White Raven”??? Tan White Stripes que encandila con un Jack desatado a nivel vocal, casi demoníaco. Claro que todo empieza a virar hacia sus “locuras” con la genial “Hi-de-Ho” junto a Q-Tip de A Tribe Called Quest donde la mezcla de estilos nos vuela el cerebelo. Favoritísma.

A partir de este momento White juega más con los estilos y se sale un poquito de lo esperado cosa que a muchos les hace torcer el morro y a mi me encanta. “Eosophobia” (que tiene un magnífico “reprise” un poquito más tarde) es excelente desde su intro lenta y misteriosa pasando por su ecuador jazzísitico y los fuegos de artificio finales. Claro que “Into the Twilight” es pelotazo absoluto mientras que “Dusk” es anecdótica, corta y atmosférica.

Otro de los aciertos del disco es “What’s the Trick?” con la guitarra como absoluta protagonista y Jack recitando/rapeando mientras el riff se te graba en el cerebelo para luego servir el genial despelote de “That was then, this is now” hermanada con el sonido “whitestripe” para calcar esos típicos finales de sus discos. Primero con un pelotazo como este que suena a por ejemplo el mítico “Girl, you have no faith in medicine” del “Elephant” y después bajar el pistón con “Morning, noon at night” y “Shedding my velvet”, ambas excepcionales y de una calidad pasmosa. Discazo sin paliativos.

Jack White – Fear of the Dawn (2022)

jack-white-fear-of-the-dawn-2022

01.- Taking Me Back/ 02.- Fear Of The Dawn/ 03.- The White Raven/ 04.- Hi-De-Ho (feat, Q-TIP)/ 05.- Eosophobia/ 06.- IntoThe Twilight/ 07.- Dusk/ 08.- What’s The Trick/ 09.- That Was Then, This Is Now/ 10.- Eosophobia (Reprise))/ 11.- Morning, Noon And Night/ 12.- Shedding My Velvet/ 13.- Songs of Love/ 14.- Sneaky Feelin’/ 15.- Shine Your Light On Me

Últimos artículos de David H. Molina 'Nikochan' (ver todos)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos que te pueden interesar

El soberbio regreso de Hotel Valmont en el 2022

Reseña y crítica del nuevo trabajo discográfico homónimo de los madrileños Hotel Valmont.

The Steepwater Band - Re-Turn of the wheel
The Steepwater Band – Re-Turn of the wheel (2022)

Reseña del disco de The Steepwater Band "Re-Turn of the wheel" publicado en 2022.

Gonzalo Portugal - On my way
Gonzalo Portugal – On my way (EP) (2022)

Reseña del disco de Gonzalo Portugal "On my way" de 2022

Jon Spencer & The HITmakers y su incendiario ‘Spencer gets it lit’ (2022)

Reseña y crítica de ‘Spencer gets it lit’, álbum publicado en 2022 por Jon Spencer & The HITmakers.